Moto Guzzi V7, el arte de la customización

El complicado arte de cambiar el aspecto de nuestra moto es fácil con CiaoMoto y Garage Moto Guzzi que convierten la preciosa V7 II en la exclusiva Scrambler, en poco tiempo y por un precio muy razonable

09.11.2015 | 19:46
Moto Guzzi V7, el arte de la customización

La segunda generación de la Moto Guzzi V7 mantiene intacta la personalidad estilística del modelo anterior: un diseño que establece un diálogo entre las formas de las Moto Guzzi del pasado combinadas con las exigencias de una moto actual que satisfaga a la franja más amplia posible de apasionados por las motos y que ahora puede convertirse en algo mucho más especial con la opción ´Garage Moto Guzzi´ que CiaoMoto (concesionario oficial de la marca) ofrece en Murcia.

Moto Guzzi marca un giro decisivo en la calidad y amplitud de su gama de accesorios dedicada a la V7 con más de 60 novedosos accesorios que permiten lograr un nivel de personalización completamente único. Y aún hay más: también ha resultado muy importante el estudio y desarrollo de numerosos elementos que permitirán que el cliente personalice su V7 al nivel de una auténtica ´Special´ en sus distintas interpretaciones, desde la Dark Rider a la Scrambler, pasando por la Legend y la Dapper. De este modo la gama V7 II se multiplica respecto a las tres versiones en catálogo, permitiendo que los amantes de las Moto Guzzi creen una moto absolutamente única, original y a medida.

El kit para transformar la Moto Guzzi V7 II en Scrambler (una moto perfecta para utilizarse en carretera pero con imagen off road y una gran personalidad) está compuesto por 18 accesorios que cambian completamente la imagen y el perfil de la V7. El aluminio cromado da paso al aluminio satinado, con unos detalles exclusivos y de gran nivel de calidad. Los guardabarros son largos, las tablas portanúmero, las protecciones... todo en acabado satinado. El escape alto dos en uno, los neumáticos de tacos, la barra de refuerzo en el manillar, las estriberas off road y el asiento largo vintage de los años 70 son los elementos principales que completan una transformación a la que se puede añadir un toque de personalidad más gracias a la bolsa portaherramientas y a la bolsa lateral artesana de cuero.

El precio dependerá de hasta donde queramos llegar, bastará con unos razonables (dada la calidad de los componentes) 2.000 euros.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Enlaces recomendados: Premios Cine