Reina de la Huerta infantil

"La emoción se metió para dentro, por eso estaba tan tranquila cuando subí al escenario"

A Paula Cánovas, Reina de la Huerta Infantil 2016, no le falta gracia y soltura para representar a Murcia

14.03.2016 | 17:26
Paula Cánovas posó sonriente.

Cuando el concejal de Cultura, Jesús Pacheco, pronunció su nombre, pensaba que no era real. «Yo decía: ´Esto será un sueño, esto será un sueño´. Me quedé un momento en la silla, me pellizqué para ver si era verdad y ya subí». Paula Cánovas, nueva Reina de la Huerta Infantil, cuenta cómo vivió su elección con la simpatía y el desparpajo que enamoraron al jurado. «Pensé: ´Yo no voy a ser, va a ser mi compañera de atrás´, pero me dijeron las otras compañeras que estaban allí abajo que sí o sí iba a salir yo de Reina».

Y no les faltaba razón. Paula, a la que le pilló despistada su elección porque creía que el nombre de la Reina había salido con las Damas, subió al escenario con una serenidad pasmosa. «La emoción se me metió para dentro, por eso estaba tranquila», dice.

Tiene nueve años y cursa cuarto de Primaria en el Colegio Público Nuestra Señora de Fátima, donde destaca en Inglés y da muestras de su pasión por el deporte. Y es que a Paula le gusta jugar al fútbol, a ser posible en la posición de delantero, y aunque marcar goles no se le da nada mal, de cara al futuro ella sigue firme a la tradición familiar: «De mayor quiero ser chapista, como mi padre».

Reconoce que aunque celebrará las Fiestas como siempre –con su familia en la peña El Celemín, de la que es el orgullo de todos sus huertanos–, este Bando será muy diferente para ella, ya que tendrá que desfilar como Reina de la Huerta. Eso sí, de lo que más ganas tiene es de ir por otras ciudades representando a Murcia. Y eso que ella fue la última en enterarse de que este año iba a ser la gran candidata de los suyos a la corona de azahar. «Desde un principio pensaba que iba a ser otra niña, pero ellos ya lo sabían. ¡Hasta mi hermana! Me dieron la sorpresa», asegura.

Por supuesto, ella se ve muy capaz de cumplir con la labor que le toca, igual que a sus «amigas» –el resto de Damas–, pero tendrá que acostumbrarse a llevar el refajo durante horas y horas, una tarea pendiente. Eso sí, pese a la larga jornada de entrevistas y con el cansancio acumulado tras las intensas horas que ha vivido este fin de semana, no pierde su gracia a la hora de posar ante las cámaras.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine