Prueba

Renault Twingo SCe 70, el urbano alegre

Probamos la tercera entrega del urbanita francés, que con el motor básico es solvente y ahorrativo

21.02.2016 | 13:48
Imagen fresca y juvenil en una carrocería personalizable y práctica; de serie ya va bien equipado y con el nivel ´Zen´ se completa con elementos de segmentos más altos

La hoja de servicios del modelo más urbano de Renault habla por sí misma: más de 20 años de vida y 3 millones de unidades vendidas, 70.000 de ellas en España. A finales de 2014 llegó esta tercera generación, renovada completamente incluso desde la concepción de su bastidor que, fruto de la colaboración entre la marca francesa y Mercedes-Benz para el desarrollo conjunto de los nuevos Smart, monta el motor en el vano trasero dando propulsión a ese eje. Esta configuración le da unas reacciones divertidas y ágiles para movernos por el tráfico ciudadano, al tiempo que reduce su diámetro de giro a 8,6 metros.

Hay dos motores de gasolina disponibles para el Twingo, un 1,0 l. atmosférico de 70 CV y un 0,9 l. con turbo que rinde 90 CV. Las cajas de cambios son manuales de cinco relaciones para los dos casos y en opción hay una automática EDC de doble embrague con seis marchas para el más potente. Para esta ocasión hemos tenido la oportunidad de probar un Twingo con el motor de 70 CV, más indicado para la ciudad que su hermano de 90 CV de enfoque más polivalente, aunque a nuestro protagonista tampoco le importa salir a la carretera.

El Renault Twingo mide 3,60 metros de longitud, pero su habitáculo no es angosto. La postura de conducción es elevada, algo que favorece la visibilidad, y el salpicadero, de diseño actual y alegre, muestra lo necesario con un tablero de instrumentos presidido por una pantalla y un velocímetro. En el centro del salpicadero puede haber otra pantalla (dependiendo del equipamiento), de siete pulgadas, que forma parte del sistema R-Link (que incluye cámara trasera de aparcamiento). Si no está este sistema, de serie se monta la conectividad para smartphones con un soporte para su uso. Con esto, mediante una aplicación específica se dispone de navegación, datos del viaje y música por internet.

Hay más elementos de dotación, distribuidos en las dos líneas de equipamiento que se han previsto: Intens y Zen. Desde el escalón de acceso, el Twingo monta aire acondicionado, dirección asistida, elevalunas eléctricos en las puertas delanteras, equipo de audio con manos libres integrado y mandos en el volante, y la bancada trasera abatible por partes. El segundo acabado es más completo y añade el programador de velocidad con limitador, la alerta por cambio involuntario de carril y la posibilidad de acceder al ´Paquete Tecno´ (unos 1.000 euros), que incluye el sistema multimedia R-Link mencionado, con ayuda al aparcamiento trasero y navegación TomTom.

En marcha, el motor que anima al Renault Twingo SCe 70 basta para el típico uso por la ciudad. La fácil accesibilidad, su tamaño contenido y un maletero que, pese a sus 174 litros de capacidad, resulta muy aprovechable y práctico, hacen de este vehículo una opción muy recomendable para este ámbito. Si por el contrario vamos a pisar con frecuencia autovías para trayectos interurbanos y con carga, nos decantaríamos por la versión de 90 CV por su respuesta más decidida. Aun así, eso no quita para que el Twingo de 70 CV salga a la carretera con garantías. En ese caso, sorprende por un aplomo que no esperábamos, y en carreteras de curvas apoya bien, ayudado por una dirección que nos ha gustado por su precisión. A esto ayuda el reparto de pesos que confiere la disposición de los elementos mecánicos: un 45 % al eje delantero y un 55 % al trasero. En cuestiones de consumo, nuestro modelo a tratar cumple por los 4,2 litros de gasolina de media, y eso que las relaciones del cambio son algo cortas para aprovechar mejor el empuje de la mecánica (el Twingo TCe 90 CV homologa una décima más: 4,3 litros). A esto, al gasto, ayuda el sistema de arranque y parada, que es de serie.

El Renault Twingo Sce 70 es diferente, divertido y pisa la ciudad con solvencia. Por su agilidad y capacidad de maniobra es una excelente elección que ya basta con su motor de 70 CV si no vamos a hacer muchos viajes. Su precio parte desde los 11.725 euros contando los descuentos promocionales. La otra variante de 90 CV cuesta desde 13.525 euros y si la unimos a la caja automática EDC el precio parte desde los 14.825 euros.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Enlaces recomendados: Premios Cine