29 de enero de 2018
29.01.2018
Presentación

Nuevo AUDI A8, nuevo escaparate tecnológico

Nuevo golpe de autoridad de la firma de Ingolstadt, que marca una nueva referencia en avances, comodidad y lujo

29.01.2018 | 08:26
Nuevo AUDI A8, nuevo escaparate tecnológico

Ya se ha presentado la cuarta generación del Audi A8, uno de los automóviles más avanzados del mercado. Además de representar a una marca tan adelantada tecnológicamente como Audi, el nuevo A8 tiene varias soluciones de vanguardia, como la conducción autónoma parcial, la iluminación de la carretera por láser o un sistema eléctrico de mayor voltaje que facilita la incorporación de nuevos dispositivos.
Pero antes de meternos de lleno en los entresijos de esta maravilla de la técnica, bien merece un repaso la estupenda situación actual de la marca.

Escenario y lanzamientos 2018
Audi ha doblado sus ventas desde el año 2009 en todo el mundo, con un tercio de su producto destinado al mercado emergente chino. Nuestro país no se queda muy atrás, siendo el séptimo gracias a las 56.000 matriculaciones del ejercicio pasado. Además, el segmento de vehículos de lujo representa el 17 % del total de coches vendidos en España, una categoría que lidera nuestra marca protagonista desde hace 24 años.
Con unas previsiones de crecimiento para este año de casi un 8 %, el fabricante de Ingolstadt prepara una ofensiva de órdago en casi todos sus formatos. Su berlina coupé A7 aparecerá el mes que viene, mientras que la berlina ejecutiva A6 llegará en primavera. El formidable A8 que tratamos ya está a la venta y su variante híbrida enchufable lo hará en verano. En cuanto a deportivos, los RS4 y R8 aterrizan en breve y el TT hará su aparición en otoño, igual que el tecnológico Audi eTron quattro, que también llegará al mercado a finales de este 2018.

El Audi A8
Centrándonos en el modelo que nos ocupa, aparece al primer golpe de vista el nuevo diseño que marcará el estilo de futuras creaciones. Destacan la parrilla hexagonal de aires más modernos y una zaga suavizada donde cobra un especial protagonismo la expresiva línea de pilotos OLed que incluyen los intermitentes dinámicos. Los faros delanteros pueden incluir proyectores láser, que se combinan con diodos Led matriciales para una iluminación inteligente.

Como la carrocería es 35 milímetros más larga que la del anterior A8, hasta un total de 5,17 metros para la versión ´normal´ y 5,30 metros para la variante ´L´ , su interior aumenta la habitabilidad al tiempo que incluye nuevos elementos de dotación. El puesto de mandos es muy futurista y limpio gracias al uso de tres grandes pantallas que concentran toda la información y ajustes del vehículo. Una de ellas es para el tablero de instrumentos, algo que ya habíamos visto en otros modelos del fabricante; otra situada en la posición clásica central, asume las funciones del equipo multimedia y de navegación; y la tercera, inmediatamente debajo de la anterior, sirve para ajustar otros parámetros como el de la calefacción. Además permite la entrada de comandos haciendo signos con los dedos.

Se han previsto varios tipos de asientos distintos y cuatro de las cinco plazas pueden ser calefactadas y contar con ventilación y masaje. La variante larga tiene la posibilidad de cambiar la fila trasera por dos plazas, con un asiento derecho especial que permite más comodidad a su ocupante. Además, detrás están disponibles más aditamentos, como mesas plegables, climatización individual y dos pantallas de 10,1 pulgadas instaladas en los respaldos de los asientos delanteros. El maletero ofrece el mismo hueco de carga en los dos formatos: 505 litros.
Mecánicas

Al inicio de la comercialización, el Audi A8 se vende con dos motores, ambos de seis cilindros y con tres litros de cubicaje. Uno de ellos es diésel (3.0 TDI) con 286 CV y el otro es de gasolina (3.0 TFSi) de 340 CV. En ambos casos el cambio es automático de ocho relaciones y se monta la tracción total quattro. Más adelante llegarán más bloques de ocho cilindros, en los dos combustibles, así como una opción híbrida enchufable de 449 CV solo para la carrocería L. Una particularidad de esta versión es que se podrá cargar por inducción (igual que los móviles) mediante una superficie especial en el suelo que venderá la marca.

Tecnología
Harían falta muchas páginas para explicar los entresijos tecnológicos del nuevo A8, aun así podemos destacar algunos. La suspensión puede ser inteligente y estar actuada por motores eléctricos que se alimentan de la red principal del coche de 48 voltios. Sustituye a la adaptativa de serie y mejora la comodidad, el comportamiento y la seguridad del vehículo, y además se puede completar con las ruedas traseras directrices. El asistente de conducción da un paso más hacia el manejo autónomo, así el conductor puede soltar el volante aunque debe estar atento a las advertencias del coche (será necesario actualizar las leyes de tráfico en países como el nuestro para que se puedan ir implantando estos dispositivos). Varios sensores de ultrasonidos, combinados con cámaras, escáneres láser y radares logran que el coche siga la trayectoria y mantenga la velocidad con un altísimo nivel de seguridad. También es llamativa su oferta de elementos de iluminación, pues puede contar con Led para todas las funciones, Led matriciales más efectivos y proyectores láser de hasta 750 metros de alumbrado. Detrás, debido al uso de tecnología OLed, la señalización es muy vistosa, reconocible y futurista.

Precios
El nuevo Audi A8 se vende, como ya hemos dicho en dos mecánicas, con un precio para el A8 3.0 TDi de 286 CV de 97.460 euros (100.360 euros la carrocería L); el 3.0 TFSi de 340 CV cuesta 104.560 euros (107.580 euros el L).

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Suscriptor

 

¡Suscríbete a MOTOR!

¿No quieres quedarte sin tu ejemplar? Compra la edición del día por sólo 0,99€ o edición de fin de semana (sábado y domingo, con edición impresa) por 17,95€ al mes


Enlaces recomendados: Premios Cine