Contacto

Lexus RC 300h: espectacular y tecnológico

Tan bonito como avanzado, el coupé híbrido de la marca japonesa es una alternativa más ´limpia´ que no renuncia a las sensaciones deportivas

05.04.2016 | 10:12
Derivado de la berlina IS 300h, el nuevo coupé RC 300h muestra el encanto de una obra de arte: superficies curvas que se unen a líneas angulosas, cintura alta y una zaga impactante destacan de su diseño

El Lexus RC 300h es un coupé muy cuidado que, si ya resulta llamativo en las fotos, en directo es todavía más espectacular. Su diseño minucioso es un derroche de estilo y llama la atención desde todos los ángulos: líneas afiladas con paneles curvos, pasos de rueda ensanchados y una zaga impactante con doble salida de escape, son sólo algunos de sus atrayentes rasgos.

Su carrocería de coupé de 4,70 metros de largo, está animada en nuestro mercado por una mecánica tope de gama de 477 CV (RC F) y otra mixta que es la que nos ocupa hoy. Es el mismo sistema híbrido que Lexus ya utiliza en los IS 300h y GS 300h, cuya combinación de motor térmico de gasolina de 2,5 litros de cilindrada de 181 CV más el eléctrico de 143 CV, da una potencia conjunta de 223 CV (en los híbridos la potencia total no es la suma directa de sus mecánicas). La caja de cambios es automática, del tipo CVT con posibilidad de manejo secuencial de las seis velocidades prefijadas mediante las levas del volante. La eficiencia mecánica del conjunto se confirma por el gasto medio de gasolina (homologado) por debajo de 5 litros y las prestaciones no están mal para este tipo de tecnología: baja de los 9 segundos en el ´cero a cien´ y su velocidad punta está limitada a 190 km/h.

Al volante la propulsión trasera enfatiza su sensación deportiva, que puede modularse entre los modos de conducción Eco, Normal, Snow y Sport. Arranca mediante un botón en modo eléctrico, sin ningún ruido, y un calculador coordina los dos motores dependiendo de la respuesta solicitada y el estado de los acumuladores. Al principio puede parecer un poco remolón al iniciar la marcha, son un total de 1.800 kg por el sistema híbrido, baterías y demás elementos, pero gana pronto velocidad y en carretera abierta es divertido y ágil. Además, la buena aerodinámica ayuda al ahorro y minimiza los ruidos en marcha, igual que el excelente trabajo de aislamiento, que hace que las vibraciones del motor de gasolina apenas se escuchen. Al límite pisa muy bien, y aunque se muestra más cómodo en una carretera abierta, el tramos sinuosos nos deja muy buen sabor de boca. Para quien desee conducir más por estos escenarios, el paquete F SPORT redondea las sensaciones propuestas al contar con la suspensión adaptativa variable, llantas de 19 pulgadas, dos modos deportivos de conducción adicionales, un sistema que acentúa el sonido del motor y varios detalles del interior y el exterior diferenciados.

Entre los elementos de dotación del RC 300h destacan la conexión automática de luces de carretera, el avisador de cambio involuntario de carril, el monitor de ángulo muerto y el sistema de aviso por tráfico trasero cruzado. Ahondan en la seguridad los ocho airbags de serie y el capó activo que minimiza los daños a peatones en caso de atropello.

Disponible con tres acabados, Executive (45.900 euros), F SPORT (53.100 euros) y Luxury (58.200 euros), el RC 300h monta de serie llantas de 18 pulgadas, cuero en asientos (que tienen regulaciones eléctricas), pantalla de 7 pulgadas en el salpicadero con cámara trasera, climatizador doble y faros de Led. El siguiente nivel, F SPORT añade a lo mencionado antes el techo solar, las llantas de 19 pulgadas, faros de Led más completos y asientos deportivos, entre otros. Por último, el acabado de referencia Luxury, remata la gama con el equipo de sonido Mark Levinson de 17 altavoces, sensores de aparcamiento, navegación Premium, sistema de aviso de colisiones Pre-Crash y programador de velocidad adaptativo.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Enlaces recomendados: Premios Cine