Elecciones generales

El PSOE aspira a un papel central pese al resultado

Sánchez resalta que España "quiere cambiar" - Díaz pone "el interés de España" por encima de "cualquier otro"

21.12.2015 | 12:43
Pedro Sánchez: ?Se abre una nueva etapa que tiene que dejar atrás la imposición?
Play
El PSOE aspira a un papel central pese al resultado

El PSOE ha cosechado el peor resultado de su historia en unas elecciones generales, puesto que, a falta de que se complete el escrutinio, suma 91 escaños y el 22,08 por ciento de los votos, por debajo de los 110 diputados y el 28,7 por ciento de apoyos que obtuvo Alfredo Pérez Rubalcaba en 2011.

Tras este resultado, el secretario general y candidato del PSOE, Pedro Sánchez, ha asegurado que le corresponde al PP la responsabilidad de formar gobierno al haber ganado las elecciones generales, pero ha advertido que "España quiere izquierda y quiere cambiar".

Sánchez se ha dirigido a los militantes socialistas en el interior de la sede de Ferraz tras confirmarse que el PSOE, con 90 escaños, ha quedado como segunda fuerza por detrás del PP (123).

"España quiere izquierda y quiere cambiar, pero también es cierto que los españoles han decidido que la primera fuerza sea el PP", ha remarcado el líder del PSOE, que ha telefoneado al presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, para felicitarle por la victoria.

Pese a ser el peor resultado del PSOE en unas elecciones generales tras haber perdido 1,5 millones de votos respecto a 2011 ante la irrupción de Podemos y de Ciudadanos, Sánchez se ha mostrado satisfecho: "Hemos hecho historia, hemos hecho presente y el futuro es nuestro".

"En esta campaña, hemos visto una coalición de intereses que han intentado hacer desaparecer al PSOE y no lo han conseguido", ha afirmado Sánchez en referencia al "frente antiPSOE" que denunció antes de los comicios.

En su opinión, los españoles han dicho con claridad que "se abre una nueva etapa política en España que tiene que dejar atrás la imposición y abrir un proceso y un periodo de diálogo".

Sánchez ha subrayado que "la democracia es dialogar, debatir y abordar y el PSOE está dispuesto a dialogar, debatir y acordar para llegar y defender los intereses generales del país".

Ha subrayado que el PSOE, "que es un partido ganador", afrontaba estas elecciones con el objetivo de ganar al PP para "poner fin a las políticas injustas de la derecha", aunque ha añadido que "desgraciadamente" no lo ha conseguido.

Por ello, "en coherencia" con lo defendido en campaña, ha admitido que corresponde al PP "intentar formar gobierno".

Flanqueado por los miembros de la Ejecutiva, los más de 300 militantes que han arropado al líder del PSOE le han coreado gritos de "¡presidente, presidente!".

Sánchez ha agradecido "de corazón" el apoyo recibido por los 5,2 millones de ciudadanos que le han votado.

"En esta noche tan importante para la política española y el PSOE", Sánchez ha confesado sentirse "enormemente orgulloso" de liderar el partido.


Mensaje de Susana Díaz

Mientras tanto, la presidenta andaluza y líder del PSOE-A, Susana Díaz, se ha encargado de lanzar un mensaje más o menos matizado en el que ha colocado "el interés de España" por encima de "cualquier otro".

Díaz ha manifestado que el resultado de las elecciones pone de manifiesto que el PSOE sigue siendo en España "el primer partido de la izquierda" y le corresponde ser esa garantía en la lucha contra los recortes y contra la desigualdad y en la lucha por la igualdad de todos los ciudadanos, vivan donde vivan.

Para Susana Díaz, el resultado de las elecciones generales en España ponen de manifiesto que los ciudadanos han dicho que no a la política de recortes, a la desigualdad, al sufrimiento y al daño que han sufrido en estos cuatro años. Ha querido dejar claro además que los socialistas van a seguir defendiendo la igualdad de todos los ciudadanos en España y la unidad del país, del proyecto "España, que tiene presente y futuro".

En esta nueva etapa, que necesita de mucho diálogo y entendimiento, según Díaz. "Por encima de cualquier interés partidario y de cualquier interés incluso de los distintos territorios de España, está el interés que como país merece España en su conjunto y el conjunto de los españoles", ha sentenciado.

Se ha mostrado convencida de que si los socialistas son leales y fieles al mandato de los ciudadanos, de defender la igualdad y la cohesión del conjunto del país y la lucha contra la corrupción, "evidentemente, eso al final acabará reconociéndose por parte de los españoles también en las urnas".

Segunda fuerza política en el Congreso

Los socialistas se mantienen como segunda fuerza política después de que buena parte de las encuestas apuntaran a un desplome que le situaban, en algunos casos, en la tercera posición por detrás de Podemos.

Hasta ahora, el peor resultado en unas generales fue el que logró Pérez Rubalcaba hace cuatro años, con 110 escaños y 7 millones de votos (28,7 %), mientras que Sánchez ha conseguido 91 escaños y 5,27 millones de papeletas.

La hecatombe de los socialistas en 2011 les hizo tocar suelo y empeorar los 118 diputados (29,3 %) logrados en 1977 de la mano de Felipe González, en los primeros comicios de la democracia.

Lejos quedan atrás las dos mayorías absolutas logradas por Felipe González en las elecciones de 1982 (202 diputados) y en las de 1986 (184) o los dos triunfos de José Luis Rodríguez Zapatero en 2004 (164 escaños) y 2008 (169).

Respecto a 2008, cuando José Luis Rodríguez Zapatero fue reelegido presidente con 11,2 millones de votos (43,8 %) y 169 escaños, uno de los mejores resultados de su historia, el PSOE se ha dejado ahora seis millones de votos.

La pérdida de votos ha sido mayor que la que hubo en las elecciones municipales y autonómicas del pasado mes de mayo, con Podemos y Ciudadanos ya en liza.

Entonces, con Sánchez al frente del PSOE, cosechó 5,6 millones de votos (25,02 %), la cifra más baja en unos comicios municipales.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine