PRUEBA > MINI COOPER SD AUT. 5P.

Rápido y más práctico

Más interesante por sus posibilidades y las cinco puertas, se completa con una mecánica poderosa y ahorrativa

21.09.2015 | 19:53
Rápido y más práctico

En aras de una mayor polivalencia, el pequeño MINI ha añadido recientemente dos puertas traseras a su carrocería de base para crear otra variante más. Pero no queda ahí la cosa; este nuevo MINI se alarga hasta casi los cuatro metros de longitud permitiendo acoger con más comodidad a cinco personas y ampliando la capacidad de su maletero hasta los 278 litros, unos 70 litros más que la versión inicial.
La gama está formada por tres mecánicas diésel con 95 CV (One D), 116 CV (Cooper D) y 170 CV (Cooper SD) y otras tres de gasolina con 102 CV (One), 136 CV (Cooper) y 192 CV (Cooper S).

Los menos potentes tienen tres cilindros, mientras que los más prestacionales montan cuatro. En todos los casos el sistema de arranque y parada del motor ´Start&Stop´ es de serie, y está disponible un cambio automático de seis marchas en toda la gama, excepto para el diésel menos potente. Nosotros hemos tenido la oportunidad de conducir un MINI Cooper SD, el más rápido de gasóleo y con cambio automático, un conjunto delicioso aderezado por la atrayente carrocería que además de sumar la practicidad mencionada, conserva la estética que tanto valoran los entusiastas de la marca.

El puesto de mando es como el de la versión de tres puertas: plásticos de buen tacto y un diseño con la misma configuración que aparece en la familia MINI, pero con matices. Por ejemplo, la instrumentación se monta completa tras el volante y no como en otros modelos de la marca en los que el velocímetro se encuentra aparte en la consola central. Esto permite una lectura más fácil y rápida. De esta manera, el círculo grande que preside el salpicadero se destina al equipo de audio o al sistema multimedia con navegación, que puede tener una pantalla de hasta 8,8 pulgadas. Pero no sólo eso; el aro de ese círculo monta una tira de Led´s que cambia de color con las revoluciones del motor, velocidad, volumen de la radio o nivel de temperatura.

En marcha, el MINI Cooper SD corre muchísimo. El motor de dos litros y 170 CV empuja muy bien desde cualquier régimen y su sonido no es nada molesto. Además, por unos 1.700 euros más, recomendamos incluir en la carta el cambio automático de seis velocidades que se puede manejar en modo secuencial con las levas que hay tras el volante. Con esta combinación, nuestro Cooper SD logra una aceleración 0-100 km/h en 7,3 segundos y una punta de velocidad de 223 km/h.

Pero todavía es más llamativo por las cifras de consumo que arroja: una media homologada de 4,1 litros por cada 100 km. Al volante, sus reacciones se pueden adaptar mediante un sistema opcional ´MINI Driving Modes´, que varía elementos como la dirección, el momento de la transición entre las marchas o la respuesta del motor. Cómodo para un tarado de suspensión duro con unos neumáticos de muy poco perfil, este MINI ofrece el apreciado tacto de ´kart´ que ha hecho famosa al fabricante. Lee muy bien el estado del suelo (a veces demasiado bien), por lo que notamos con más precisión el agarre de los dos ejes en conducción rápida. Va muy aplomado y si pierde la trayectoria, resulta predecible y las ayudas nos meten otra vez por el sitio.

En nuestro caso, el vehículo a probar es el más alto de gama, por lo tanto monta un listado de elementos completísimo en todos los frentes, como el climatizador doble, el navegador Professional, faros de Led, el acceso y arranque sin llave, la iluminación ambiental, el techo panorámico, la tapicería con piel o la información proyectada en el parabrisas.

Sin duda un excelente candidato para quienes busquen un vehículo de tamaño compacto, rápido y ágil, que lo mismo sirve para deambular por la ciudad como para hacer viajes largos gastando lo justo. Además su interior es más aprovechable que la versión de tres puertas. El precio de partida del Cooper SD es de 27.650 euros, 29.350 euros con el estupendo y recomendable cambio manual automático.

FICHA TÉCNICA
Nº de cilindros/disposición 4 en línea/del. transversal
Cilindrada (cc) 1.995
Potencia (CV/rpm) 170/4.000
Par máx. (Nm/rpm) 360/1.500-2.750
Tracción delantera, cambio automático seis velocidades
Dimensiones largo/ancho/alto (m) 4,00/1,73/1,42
Maletero (litros) 278
Peso (kg) 1.325
Velocidad máx. (km/h) 223
Aceleración 0-100 km/h (seg.) 7,3
Consumos (urbano/carretera/mixto-l/100 km) 4,7/3,7/4,1

Una ´pequeña fiera´

  • Por tamaño, el MINI de cinco puertas es apto para circular por la ciudad, pero su motor pide más, y como el bastidor está a la altura, sale a la carretera con la solvencia de un propulsor potente y un cambio automático muy rápido. En el modo ´Green´ (ahorrativo) hay que acostumbrarse a su manejo, pues a punta de gas pone punto muerto para gastar lo justo. De esta manera, cuando intentamos recuperar algo de velocidad, el motor debe retomar las revoluciones previas y se produce una leve indecisión. Los demás modos no hacen esto, y el ´Sport´ le cambia el carácter volviéndolo más radical y directo, como una pequeña fiera.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Enlaces recomendados: Premios Cine