22 de diciembre de 2017
22.12.2017
Entrevista
Grupo de música 

Nunatak: "Queríamos celebrar el final de esta gira y el comienzo de una nueva etapa con nuestra gente"

Los cartageneros ponen punto final al ´tour´ de ´el pulso infinito´ con un concierto especial en el batel y el ojo puesto en el que será su tercer disco

22.12.2017 | 04:00

Nada más terminar el concierto del Teatro Circo en Murcia, Nunatak se dijeron: «Hay que repetir esto». Pues bien, ha llegado el momento: han preparado un concierto especial para celebrar el final de la extensa gira de El pulso infinito –con las colaboraciones de la Coral San Buenaventura, Jesús Cobarro de Noise Box, Carmen Alarcón de Estúpido Flanders y Sean Frutos de Second– en el Auditorio El Batel de Cartagena; pero no solo se trata de poner la guinda de un tour que le ha llevado incluso a traspasar nuestras fronteras, sino del comienzo de un nuevo camino para la banda, ya que han entrado a formar parte de la discográfica Warner Music, con la que sacarán en 2018 nuevo trabajo –el tercero–, con Raúl Lara en la producción, y del que ya han adelantado un par de singles mostrando una imagen muy diferente a la que nos tenían acostumbrados. De todo ello hablamos con Adrián White, cantante y principal compositor del grupo.

Concierto fin de gira El pulso infinito. Esta gira os ha dado muchas alegrías. ¿Cuáles han sido las más gratificantes?
Para nosotros ha sido la primera gira nacional en condiciones, lo que nos ha permitido llegar a muchos sitios por primera vez e, incluso, salir de España. Sobre todo nos quedamos con el amor que hemos recibido por tanta gente y en tantas ciudades y con los momentos de hermandad vividos dentro de la banda.

¿El hecho de estrenaros en festivales grandes os ha dado una visión distinta de las cosas?
El hecho de trabajar codo con codo con grandes artistas, y ver su producción, cómo trabajan un directo, etc., nos ha hecho darnos cuenta de la inmensidad de camino que nos queda por delante, pero visto como un reto y añadiendo más motivación y más ansia de superación, si cabe, a nuestra carrera.

¿Cómo valoráis la experiencia en Alemania y Nueva York?
Los viajes a Alemania y Nueva York trascendieron totalmente lo musical y se elevaron a categoría de hito personal. Para casi todos fue la primera vez en EE UU, y para algunos en Alemania. Hacerlo con tu grupo y con tus hermanos es la hostia. Esperamos repetir pronto; esto fue solo una misión de reconocimiento.

Este va a ser el tercer concierto en poco meses que dais en Cartagena, vuestra ciudad. ¿Os sentís profetas en vuestra tierra?
Aún es pronto para decirlo, pero para nosotros este concierto no es uno más, no es comparable al resto, y a la vista está el lugar en el que lo hacemos, la ambición con la que lo afrontamos y la cantidad de sorpresas y extras que hemos planeado. Queremos celebrar el final de esta gira por todo lo alto, en nuestra casa y con nuestra gente, y el fin de una etapa y el comienzo de otra.

El video de Romper el cielo, dirigido por Daniel Etura, ¿es vuestro videoclip más ambicioso?
En lo que a producción se refiere, sí. Los chicos de la productora de Animal Brothers y Dani Etura son talentosos, y un rodillo trabajando. Nos metieron caña en el rodaje, eso sí. Fue una experiencia agotadora, pero muy gratificante, y el resultado final lo merece; estamos muy contentos con este videoclip.

¿Qué tal ha sido la acogida de vuestros nuevos singles Romper el cielo y Nadie nos va a salvar?
Pues muy buena, la verdad. Romper el cielo es un tema más directo que Nadie nos va a salvar, pero hemos tenido muy buenas palabras para ambos. En cualquier caso, están recién estrenados y su vida no ha hecho más que empezar, así que habrá que dejar que el tiempo pase para poder valorarlo con suficiente perspectiva.

