11 de mayo de 2018
11.05.2018

Dorantes, el patriarca del piano flamenco

El sevillano inaugura esta noche en la plaza del cardenal belluga una nueva edición del festival Murcia Tres Culturas

11.05.2018 | 13:15
Dorantes, el patriarca del piano flamenco

David Peña Dorantes es uno de los más grandes pianistas flamencos que ha dado la historia de su instrumento en España, y cada vez más magistral también en la fusión de jazz y flamenco; un creador simpar, capaz de convertir una ocurrencia en una obra trascendente, tan difícil de etiquetar como su música.

Cuando tocó hace años en la Bienal de Flamenco de Sevilla todos se quedaron atónitos: «¿Quién es este niño y qué está haciendo?». Su primer trabajo discográfico, Orobroy, constituyó una aportación de valor incuestionable para el flamenco instrumental, y casi desde entonces puede considerarse a Dorantes (Lebrija, 1969) como el patriarca del moderno piano flamenco.

Uno escucha ese traqueteo pegadizo de su piano, y se le va la cabeza en busca de los Machado, de Alberti, de Lorca o de Félix Grande, que a golpe de tecla también han compuesto «su música» para hacer más grande y más inteligible nuestro flamenco. De hecho, de Dorantes se ha dicho que es al piano flamenco lo que en su tiempo fue Paco de Lucia a la guitarra, por lo que como concierto de apertura del Tres Culturas no suena nada mal. Esta noche, a partir de las diez en la Plaza del Cardenal Belluga, dará buena prueba de ello.

Lo fácil (y necesario) es recurrir a los genes para referirse a Dorantes. Nada ha sido más determinante en su carrera que la familia donde ha nacido. El Pinini, La Perrata, El Lebrijano, Pedro Bacán o Pedro Peña no son nombres inventados. Tenía delante de la casa un vergel musical, y se escapó por la puerta trasera hacia un erial desconocido. Allí buscó ser diferente para toda una cultura, porque los pianos pretéritos de José Romero y Arturo Pavón eran referencias válidas, pero lejanas de su horizonte.

Hoy, además de su privilegiada sangre, sería injusto no destacar su esfuerzo (¿su rebeldía?) para torcer los caminos y construir un monumento para el flamenco, su piano. En 20 años de carrera cabe imaginar muchas tardes de públicos en pie, pero también de horas de trabajo silencioso y de incomprensión para llegar a ser uno de los artistas más conmovedores de la música española.

En Murcia presentará El tiempo por testigo... a Sevilla su último disco, que salía a la venta en septiembre para celebrar los 20 años de carrera del autor.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine