Los populares recuperarían las alcaldías que le arrebataron los pactos

Volverían a gobernar en Blanca, Cieza, Fortuna, Fuente Álamo, Torre Pacheco y, casi, en Molina

27.06.2016 | 22:32
Los populares recuperarían las alcaldías que le arrebataron los pactos

El Partido Popular lograría la mayoría absoluta en todos los municipios en los que los pactos de formaciones de izquierdas con el apoyo, en muchos casos de Ciudadanos, le arrebataron la alcaldía en 2015 pese a ser el partido más votado. Así ocurriría si los resultados de las elecciones generales del domingo pudieran extrapolarse a unas municipales, aplicando la Ley d'Hondt, con todas las salvedades posibles teniendo en cuenta que lo que se reparte en los comicios municipales son concejales y no escaños para el Congreso.

Con todo y con eso, la realidad no deja lugar a dudas: con los votos contabilizados en las urnas el 26J, el PP recuperaría el poder en Blanca, Cieza, Fortuna, Fuente Álamo, Torre Pacheco y, casi, a falta de un concejal, en Molina de Segura.

En este último municipio, donde gobierna la socialista Esther Clavero tras haber pactado con Cambiemos Molina y Ganar Molina, que han entrado en el gobierno, y después del sorpresivo apoyo de Ciudadanos (que le ha costado a sus cinco concejales ser expulsados del partido), el PP aumentaría sus ediles, pasando de 9 a 12, pero le faltaría uno para lograr la mayoría absoluta. Pero no es el único que crece, ya que el PSOE pasa de 6.098 votos del 20D a 6.368 logrados el domingo, una circunstancia especialmente relevante en un contexto de pérdida generalizada de apoyos de los socialistas en prácticamente todos los municipios de la Región. Eso no le evitaría, sin embargo, perder un concejal.

El 'castigo' de los votantes sería especialmente duro en Torre Pacheco, donde el PP pasaría de ocho a 12 concejales, lo que le permitiría recuperar la alcaldía, que hoy día ostenta el Partido Independiente de Torre Pacheco (PITP) y el PSOE, con el apoyo de Ganar Torre Pacheco, tras la moción de censura que presentaron contra la alcaldesa de la localidad, Fina Marín (PP), imputada por un presunto delito de prevaricación, cargo que fue finalmente retirado, aunque para entonces ya no era alcaldesa. Esta circunstancia puede haber pesado en el ánimo de los votantes.

Idéntico panorama se registraría en Fuente Álamo donde C's dio la alcaldía al socialista Antonio Jesús García Conesa, pese a ser el PP la fuerza más votada. Aquí, el PP pasaría de 7 a 10 concejales, el PSOE perdería dos, y Ciudadanos perdería uno.

También en Blanca, Cieza y Fortuna (con tripartitos en todos los casos) se repetiría el aumento de concejales del PP hasta el punto de lograr la mayoría absoluta. En Cieza (con PSOE, IU y Podemos) el PP sumaría tres concejales, pasando de 8 a 11, mientras que los socialistas perderían dos e IU y Podemos, uno (si sumamos los que ambos lograron por separado el 20D).

La subida también sería similar en Blanca (con gobierno de PSOE, Blanca Puede y Ciudadanos), con un aumento de dos concejales en las filas del PP hasta sumar 8, frente a los 4 del PSOE (que perdería uno).

Por último, en Fortuna (con pacto entre PSOE, IU-V y Ciudadanos), el 'castigo' sería sólo para el PSOE, que perdería dos concejales, mientras que sus socios no sólo mantienen sus ediles (Ciudadanos seguiría con uno) sino que Unidos Podemos gana uno más. El PP pasaría de 6 a 7 concejales.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine