Prueba

Nissan Micra IG-T 90 CV Tekna, no tan urbano

Ha crecido y es mucho más vistoso, pero no solo eso: gana en polivalencia y dotación

26.06.2017 | 09:49
Nissan Micra IG-T 90 CV Tekna, no tan urbano

A principios de este mismo mes avanzábamos la llegada del renovado urbano de Nissan, mejorado sensiblemente en diseño, habitabilidad y con un importante salto en dotación respecto a su edición anterior. Esta semana, gracias a M. Gallego Automoción, concesionario oficial de Nissan, hemos podido probar una unidad del nuevo modelo de la marca para comprobar las muchas virtudes que nos habían anunciado.

Su única carrocería de cinco puertas mide 4 metros de longitud, esto le permite militar en un segmento superior al que estaba destinado anteriormente, plantando cara a los Seat Ibiza, Peugeot 208, Renault Clio, Ford Fiesta y compañía. Pero, al margen de su aumento de tamaño, lo que más llama la atención del nuevo Micra es su diseño. Al primer golpe de vista, se nota que el pequeño de Nissan tiene un planteamiento más ambicioso, en el que ha ganado practicidad por un interior más desahogado y un catálogo de dotación mucho más rico.

En cuanto al primer aspecto, la quinta generación del Micra presenta un interior muy práctico, con muchos huecos para dejar objetos y espacio para viajar con mucha comodidad. La bancada trasera puede albergar ocasionalmente a tres adultos, con las lógicas limitaciones del segmento en el que nos movemos. El maletero carga hasta 300 litros, un volumen bueno que se puede ampliar abatiendo los respaldos traseros en partes asimétricas, para rondar los 1.000 litros. Los materiales del interior tienen buen aspecto, especialmente los que están más a la vista y nos ha gustado la disposición de los mandos, intuitiva y cómoda de manejo. La instrumentación recuerda a la de otros modelos más grandes de la marca, y es muy clara y completa gracias a una pantalla informativa.

El Nissan Micra 2017 está disponible en nuestro mercado con dos motores de gasolina y uno diésel. Los dos primeros son un 1,0 l. y un 0,9 l. (este último con turbo), rinden potencias de 70 y 90 CV, respectivamente y son tricilíndricos; el diésel es el archiconocido 1,5 dCi de cuatro cilindros que anima a muchos modelos de Nissan y Renault (y otras marcas) y rinde 90 CV. En todos los casos el cambio es manual de cinco relaciones. Nosotros hemos tenido la oportunidad de probar un Micra con la opción más potente de gasolina, un mecánica muy gratificante que responde bien y le otorga agilidad gracias a la ayuda del turbo. Mejor a medio régimen que a pocas vueltas (una respuesta que, una vez acostumbrados no supone ningún problema), el Micra nos ha parecido muy agradable de uso y por comodidad y comportamiento es posible realizar viajes con él sin ningún problema. En materia de gasto homologa 4,4 litros (nos aumentó un poco más de un litro en nuestras pruebas), un valor bueno.

Para esta mecánica se puede adquirir con los equipamientos Visia+, Acenta, N-Connecta, Tekna y Bose Limited Edition. De serie y desde el acceso, el Micra cuenta con seis airbags, control de presión de neumáticos, sensor de luces, limitador de velocidad, sistema anticolisión frontal inteligente con el asistente Chassis Control (mejora la trazada y las oscilaciones de la carrocería) , aire acondicionado y asistente de arranque en pendientes. El siguiente nivel Acenta añade programador de velocidad, sistema multimedia con pantalla de 7 pulgadas de amplia conectividad con teléfonos inteligentes, pantalla de 5 pulgadas en el cuadro de mandos, asientos delanteros con detector de fatiga, llantas de 16 pulgadas y alerón trasero. El nivel N-Connecta suma a lo anterior el sensor de lluvia, navegación con posibilidades de programación de rutas en casa y muchas más funcionalidades, llave inteligente, climatizador y volante de piel. El acabado Tekna (fue el que vestía a nuestra unidad de prueba) completa el listado con el Pack de Seguridad Plus (detección de peatones, anticolisión frontal, cambio de luces en carretera, alerta de salida de carril y reconocimiento de señales), cámaras que forman una imagen de 360º para maniobras, sistema de audio Bose, y llantas de 17 pulgadas. Por último, la nueva versión especial Bose Limited Edition permite personalizar la carrocería y el interior con detalles anaranjados para crear un aspecto más deportivo, monta ópticas de Led para todas las funciones y cristales traseros oscurecidos, entre otros.

Los precios del Micra con este motor de gasolina de 90 CV parten desde los 16.150 euros, aunque los clientes se pueden beneficiar de una campaña que lo deja en 13.350 euros si se financia entregando además otro vehículo (se incluyen tres años de mantenimiento gratuito).

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Enlaces recomendados: Premios Cine