Presentación

Hyundai i20 Active, nuevos territorios

Acertada interpretación del utilitario coreano, que se suma al exitoso segmento de los ´SUV´ compactos

08.02.2016 | 16:21
Más vistoso y equipado que el i20 de base, el nuevo i20 Active despliega un atractivo que atraerá muchas miradas; con los 2 cm. extra de altura suma posibilidades para ir por una pista no muy complicada

La moda de los pequeños ´SUV´ está en alza, por eso los fabricantes se esfuerzan por adaptar a este formato sus gamas de utilitarios. Nuestro protagonista de hoy, el Hyundai i20 Active parte de la base del modelo i20 de cinco puertas, un vehículo muy interesante que destaca en su segmento por calidad, mecánicas frugales y dotación.

El nuevo Hyundai i20 Active da una vuelta de tuerca más al modelo que le sirve de base para mostrar una apariencia campera, que francamente le sienta muy bien, y además sube 2 cm. más la altura de la carrocería respecto al primero. En el aspecto estético saltan a la vista los paragolpes, las molduras de plástico en la zona inferior de las puertas y pasos de rueda, las llantas de nuevo cuño, las barras del techo y el deflector de aire trasero. Dentro, algunos embellecedores pueden ser de otro color, además de poder contar con más dotación. Así los 1.800 euros de sobreprecio respecto a un i20 ´normal´ con el acabado equivalente están bien justificados al tener en cuenta todos los elementos extra.
Su tamaño de 4,06 metros de longitud le inscriben de lleno en un segmento en el que militan los Citroën C4 Cactus, Renault Captur u Opel Mokka, entre otros. Un práctico formato por su compromiso entre la comodidad en carretera y manejabilidad en ciudad. Además, el i20 Active, por su altura libre al suelo, puede circular por alguna pista fuera de la carretera que no esté muy estropeada, aunque hay que tener en cuenta que su tracción delantera y sus ruedas de asfalto le alejan de ámbitos agrestes. El interior, salvo los pequeños detalles diferenciadores comentados, se beneficia de las buenas cotas de habitabilidad del modelo estándar, con un puesto de conducción bien planteado en cuanto a mandos e información y unos materiales de buen tacto. El maletero tampoco está nada mal con sus 326 litros de carga.

La gama del nuevo Hyundai i20 Active queda formada por un propulsor diésel de 90 CV (1.4 CRDI) y dos de gasolina de 100 y 120 CV (1.0T-GDI), estos dos últimos extraídos de un bloque de un litro de cubicaje con tres cilindros y turbocompresor (el de gasóleo tiene cuatro cilindros). Las cajas de cambios son manuales de seis marchas para el diésel y el gasolina más potente y para el de 100 CV es de cinco relaciones.

Existen tres acabados para el i20 Active: Klass, Tecno y Style. De serie y desde el acabado de acceso Klass, el i20 Active incluye llantas de 16 pulgadas, manos libres con órdenes por voz, programador de velocidad, equipo de audio, aire acondicionado, sensor de aparcamiento trasero, testigo de presión de ruedas, luces de marcha diurna de Led y ordenador de viaje, entre otros. El siguiente nivel añade llantas de 17 pulgadas, climatizador, alerta por cambio involuntario de carril y sensores de lluvia y luces. Por último, el acabado Style suma a todo lo anterior el acceso y arranque sin llave, sensores de aparcamiento delanteros y cámara de visión trasera, navegación con pantalla táctil, cristales tintados, pilotos de Led y tablero de instrumentos con pantalla multifunción.

Con los descuentos de lanzamiento y el Plan PIVE, los precios de la gama en gasolina oscilan entre los 13.650 euros (100 CV) y los 17.300 euros (120 CV). En gasóleo, los precios están entre los 13.915 y los 16.965 euros.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Enlaces recomendados: Premios Cine