Prueba

Jeep Cherokee 2.2 Multijet 200 CV 4x4 aut, potencia polivalente

Rutero muy cómodo y capaz fuera del asfalto, así se defiende el 4x4 medio con el motor diésel de 200 CV

09.05.2016 | 18:04
La imagen de Jeep, con la famosa parrilla reinterpretada para adaptarse a los tiempos, da como resultado una imagen poderosa y sofisticada; con 200 CV se mueve muy bien y tiene más opciones de dotación

Con una longitud de 4,62 metros, el Cherokee presume de un interior bastante desahogado, incluso detrás, que es donde muchos de su especie flaquean en favor de un maletero más grande. Además, los asientos traseros se pueden desplazar en sentido longitudinal, con lo que se consigue mayor lugar para las piernas de los pasajeros de esa parte del coche a costa de dejar el maletero en algo más de 400 litros de capacidad; o por el contrario llegar hasta los 500 litros de carga adelantando dicha fila. Si hace falta más hueco, los respaldos se abaten en partes asimétricas, consiguiendo un total de 1.260 litros. No están disponibles las siete plazas para este modelo. Delante, el puesto de conducción es cómodo, los revestimientos son agradables y el diseño habla de un vehículo sólido y bien construido. Viene de serie con una pantalla táctil presidiendo el salpicadero de 8 pulgadas que gobierna el sistema multimedia y de navegación ´Uconnect´. Este equipo permite mucha flexibilidad en las conexiones (USB, Aux, tarjeta SD y Bluetooth) y se complementa con las órdenes por voz, algo muy útil para evitar despistes cuando se conduce. En el tablero de instrumentos también hay otra pantalla de 3,5 pulgadas que muestra más información acerca de los distintos parámetros del ordenador de viaje.

La gama Cherokee la componen tres mecánicas diésel, una de dos litros con 140 CV y dos procedentes de un bloque de 2,2 litros con potencias de 185 y 200 CV; y una de gasolina de 3,2 litros V6 de 272 CV. Los cambios asociados son automáticos de nueve relaciones en todos los casos excepto en el diésel de 140 CV. Nosotros probamos esta semana el Cherokee más potente de gasóleo con 200 CV, muy polivalente sin que por ello consuma demasiado combustible.

El Jeep Cherokee 2.2 Multijet II de 200 CV es un vehículo silencioso que tiene un rodar muy refinado, pues apenas se sienten vibraciones a los mandos, incluso en frío. En carretera va como un buen monovolumen, destacando por el espacio interior que ya hemos mencionado y una suspensión que filtra muy bien las roturas del asfalto. En tramos de curvas no acusa demasiado los movimientos de la carrocería y su comportamiento es bastante noble, y eso que pesa casi 2.000 kg y sus inercias se notan. Aun así es un todocamino bastante rápido y el cambio automático de nueve marchas sabe sacar lo mejor del propulsor. Los 200 CV que anuncia van sobrados para cualquier conducción y muestran una zona media en la que la respuesta es decidida y poderosa. En materia de consumo, el bloque 2.2 de gasóleo también está a la altura, pues homologa una media de 5,7 litros por cada 100 km. En nuestras pruebas el ordenador de viaje nos llegó a subir algo más, pero siempre mantuvo unas cifras a destacar para su tamaño y peso. Ésta versión monta el sistema de tracción total ´Active Drive I´ en la que un calculador reparte el par entre los dos ejes dependiendo de las condiciones de adherencia y conducción. El mando ´Selec-Terrain´ va de serie y permite elegir entre programas específicos de nieve, barro y deportivo (o bien el modo automático para que el coche decida). También se puede optar por el otro sistema ´Active Drive II´ que incluye reductora para un uso más extremo en campo.

Para el caso que nos ocupa, la versión de 200 CV, el Cherokee está disponible desde el acabado especial ´Night Eagle´ (47.450 euros) con cuero, sistema de entretenimiento ´Uconnect´ con pantalla de 8,4 pulgadas, climatizador doble, portón trasero eléctrico, sensores de lluvia y luces, asistente al arranque en cuesta y programador de velocidad, entre otros. El nivel ´Limited´ (49.800 euros) incluye un sistema de sonido mejorado con amplificador y nueve altavoces, cargador de móviles inalámbrico, pantalla en el cuadro de instrumentos de 7 pulgadas, faros bixenon adaptativos y control de descenso de pendientes. Además de estos acabados hay dos más disponibles, el ´75 Aniversario´ (54.800 euros) y el ´Overland´ (54.400 euros), en los que aparecen elementos como los ajustes eléctricos para los asientos delanteros, el acceso y arranque sin llave, el techo solar panorámico o los paquetes de aditamentos específicos para estas versiones.

En materia de seguridad, el Jeep Cherokee puede incluir varios sistemas de ayuda a la conducción, como el avisador de ángulo muerto, el detector de cambio involuntario de carril, un sistema que prepara los frenos ante una colisión inminente o el programador de velocidad con radar.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Enlaces recomendados: Premios Cine