AVANCE

Nuevos Porsche 911 Carrera, el mito pone el turbo

Uno de los deportivos más deseados incorpora nuevos motores con turbo: más potencia y diversión

02.12.2015 | 04:00
El 911 se adopta mecánicas más eficientes; gracias a los turbocompresores los bloques pueden bajar de cilindrada hasta los tres litros, pero aumentan las prestaciones; el sugerente sonido no cambia

A mediados del próximo diciembre llegará la puesta al día de la generación vigente del ´nueveonce´, el deportivo de altas prestaciones más vendido del mundo durante décadas.

Los cambios respecto al modelo de 2012 son más técnicos que estéticos, siendo la principal novedad la adopción en la gama de la nueva serie de motores de tipo bóxer con turbocompresor.

A partir de ahora, los 911 Carrera y 911 Carrera S ganan 20 CV cada uno, hasta un total de 370 y 420 CV, respectivamente, y parten de la misma base: un bloque de tres litros con seis cilindros horizontales y opuestos tres a tres. En cada una de las dos bancadas de pistones hay un turbocompresor que además de elevar la potencia, aumentan significativamente las cifras de par con 450 y 500 Nm (Carrera y Carrera S). El resultado no puede ser mejor, puesto que se elevan las prestaciones mientras que el consumo baja una media de un litro respecto a las versiones anteriores. Por supuesto, el 911 sigue estando disponible con variantes automáticas de siete velocidades (el cambio manual es también de siete) y la posibilidad de la tracción integral.

Pero la cosa no queda ahí, porque además de las inéditas mecánicas, los nuevos 911 Carrera S pueden montar un eje trasero direccional (derivado del que montan los 911 Turbo y 911 GT3), que aumenta enteros la estabilidad a altas velocidades, al tiempo que se gana en maniobrabilidad en la ciudad. Esta versión monta de serie un diferencial autoblocante mecánico que mejora la motricidad en apoyos. También la suspensión activa de dureza variable de serie hace al nuevo 911 más efectivo en conducción rápida y relajado a un ritmo normal; baja la altura al suelo 10 mm. pero tiene un sistema que eleva el frontal cuatro centímetros para no rozar en la rampa de un garaje, por ejemplo. Además, se ha incrementado la anchura de las llantas del eje trasero en todas las versiones.

Por lo demás, en cuanto a estética, se aprecian pequeños cambios, como las ópticas y los pilotos por fuera, y en su interior aparecen más detalles de equipamiento y una nueva pantalla táctil de mayor tamaño como parte del sistema ´Porsche Communication Management´, que integra navegación con conexión a internet y control por voz. La opción del Paquete Sport Crono incluye un mando giratorio en el volante que permite elegir entre varios modos de manejo que cambian parámetros de la dirección, suspensión, y respuesta de la cadena cinemática, como la caja de cambios PDK opcional. También dispone de un botón que hace que las prestaciones sean las máximas durante 20 segundos.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Enlaces recomendados: Premios Cine