Prueba

Toyota RAV4 hybrid AWD, ahora también híbrido

El primer híbrido 4x4 que la firma japonesa comercializa en Europa, cuenta con 197 CV y un consumo desde 4,9 litros

17.05.2016 | 16:14
El nuevo Toyota RAV4 con propulsión híbrida es todo un compendio de tecnología destinado al ahorro y a la eficiencia, además tiene un equipamiento muy completo

El Toyota RAV4 inauguró el segmento C-SUV allá por 1994. Desde entonces muchos fabricantes han ido aterrizando en esta pujante categoría, que actualmente supone casi un 10 % de las ventas. Nuestro protagonista cuenta con cuatro generaciones a sus espaldas, con un total de 6,5 millones de matriculaciones a nivel global, 20.000 de ellas en España. Para no perder ese buen ritmo y coincidiendo con la actualización que ha recibido sobre el modelo presentado en 2013, en el que encontramos un frontal más perfilado y vanguardista, las luces de Led diurnas, un interior de mejor calidad y una importante reducción de ruido y vibraciones, la marca saca a la venta la interesante versión híbrida con precios que parten desde los 29.890 euros.

Disponible con tracción a las ruedas delanteras o a las cuatro, su cadena cinemática mixta consiste en un motor de gasolina de 2,5 litros de cilindrada que rinde 152 CV, más otro eléctrico en el eje delantero de 143 CV. En versiones con tracción total se monta un segundo eléctrico en el eje trasero de 68 CV, así se dispone de par en las cuatro ruedas sin los inconvenientes y el peso de un diferencial central. En ambos casos (4x2 y 4x4), la potencia conjunta es de 197 CV, una cifra más que respetable y que permite al RAV4 hybrid acelerar hasta los 100 km/h desde parado en 8,3 segundos y alcanzar una punta de velocidad de 180 km/h. Nosotros contamos para esta ocasión con una unidad dotada del sistema de tracción total, cuyo comportamiento analizamos aparte.

El habitáculo es espacioso, gracias a los 4,60 metros de longitud de la carrocería y el maletero tiene una capacidad de 501 litros. En cuanto a los materiales empleados, éstos presentan buen aspecto y transmiten una sensación de solidez. Mención especial merece el nuevo sistema multimedia, que va asociado a una pantalla a color de 7 pulgadas en la zona alta del salpicadero. Además de mostrar la información del sistema de propulsión híbrido, radio o datos de viaje, puede sumar un conjunto de cámaras de visión periférica como asistentes al aparcamiento, conectividad extendida para conocer el estado del tráfico o búsqueda de lugares en la navegación, además de las órdenes por voz y el manos libres por ´Bluetooth´. También dispone de otra pantalla a color en el tablero de instrumentos que amplía la información de marcha para el conductor.

En la dotación de equipamiento destaca el ´Toyota Safety Sense´, que agrupa un conjunto de dispositivos de seguridad activa, como el sistema de frenada de emergencia con detección de peatones (puede detener el coche si el conductor, después de avisos acústicos, no actúa), el control de velocidad adaptativo, el reconocimiento de señales de tráfico, el cambio de luces de cruce y carretera automático, el avisador por cambio involuntario de carril y los sensores de aparcamiento delanteros y traseros.

Los precios del Toyota RAV4 hybrid van desde los 29.890 euros de la versión de ataque 4x2, hasta los 39.590 euros de la variante con tracción total más equipada.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Enlaces recomendados: Premios Cine