Avance

Mazda CX-5, más sofisticado y atractivo

La marca japonesa lanza una nueva generación de su todocamino con una dotación puesta al día y un diseño más atrayente

10.07.2017 | 19:08
Mazda CX-5, más sofisticado y atractivo

El ´SUV´ medio de Mazda llegó al mercado en 2012 estrenando el código de diseño ´KODO´ y la tecnología SKYACTIV. Desde entonces, su buena acogida le ha hecho acaparar un 25 % de las ventas anuales de la marca, con más de 1,5 millones de unidades matriculadas en 120 países.

El reto de la siguiente entrega es superar esas cifras y para ello la marca lo ha mejorado en todos los aspectos, tanto de diseño como en tecnología a bordo. Por fuera apenas cambia su tamaño (4,55 metros de largo), pero parece más estilizado y moderno. Dentro el salpicadero es más atractivo, con una consola central completamente diferente. La sensación general es de más calidad y además se ha mejorado la ergonomía con una posición más elevada de la palanca de cambios. El espacio para sus ocupantes es amplio y el maletero es de 477 litros, un poco más que el anterior modelo.

El sistema multimedia ha sido revisado. Aparece con una pantalla de 7 pulgadas de serie y presenta más posibilidades de conectividad y nuevos gráficos.

La familia de motores disponible para el nuevo CX-5 consiste, en cuanto a versiones de gasolina, en un bloque de dos litros con 165 CV (cambio manual), 160 CV (cambio automático) y un 2,5 l. con 194 CV. Éste último tiene tracción total, que es opcional para el de 160 CV. En diésel está el bloque de 2,2 l. con 150 y 175 CV, con cambios manuales y automáticos (en todos los casos de seis relaciones).

Algunos elementos que vamos a encontrar desde el acabado más bajo (hay tres: ´Origin´, ´Evolution´ y ´Zenith´) son el climatizador doble, los sensores de lluvia y luces, las llantas de 17 pulgadas o las ópticas de Led. En cuanto a los sistemas de seguridad, el CX-5 puede reconocer las señales de tráfico (la proyecta en el parabrisas o en una lámina transparente delante de éste); advierte de objetos en los ángulos muertos y de la salida involuntaria de carril (modifica la dirección en ese caso); frena el coche ante una colisión inminente y su programador de velocidad es adaptativo (puede parar y reanudar la marcha dependiendo del vehículo precedente).

Los precios arrancan en los 26.600 euros del gasolina de 165 CV manual; en diésel los precios van desde los 28.850 euros del 150 CV.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Enlaces recomendados: Premios Cine