Presentación

Nuevo Volkswagen Tiguan, el más equilibrado de su clase

Estructurado sobre la plataforma del último Golf, se coloca como el nuevo referente del segmento más de moda

17.05.2016 | 15:52
El listado de tecnología a bordo del nuevo Tiguan es importante, además su apariencia se puede configurar con un aspecto más campero o bien otro de corte más deportivo -R-Line-

Ya está disponible el nuevo Tiguan, el ´SUV´ de tamaño medio -4,49 metros- del fabricante alemán, en el que se ha puesto el acento en la dinámica, la habitabilidad y sobre todo en el refinamiento de conducción.

Disponible de momento con una mecánica de gasolina de 2,0 l. y 180 CV y otra diésel 2,0 l. con 150 CV, en breve la gama se completará con otros tres diésel de 115, 190 y 240 CV y dos de gasolina con 125 y 150 CV. A partir de 180 CV, las cajas de cambios son automáticas de doble embrague (las versiones menos potentes montan una manual de seis relaciones y pueden ofrecer la automática en opción), igual que la tracción total, que va de serie en casi toda la familia.

Como ha crecido en todas las cotas, especialmente en la distancia entre ejes, el habitáculo tiene ahora más espacio. Las plazas traseras pueden alojar a tres personas de complexión normal y su hueco para las piernas es grande. Al hilo de esto, como la bancada trasera se desplaza 18 centímetros para priorizar la habitabilidad en esa parte del coche o para ganar carga, el volumen del maletero varía entre los 505 y los 615 litros de capacidad.

En esta nueva entrega se ha prestado también atención a las posibilidades por campo. Así, el sistema ´4MOTION´ ofrece cuatro modos de conducción específicos para distintos tipos de firme -nieve, pistas de tierra...-. Esto se une a la tracción total inteligente, que reparte el par de forma conveniente entre los dos ejes, y a una altura libre al suelo de 18 centímetros, para permitir a sus ocupantes disfrutar también fuera del asfalto. También está disponible otro paragolpes especial para ´off-road´ con el que es posible atacar obstáculos rozando menos la delantera.

Aparte de los modos de campo, el nuevo Tiguan también tiene un selector que modifica varios parámetros a la hora de conducirlo, al igual que en más modelos de la marca. Mediante otro selector en el salpicadero podremos cambiar entre perfiles más deportivos hasta otros más ahorrativos, que modifican la respuesta del acelerador, tacto de la dirección, transiciones del cambio automático o la dureza de la suspensión variable opcional.

Hay muchos elementos en la carta de dotación, tanto en materia de seguridad -el asistente de trayectoria de carril con aviso de salida involuntaria, el detector de cansancio, la frenada de emergencia en ciudad sensible a peatones, el chivato de ángulos muertos o el programador de velocidad adaptativo- como en información y multimedia -una gran pantalla de 12,3 pulgadas que hace las funciones de tablero de instrumentos, datos de viaje proyectados delante del parabrisas, la carga inalábrica de teléfonos inteligentes, la conectividad mejorada con el sistema de entretenimiento con pantalla de 8 pulgadas y navegación, el climatizador de hasta tres zonas o las ópticas de Led para todas las funciones con función de alumbrado dinámico-. Se puede adquirir también un enorme techo solar o la apertura eléctrica del portón trasero deslizando un pie por debajo.

El Volkswagen Tiguan llegó al mercado en 2007 y desde entonces se han vendido 2,8 millones de unidades. Con la aparición de la segunda generación, la marca inicia una ofensiva en la que propondrá un ´SUV´ en cada segmento relevante. El precio de la versión 2.0 TDI de 150 CV con tracción sencilla 4x2 y cambio manual es de 29.560 euros; el mismo motor pero con tracción total cuesta desde 36.650 euros y el gasolina de 180 CV vale desde 42.200 euros.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Enlaces recomendados: Premios Cine