MERCEDES-BENZ CLA 45 AMG 4matic

Concentrado de poder

¿Qué pasa si mezclamos una de las berlinas más dinámicas del mercado con la división AMG de la marca alemana?

26.10.2015 | 11:24
Los aditamentos estéticos no son fruto del capricho en la versión más poderosa de los CLA: necesita más refrigeración y los deflectores le hacen más aerodinámico

La respuesta es difícil de explicar con palabras. Sobre todo si al detalle observamos todos los actores que intervienen en este cóctel envidiable: el motor con mayor relación de caballos por litro del momento, la tracción a las cuatro ruedas y un bastidor tan bien puesto a punto que ningunea los amagos del protagonista de gasolina, que se acerca a los 400 CV.

Y es que, todo lo que toca AMG, la división deportiva del fabricante alemán, es así, excesivo y desbordante. Como la carrocería llena de detalles que hacen volver la vista al pasar (aún más con el sonido de los escapes), donde casi todo el frontal son tomas de aire, las llantas vistosas de 18" (en opción unas de 19") reinan en los flancos y la trasera se firma con un difusor inferior que aloja las salidas cromadas con forma de trapecio.

Dentro, pese a su clara orientación a las prestaciones, el CLA 45 AMG no descuida su lado confortable y acoge a sus ocupantes con todo lujo de detalles. Los asientos delanteros sujetan la espalda en curvas perfectamente y la bancada trasera resulta cómoda, aunque mejor para dos personas que para tres por la forma de las plazas y el túnel central de la transmisión. También hay que tener en cuenta la altura al techo de esta fila, condicionada por la caída del techo (de estilo coupé) hacia el maletero, que por cierto tiene una capacidad total de 470 litros, bien aprovechables por sus formas regulares interiores (además cuenta con un práctico compartimento bajo su plano de carga). El resto del interior destaca por su calidad, una de las mejores de su segmento de berlinas compactas, en la que la mayoría de plásticos a la vista tienen un tacto agradable y también por el equipamiento que porta, no en vano estamos tratando al tope de gama del modelo CLA.

Hablábamos de que el protagonista que anima a este AMG no es normal, pues saca nada menos que 191 CV por litro de cilindrada, algo único por el momento. Para ello, el bloque de 1.991 cm3 y cuatro cilindros se apoya en un turbocompresor que resulta clave para lograr los 475 Nm de par en un rango de entre 2.250 y 5.000 rpm. La respuesta brutal de sus 381 CV se sabe dosificar mediante una afinadísima caja de cambios de doble embrague y siete marchas con selectores en el volante de funcionamiento intachable. Rápida en las transiciones, sabe encontrar el régimen idóneo para el motor gracias a unas leyes de gobierno optimizadas para la ocasión, además cuenta con tres modos de funcionamiento, manual, deportivo (radicaliza más la respuesta) y eficiente. Hablando de eficiencia, el CLA 45 AMG no tiene un consume descabellado teniendo en cuenta su poder. Los 6,9 litros por cada 100 km nos han subido un poco más en nuestras pruebas, pero se han mantenido dentro de unos márgenes coherentes con el formato y la liga en la que juega. El sistema de arranque y parada funciona sólo con el modo eficiente seleccionado.

Si bien llama la atención por su facilidad de uso cotidiano, suave y sin tirones, en carretera sorprende más por cómo se comporta (gira, se tiene, frena...) que por los 381 CV anunciados. La culpa es de la tracción total inteligente 4MATIC, que manda el par al eje delantero hasta que detecta alguna falta de adherencia, momento en el que reparte la fuerza entre los dos trenes hasta una proporción de 50/50. Por si fuera poco, el control de estabilidad se puede desconectar en varias fases dependiendo del trazado (o estado de ánimo y destreza al volante).

Aplomadísimo y neutro al límite, este AMG afronta las curvas con la seguridad de las grandes berlinas de la marca, ayudado por unos neumáticos muy generosos (235/40 en llanta de 18" de serie, 235/35 con llanta de 19" en opción) y un esquema de suspensiones rediseñado recientemente para aumentar la precisión sin comprometer el confort. A propósito de esto último, hemos de decir que para nada estamos ante un deportivo incómodo, más bien al contrario, pues las irregularidades del asfalto las filtra razonablemente bien y el habitáculo está bien aislado, aunque el sonido de los escapes se deja notar claramente, tiene una válvula para tal fin.

El Mercedes-Benz CLA 45 AMG es un capricho que nos ha sorprendido por su facilidad de uso diario y gasto coherente. En lo práctico se beneficia además de la carrocería CLA, bien planteada para cuatro ocupantes y con un buen maletero, que además, ya sea de serie o en opción monta lo último de la marca en multimedia, conectividad y ayudas a la conducción. Al ataque es divertidísimo y, si quieremos más ´salsa´ podemos completar esta bomba con más soluciones deportivas tocadas por la varita mágica de los ingenieros de AMG, como otro sistema de bloqueo del diferencial delantero o una suspensión más firme con dos modos de ajuste.

El precio de este CLA 45 AMG es de 63.150 euros.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Enlaces recomendados: Premios Cine