Vivienda

Las cinco estafas inmobiliarias más habituales

Desde una supuesta princesa extranjera que busca casa hasta un propietario que envía las llaves por mensajería

04.10.2014 | 14:37
La vivienda es objeto de numerosos engaños.
La vivienda es objeto de numerosos engaños.

Las estafas inmobiliarias atrapan cada año a decenas de españoles y se reinventan con la crisis y las nuevas tecnologías. El metabuscador inmobiliario Nuroa.es ha recopilado los cinco timos más habituales del sector:

1.- Rip Deal: los estafadores rastrean anuncios de ventas de inmuebles y contactan con particulares o con agencias presentándose como inversores internacionales y simulando una gran solvencia económica. Para ello, piden citarse en lugares como hoteles de lujo. Durante estas citas, alegan que sólo pueden realizar el pago en billetes de 500 euros y proponen al vendedor que les cambie este dinero por billetes más pequeños, ofreciéndole un comisión que puede llegar al 20%. Si accede, el intercambio se realiza en un lugar público y concurrido, de modo que el afectado no pueda comprobar concienzudamente la autenticidad de los billetes, que suelen ser falsos.

2.- La Princesa de Burkina Faso: una supuesta princesa de Burkina Faso, exiliada en Holanda, contacta por e-mail con particulares o agencias inmobiliarias interesándose por una casa para pasar sus vacaciones en España. Se ofrece a comprar un inmueble (sin verlo personalmente ni discutir el precio) y dice que pagará con una transferencia, pero se pide al vendedor que pague las tasas e impuestos por adelantado. Dinero que ya nunca más recuperará.

3.- Ocupas con ánimo de lucro: esta estafa consiste en ocupar ilegalmente casas para luego alquilarlas a un tercero y se suele dar en barrios pobres del extrarradio de las grandes ciudades como Barcelona o Madrid. Los estafadores ocupan casas o pisos que han sido embargados por el banco y, a través de locutorios o centros sociales, las alquilan a inmigrantes con contratos de alquiler falsos.

4.- Pago por adelantado: una persona se pone en contacto con el arrendador de una vivienda y accede a alquilarla. Dice hacerlo en nombre de un familiar y tener prisa para cerrar el trato. Por ello, accede a realizar una transferencia y, con la excusa de que la operación tarda varios días en reflejarse en la cuenta, envía un justificante bancario. Sin embargo, la cantidad es superior a la pactada y, cuando se le comenta, pide que se le devuelva la diferencia a través de una empresa de transferencia de dinero. Ésta es la cantidad que el propietario pierde, ya que el justificante bancario era falso y nunca existió ninguna transferencia inicial.

5.- Entrega de llaves por mensajero: ésta estafa afecta a personas interesadas en alquilar una vivienda. Se trata de anuncios gancho (con precios muy por debajo de los habituales) que supuestamente pertenecen a un arrendador que tiene mucha prisa por alquilar, ya que ha tenido que irse precipitadamente al extranjero. Por eso, se ofrece a enviar las llaves y el contrato a través de conocidas empresas de mensajería, mientras pide al estafado que le ingrese el importe del alquiler (alrededor de 600 euros). Cuando efectúa el ingreso y recibe las llaves, éstas no suelen abrir la vivienda que habían alquilado.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine