25 de diciembre de 2017
25.12.2017
Presentación

Subaru, un trabajo bien hecho

La firma centenaria presenta la evolución de uno de sus modelos más exitosos, mejor en todo y manteniendo la envidiable configuración mecánica de la marca: motor Boxer, tracción 4x4 inteligente y reparto de pesos ideal

25.12.2017 | 16:49
Pocos modelos hay que tengan un comportamiento tan válido en carretera y fuera de ella: el Subaru XV 2018 sorprende por su capacidad en tierra y aplomo en asfalto.

Cuando pensábamos que pocos vehículos nos iban a sorprender dentro del ya masificado segmento ´SUV´, aparece Subaru con la segunda entrega de su XV y nos deja boquiabiertos. El nuevo modelo de la firma nipona, que este año cumple un siglo (desde que se creó la empresa que dio origen a Subaru), además de mejorar en todo, es a su vez uno de los más capaces en tierra de su clase. Hasta ahí bien, porque es una cualidad norma de la casa (es el mayor fabricante mundial en este tipo de vehículos), pero es que encima su comportamiento en asfalto, noble y aplomado, le permite ser uno de los coches más completos que hayamos probado.

Avalado por más de 700.000 unidades desde su llegada al mercado en 2011, el XV se ha convertido rápidamente en el coche más popular de Subaru en nuestro país, con unas 4.000 unidades vendidas, un 40 % del total de matriculaciones de la marca. Para la siguiente entrega se ha tenido en cuenta la opinión de 2.300 conductores del primer XV, que se decidieron por su compra por la tracción total, la fiabilidad, la garantía de su altura al suelo y la practicidad de su tamaño.

Completamente nuevo

El Subaru XV 2018 estrena en España la plataforma global que servirá de base a futuros modelos de la marca, tanto grandes como pequeños. Aporta claras ventajas en cuestiones de dinámica gracias a su mayor rigidez y le permite crecer ligeramente respecto al XV que descataloga (un total de 4,46 metros de largo, 1,80 metros de ancho y una distancia entre ejes de 2,66 metros), por lo que mejora su espacio interior, ofreciendo además un buen maletero de 385 litros, ampliables hasta los 835 litros abatiendo los asientos traseros. El puesto de mandos destaca por su ergonomía (volante más pequeño y manejable y los botones más accesibles) y también por la excelente visibilidad hacia todos los ángulos. El nuevo salpicadero presenta más calidad y la información se divide en dos pantallas, una en la parte superior con datos relativos al ordenador de viaje y otra en una posición central para el sistema multimedia, que puede ser de hasta 8 pulgadas. Por cierto que este sistema incluye una botonera más grande e intuitiva, va de serie con total conectividad con los protocolos Android Auto y Apple CarPlay y recibe órdenes por voz. Los asientos sujetan mejor la espalda el curvas y los pespuntes repartidos por el interior le dan un aspecto más ´premium´.

Acertados motores Boxer

La gama mecánica se desprende del bloque diésel para centrarse en la especialidad de la casa, los motores de gasolina (3 de cada 4 XV vendidos eran de este último combustible). Los nostálgicos del gasóleo tienen de plazo hasta el próximo verano para adquirir el Subaru XV anterior con el propulsor diésel de 147 CV, aunque la nueva gama con sus dos afinados motores de gasolina les pondrán las cosas difíciles habida cuenta de lo bien que funcionan.
Así, la gama mecánica comprende un bloque de 1,6 l. y 114 CV y otro 2,0 l. de 156 CV, ambos prácticamente de nuevo desarrollo, unidos a una transmisión automática de variador continuo Lineartronic, que simula seis marchas en el primero y siete en el segundo, con levas en el volante en éste último. Las mecánicas atmosféricas de configuración Boxer (cilindros horizontales y opuestos dos a dos) resultan altamente eficientes, consiguiendo un gasto medio homologado de 6,4 litros en el caso del 1,6 l. y de 6,9 litros en el 2,0 l.
La tracción total de la marca, unida al bajo centro de gravedad y al reparto de pesos ideal, hacen que el nuevo XV tenga un comportamiento muy noble en carretera, y eso que su altura al suelo de 22 centímetros es una de las mayores de la categoría. El selector X-Mode permite además adecuar la tracción, mediante electrónica, a diferentes tipos de firme fuera del asfalto. Incluye un control de descenso de pendientes.

Seguridad y gama de precios

De serie, todos los XV cuentan con el sistema EyeSight de Subaru, un conjunto de dispositivos que incluyen el programador de velocidad activo, la frenada automática de emergencia y el mantenimiento de carril, que se completa con el chivato de ángulos muertos, el asistente de cambio de luces entre carretera y cruce o el aviso de tráfico trasero cruzado. El nivel de dotación es tan alto que bien merece un destacado para desgranar sus elementos principales.
Los precios del nuevo XV de Subaru van desde los 21.900 euros del 1,6 l. de 114 CV y los 26.200 euros del 2,0 l de 156 CV. Un coste tan atractivo e interesante como el modelo en sí.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Suscriptor

 

¡Suscríbete a MOTOR!

¿No quieres quedarte sin tu ejemplar? Compra la edición del día por sólo 0,99€ o edición de fin de semana (sábado y domingo, con edición impresa) por 17,95€ al mes


Enlaces recomendados: Premios Cine