Formación y educación
laopinióndemurcia.es >Formación>

30 años de enseñanza trilingüe

30 años de enseñanza trilingüe

Con 480 centros en más de 130 países en el mundo, el Liceo Francés prepara a sus alumnos para ser los adultos responsables de mañana

21-09-2016TuentiMeneame

8 El futuro lo escribirán nuestros jóvenes de hoy. Esa es esencialmente la filosofía formativa de la red del sistema educativo del Liceo Francés. El Liceo establece un objetivo muy definido: aportar a sus alumnos las competencias necesarias para desenvolverse autónomamente en un entorno internacionalizado y competitivo como el que les ha tocado vivir. Avalando este propósito se encuentra la Red Mundial de Enseñanza Francesa en el Extranjero, una sólida organización de centros con un proyecto formativo común.

Este complejo educativo cuenta con más de 125 años de historia y está formado por 480 centros en más de 130 países que cada año contribuyen a crear mentes abiertas, inquietas y proactivas para afrontar el nuevo contexto socioeconómico con las mayores destrezas. En definitiva, el Liceo educa con un incalculable valor añadido: enseñar a sus alumnos a ser curiosos, dinámicos y camaleónicos para que no existan fronteras ni horizontes que obstaculicen sus aspiraciones. Una prueba de ello es la alta presencia de antiguos alumnos del Liceo que actualmente desarrollan actividades diplomáticas, económicas y científicas de primer nivel en todo el mundo.

Internacional y trilingüe
La capacidad para relacionarse en un contexto internacional se ha convertido en un valor diferencial imprescindible. Sin embargo, en un marco en el que el inglés ya no es una diferencia sino un requisito, el francés se convierte en ese elemento curricular que puede convertir un «ya te llamaremos» en un «contratado».Por ello, el Liceo ofrece una educación integral inmersa en un modelo trilingüe en el que conviven los tres idiomas más extendidos a nivel mundial: el francés, el inglés y el español. Además, el aprendizaje de idiomas viene de la mano de las certificaciones lingüísticas más prestigiosas a nivel internacional: Cambridge para el inglés, DELF para el francés y Cervantes para el español, en caso de ser un alumno de una nacionalidad distinta a la española. Cabe destacar que los profesores de cada disciplina son, en cada caso, nativos para su ámbito lingüístico. El Liceo acoge a los alumnos a partir de los dos años. La enseñanza de los idiomas empieza desde 1º de Infantil (francés y lengua castellana) y 2º de Infantil para el inglés. Además, el Liceo Francés ofrece a sus alumnos la posibilidad de intensificar su inmersión lingüística: un trimestre en Francia o 6 semanas en Dallas.

Uso de nuevas tecnologías
La irrupción de la informática en nuestras vidas ha traído consigo la metamorfosis de la ciencia, la economía, las relaciones sociales, y como no podía ser de otra forma, también de la educación. Por ello, el Liceo Francés plantea un modelo de aprendizaje basado en las tecnologías de la información cuya competencia transversal es el uso del ordenador desde las edades más tempranas. El claustro de profesores y los alumnos gozan de una red pedagógica virtual en la que comparten recursos de aprendizaje para complementar la labor docente diaria. Además, todas las aulas del centro están equipadas con proyectores y ordenadores para disfrutar de un aprendizaje multimedia. Algunas asignaturas se imparten con las nuevas tecnologías usando las pizarras electrónicas y los tablets (Ipad).

Deportes, hobbies y cultura
La realización de actividades deportivas está presente en el sistema educativo del Liceo durante toda la trayectoria escolar con el objetivo de inculcar a los niños unos hábitos saludables que les alejen del sedentarismo y que se complementen con una dieta equilibrada. El centro trilingüe cuenta para ello con excelentes instalaciones deportivas y acuerdos con clubes deportivos de la zona de Altorreal.

Por otro lado, el descubrimiento de aficiones y habilidades innatas como la música o la pintura también forma parte del plan educativo del Liceo, ya que la creatividad es también un componente clave a la hora de dar solución a los problemas cotidianos. Una asociación dedicada organiza las actividades extraescolares todos los días, para los alumnos del centro a partir de infantil. La oferta es muy amplia abarcando deportes, actividades culturales, artísticas y hasta enseñanza del chino. Otras actividades lúdicas y culturales frecuentes en el Liceo son la realización de excursiones y viajes que, aparte de ser experiencias divertidas, implican un proyecto pedagógico implementado antes, durante y después de cada actividad por parte del equipo docente.

Algunos ejemplos son la realización de prácticas científicas de astronomía en Fleurance (cerca de Toulouse) en 4º de primaria; el recorrido por Andalucía para conocer el legado cultural andalusí de la Edad Media en 1º de ESO o un viaje a Normandía en 3º de ESO para ilustrar el temario de la II Guerra Mundial. Se trata en todo caso de la implementación de una fórmula didáctica en la que, mediante actividades y grandes experiencias, se asientan conocimientos.

Educación a medida
Cada alumno es único, por ello, los pupilos que encuentran dificultades en su aprendizaje o en el idioma francés, pueden beneficiarse de clases de apoyo incluido en el horario escolar. En ese horario, los profesores llevan a cabo actividades que solventen estas dificultades con grupos reducidos tales como trabajar nuevos enfoques o trabajar la metodología de estudio. Por esta razón, la incorporación de nuevos estudiantes puede darse en cualquier momento del curso académico, incluso ya iniciado, ya que gracias a estas clases complementarias de apoyo, pueden alcanzar el ritmo escolar de sus compañeros en muy poco tiempo. Todo ello con el propósito de llevar al 100% de los alumnos del Liceo al logro académico.

La universidad como meta
Los alumnos de último curso de Bachillerato en el Liceo Francés optan, además de al modelo de selectividad español, a la realización de una prueba de acceso a la universidad con validez internacional. Una vez superada, se obtiene el Baccalauréat, que es el primer diploma universitario conseguido por los alumnos del Liceo Francés. Esta acreditación académica les permite cursar sus estudios en universidades del mundo entero. Además, ciertas universidades, como la de Dallas, en los Estados Unidos, ofrecen becas a los jóvenes de la red MLF (Mission Laïque Française). Dichos acuerdos contribuyen a que los mejores estudiantes consigan el total del importe de sus matrículas universitarias en el extranjero, lo cual supone una gran ventaja en la educación postobligatoria del Liceo.

En cualquier caso, el 100% del logro académico de los alumnos de Bachillerato del Liceo Francés de Murcia, y la incorporación de aquellos estudiantes en la universidad deseada -tanto en España como en cualquier otra parte del mundo- es el aval más valioso de este centro que ofrece una educación sin fronteras diseñada para el mundo globalizado del siglo XXI.