Prueba

Renault Trafic Combi 1.6 dci 115 CV, oficina móvil y polivalente

Actualizada completamente hace menos de dos años, la nueva entrega destaca por sus posibilidades

14.03.2016 | 19:39
Con las combinaciones de los dos largos, las alturas y las cabinas, la Renault Trafic permite hasta 270 variantes

Líder en Europa en vehículos comerciales, el Renault Trafic, renovado en 2014 con cambios en la gama mecánica, diseño y capacidades, viene dispuesto a seguir capitaneando su segmento. Ahora, las mejoras de la tercera generación le hacen ganar más posibilidades de carga (hasta 4,15 metros) gracias a su mayor longitud, dentro se rediseña el salpicadero, con más ayudas a la conectividad de dispositivos e incorpora la más moderna oferta mecánica de la firma con los propulsores de 1,6 litros y cuatro cilindros, de potencias de 90,115,120 y 140 CV. Estos dos últimos montan tecnología de doble turbo para conseguir mejores prestaciones conteniendo el gasto. Además de eso, el cliente puede elegir entre entre dos alturas, dos largos de carrocería y versiones furgón, furgón de doble cabina, piso cabina o transporte de personas (hasta 9 plazas). Nosotros hemos contado para esta ocasión, con una unidad dotada con el motor de 115 CV en la carrocería furgón de cabina sencilla (tres ocupantes, separados de la carga por una mampara) y un enorme espacio de transporte, y eso que su largo era la opción más corta (mide 5 metros), que amablemente nos prestó para la ocasión Herrero y López, concesionario oficial de la marca para Murcia y provincia.

El nuevo Trafic tiene una conducción más de monovolumen que de vehículo comercial. El formato de cinco metros de longitud resulta un excelente compromiso entre capacidad de carga y maniobrabilidad en ciudad, esto último es fruto también de una dirección con una desmultiplicación adecuada que además es suave de manejo. En carretera, el motor propuesto de 115 CV es solvente, ofrece una reserva de potencia suficiente, incluso al ir cargados (como pudimos comprobar) y cuenta como aliada para el ahorro de combustible a la caja de cambios manual de seis relaciones cuyo grupo final es largo para que el motor trabaje a un régimen bajo. Esto se traduce en un consumo homologado que ronda los 6,5 litros por cada 100 km.

Otro aspecto importante para este tipo de vehículo es la capacidad. En ese sentido, nuestra Trafic aprueba con nota gracias a los 3,75 metros de longitud del vano trasero (versión L1; 4,15 metros en la versión L2), bien aprovechables por su interior de forma cúbica, cuyo volumen en este caso es de 5,2 m3. Naturalmente, dentro cuenta con numerosas soluciones para la estiba de los objetos a transportar.

En cuanto al equipamiento, el Renault Trafic cuenta de serie con elementos como el control de estabilidad con funciones de ayuda al arranque en pendientes, circulación en condiciones difíciles y anti-balanceo de remolques, aire acondicionado, equipo de audio con manos libres, ordenador de viaje y programador de velocidad con limitador, entre otros.

Los precios de partida de la gama Trafic Furgón arrancan en los 14.100 euros incluyendo los descuentos y ayudas para autónomos.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Enlaces recomendados: Premios Cine