En Mondo Sonoro contabais la aventura en Sevilla participando en el rodaje de la película Sin aliento, en la que Belén Cuesta es la bajista de Nunatak. ¿Qué tal vuestro contacto con el mundo del cine, que ha continuado con el Festival de Cine de Cartagena?
Para los fans de Nunatak que vean la peli, encontraran a un Nando un poco cambiado, rubia y con menos barba [Risas]. Fue toda una oportunidad en mayúsculas que no pudimos rechazar. Una experiencia genial. Tanto Belén como el director Tudor nos hicieron sentir como en casa durante las más de 12 horas de rodaje. Fue una paliza, claro, pero nosotros lo vivimos como la ilusión de ser la primera vez que participábamos activamente en una peli, y aunque nuestras dotes interpretativas son las que son, creemos que no hemos estropeado la peli del todo [Risas]. En cuanto al FICC, no tenemos más que palabras de agradecimiento por elegir Soy viento, soy fuego como banda sonora de esta edición e invitarnos a tocar en la gala de clausura. Le deseamos una larga y próspera vida al FICC.

Nunatak ha firmado un contrato con Warner Music y pasa a formar parte de su roster de artistas. ¿Sois ahora más mainstream que indies? ¿Estáis más controlados?
Ya sabes, Ángel, que estos asuntos de etiquetas os los dejamos a los periodistas; nosotros preferimos dedicarnos a hacer canciones más que a catalogar su estilo.

¿Cómo va a ser el próximo disco? Por lo mostrado hasta ahora, el tercer disco de Nunatak será bastante diferente... ¿Va a tirar más por Romper el cielo o hacia Nadie nos va a salvar?
Va a tirar hacia ambos lados y hacia otros más. Quizá sea nuestro disco más ecléctico hasta el momento. Hemos querido incluir sonidos de diferentes épocas, y hemos trabajado con especial cuidado la producción de percusión y voces. Creemos que en este disco hemos arriesgado más y hemos encontrado nuestro sonido. Quizá sea la ilusión de haber recibido el máster terminado hace pocas semanas, pero creo que es nuestro mejor trabajo hasta la fecha.

Por cierto, ¿de qué tenemos/tenéis que salvarnos?
De nuestra obsesión con el control, de nuestras expectativas, de nosotros mismos.

¿Estáis más nerviosos que otras veces por haber arriesgado más? ¿Cómo lo habéis titulado?
No, la verdad; quizás lo hayamos afrontado con más tranquilidad incluso, ya que hemos tenido mucho más tiempo que otras veces. Hemos grabado el disco que queríamos, no se ha quedado nada en el tintero, y estamos realmente satisfechos. Habrá que esperar aún un poco más para saber el nombre, pero adelantamos que seremos fieles a nuestra saga Nunatak y...

¿Qué os ha inspirado?
El disco es una recopilación de historias con la valentía como eje central. El grueso de las canciones narran cuentos de valentía de héroes y heroínas anónimas que aceptaron sus miedos y limitaciones y los afrontaron con valor.

¿Es el final de una etapa y el comienzo de otra?
Se termina una etapa que nos ha valido para crecer como banda, para ser más profesionales y afrontar la realidad con mayor madurez; una etapa que nos ha servido para afianzar un directo sólido y una conexión brutal entre nosotros mismos, tanto a la hora de tocar como a la hora de componer. Afrontamos lo que viene con todas estas vivencias y con una ilusión infinita.

La recaudación irá destinada a restaurar y conservar el Mar Menor. ¿De quién es la culpa?
Por la excepcionalidad de este concierto, hemos decidido que en vez de dar la opción de comprar la ´Entrada Verde´, directamente 2 euros de todas las entradas irán destinadas a ANSE, para cerrar esta campaña con un gran impulso. No somos jueces ni verdugos para dictaminar culpa alguna, pero sí exigimos responsabilidades a todos los actores, tanto políticos como civiles, cuyos actos, a veces por omisión, a veces activamente, han acabado con un desastre visible desde la Estación Espacial Internacional.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine