Volkswagen Touran

Volkswagen Touran, calidad para siete

Destaca por confort interior y capacidad de carga, sin renunciar a la buena dinámica que prometen sus motores

26.11.2015 | 16:19
La segunda generación de este monovolumen compacto afila su diseño, gana en capacidad interior, mejora su equipamiento y conectividad y ofrece un confort y comportamiento dinámico de primer orden

Los efectos del tremendo escándalo de Volkswagen y las emisiones de sus motores parecen no tener mucha incidencia en sus ventas. Así, mientras sus responsables aseguran que en 2016 arrancarán las soluciones técnicas que corregirán dichos problemas y que se harán cargo de todas las sanciones o impuestos en que incurrieran sus clientes, la marca lidera nuestro mercado con mano firme. En los 10 primeros meses de este 2015 ya se han superado las ventas total/año de los últimos cuatro ejercicios, en los que Volkswagen ha sido y sigue siendo líder, con el 6,7 % de las matriculaciones en la actualidad. Y es que, mientras sus productos ofrezcan un comportamiento y un diseño como los del nuevo Touran que hoy traemos a nuestras páginas, resulta difícil resistirse.

Desde el lanzamiento del Touran en 2003 se han vendido dos millones de unidades y VW espera mejorar estas cifras con el nuevo, que es más grande, mucho más atractivo, mejor equipado y conectado y funciona tan bien como un Golf (lo poco que pueda cederle en agilidad, se lo gana en confort). De hecho se puso a la venta el pasado julio y está sorprendiendo por su buena acogida comercial.

El nuevo Touran se venderá exclusivamente con siete plazas en nuestro país (para 5 plazas el fabricante ya tiene el Golf Sportvan). Y es que, de los 13 centímetros que crece en longitud para llegar hasta un total de 4,51 metros, 11,3 centímetros son entre los ejes (batalla), lo que posibilita un interior muy espacioso. Así se coloca como el monovolumen compacto con más maletero del segmento: 743 litros con 5 plazas, que en España se quedan en 633 litros con las traseras plegadas y en 137 litros con los 7 asientos en uso. Pero no acaba aquí la cosa; aunque Volkswagen no introduce ninguna novedad técnica en su nuevo Touran, sí que incorpora los sofisticados sistemas de seguridad y asistencia a la conducción vistos en los últimos Golf o Passat y las últimas evoluciones en sus motores gasolina (TSI) y diésel (TDI). Todo ello sin pasar por alto la conectividad y equipamiento, con detalles como la amplificación de la voz para que se nos oiga en la tercera fila de asientos, la cámara para controlar las plazas traseras, o las llantas de aleación (16, 17 y 18 pulgadas) en todas las variantes, entre muchos más elementos. Los niveles de equipamiento son ´Edition´, ´Advance´ y ´Sport´, y ya desde el primero de ellos el equipamiento es más que suficiente.

El abanico mecánico queda configurado con tres bloques de gasolina (1,2 l. de 110 CV, 1,4 l. de 150 CV y 1,8 l. de 180 CV) y otros tantos en diésel (1,6 l. con 110 CV y 2,0 l. con 150 y 190 CV). Las cajas de cambios son manuales de seis marchas excepto en los más potentes de gasolina y diésel, que van asociados a un cambio automático DSG de doble embrague. En el resto de mecánicas esta caja es opcional y puede tener seis o siete marchas en función de la potencia. El sistema de arranque y parada es de serie en todas las variantes para ahorrar combustible y ayuda a que el nuevo modelo consiga unos registros de consumo realmente bajos, a tenor de los datos facilitados: 4,4 litros por cada 100 km en los diésel de 110 y 150 CV o los 5,5 litros del gasolina de 150 CV.

Además de las pinceladas que hemos dado de elementos de dotación, el Touran puede montar, bien de serie o en opción la apertura del portón trasero deslizando un pie debajo del paragolpes, el acceso y arranque sin llave, un sistema que frena el coche después de una colisión (para evitar un segundo alcance), la detención de emergencia en ciudad, el aviso de tráfico posterior, una suspensión adaptativa, los modos de conducción variables en tres perfiles (´Eco´, ´Normal´, ´Sport´ e ´Individual´) y la pantalla del salpicadero de hasta 8 pulgadas, entre otros.
Los precios del nuevo Touran parten desde los 26.280 euros de la versión 1.2 TSI de 110 CV de gasolina. En diésel cuesta desde los 26.960 euros del 1.6 TDI de 110 CV.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Enlaces recomendados: Premios Cine