Prueba

Hyundai Kona 1.6 T-GDI 177 CV 4x4 dct, sofisticado y a la moda

Da de lleno en una de las categorías que más están creciendo, aportando varias cualidades diferenciadoras

21.11.2017 | 09:27
Hyundai Kona 1.6 T-GDI 177 CV 4x4 dct, sofisticado y a la moda

Una estrategia acertada, por parte de los fabricantes es, como ya hemos señalado estos últimos meses, tener presencia en el segmento de los ´SUV´ compactos o de tamaño reducido. Es una categoría al alza, que hace las delicias de un gran número de clientes que se dejan seducir por vehículos no demasiado aparatosos, más elevados que un turismo, y que no renuncian a una practicidad suficiente. Todo esto, claro está, rodeado por un envoltorio atractivo y que, en la mayoría de las ocasiones, inclina o no la balanza. El caso del Hyundai Kona es un ejemplo de lo mencionado, pues tiene todas esas cualidades y además, un catálogo mecánico con una opción más potente que la media de su clase.

Y es que, de momento, se vende en nuestro mercado con dos posibilidades de gasolina (es una categoría no demasiado ´dieselizada´), el excelente bloque de tres cilindros 1.0 T-GDI de 120 CV, ya probado en otros modelos de la marca, y nuestro protagonista de hoy, el 1.6 T-GDI de 177 CV. Más adelante la gama se completará con dos niveles diésel procedentes de un bloque de 1,6 l de cilindrada, con 115 y 136 CV. El tipo de transmisión es, para el motor de 120 CV, manual de seis relaciones y con tracción al eje delantero. En nuestro caso, con la mecánica de 177 CV, el cambio es automático de doble embrague y siete relaciones y la tracción es total (algo que tampoco es muy habitual en esta categoría).
Pero antes de hablar de la configuración mecánica, bien merece un repaso su interior.

Es llamativo que la carrocería de 4,17 metros de longitud y 1,80 metros de ancho pueda albergar un interior tan bien dispuesto. Una prueba de ello es la fila posterior, que acoge sin problemas a adultos de cualquier talla, con las esperadas limitaciones de la plaza central (la compacidad del segmento manda). Delante el espacio es tan bueno como el de un compacto (que es un segmento un poco más grande, no lo olvidemos) y los materiales empleados en los guarnecidos y el salpicadero, si bien son de tacto duro la mayoría, presentan un buen tratamiento. Puede haber detalles en otro tono para su personalización y en el centro destaca la pantalla del sistema multimedia, de 7 o de 8 pulgadas, según acabados, que además de ser táctil, ofrece una excelente resolución, incluso a pleno sol. Una ventaja de esta equipación es que cuenta con botones físicos a cada lado, lo que hace más rápido y fácil su manejo, una operativa que incluye las últimas funcionalidades en materia de conectividad con ´smartphones´. Los asientos pueden estar recubiertos de un cuero sintético, nos han parecido cómodos con el paso de los kilómetros (el motor de casi 180 CV invita a hacer viajes largos sin complejos) y el maletero de 361 litros se amplía abatiendo los respaldos de la bancada trasera en partes asimétricas.

En marcha ningún ´pero´ al conjunto motor y cambio, tanto por el refinamiento y la respuesta de trabajo del bloque de cuatro cilindros y 1,6 l. como por el control que da sobre él el cambio automático de siete marchas. Asimismo, los modos de conducción exclusivos de esta variante más potente permiten sacarle más partido: el conductor puede elegir entre un perfil deportivo, otro intermedio y un tercero ecológico. Están bien diferenciados y modifican las revoluciones a las que se cambian las marchas, la respuesta al acelerador o la electrónica de control del vehículo, entre otros parámetros. Tampoco hay que olvidar que contamos con la tracción total inteligente (el par se distribuye de la forma más acertada entre los dos ejes), por lo que las posibilidades de disfrute y el nivel de seguridad en ámbitos adversos con este Hyundai Kona son mayores. Además es posible bloquear ese reparto entre los dos ejes al 50/50, por debajo de 30 km/h, para salvar alguna zona más complicada en un momento puntual.

Para este motor están disponibles los dos acabados más altos de la gama: Tecno y Style. El primero de ellos aporta elementos como el manos libres ´bluetooth´ y reconocimiento por voz, cámara trasera de aparcamiento, cargador inalámbrico para el móvil, climatizador, ayuda al arranque en pendientes, control de velocidad con asistente de descensos, equipo multimedia con pantalla de 8 pulgadas y navegación con sonido KRELL, proyección de datos delante del parabrisas (es el primer modelo de la marca en incorporarlo), llantas de 17 pulgadas, luces de marcha diurna con Led, sensores de lluvia y luces, sistema activo de cambio involuntario de carril con detección de ángulos muertos y aviso de fatiga del conductor, entre otros. El siguiente nivel de referencia Style suma a lo anterior ópticas de Led (pilotos de la misma tecnología), llantas de 18 pulgadas, acceso y arranque sin llave, cuadro de instrumentos con pantalla de 4,2 pulgadas, asistente de luces (cambio de carretera y cruce) y servicios TomTom para el navegador, entre otros.

Los precios de la gama del Hyundai Kona empiezan en los 18.990 euros con el motor de 120 CV; con el descrito aquí de 177 CV, el coste empieza en los 28.290 euros del acabado Tecno y desde 31.790 euros del nivel Style.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Enlaces recomendados: Premios Cine