Literatura
Escritora y psiquiatra 

María José Moreno: "El origen del mal está en el poder de tener la vida física o psíquica de otro"

"Los lectores son nuestra mejor bandera, serán ellos los que con el boca-oreja promocionarán nuestra obra"

07.09.2017 | 23:38
La escritora María José Moreno. Alberto Jordán.

¿Qué es para usted una buena novela negra?

Para mí, una buena novela negra, como cualquier novela de otro género, debe de tener una trama bastante trabajada, unos personajes bien trazados en todos sus aspectos, un inicio que enganche, varios giros que me dejen con la boca abierta y un final, a ser posible, sorpresivo. Y sobre todo, que al cerrarla, esté durante varios días pensando en ella, y con envidia de no haberla escrito yo.

¿Cuáles serían sus personajes y autores negros favoritos?

Esta pregunta siempre me resulta muy arriesgada. Si nombro solo a autores extranjeros puede que los de casa piensen que no los valoro y si opto por nombrar solo a los de casa, alguno se molestará, porque no lo he incluido. Así que me voy a inclinar por dos clásicos: Pepe Carvalho, de Manuel Vázquez Montalbán y, por supuesto, uno que me atrapó, el detective anónimo expulsado del manicomio, metido a peluquero, que protagonizó El misterio de la cripta embrujada de Eduardo Mendoza.

¿Se ha sentido atraída por este género desde siempre?

Desde siempre este género ha sido mi preferido para leer y aunque he probado otros géneros, la mayor parte de mi obra, Trilogía del Mal, puede ser incluida en él.

¿Qué opina de la expansión que vive en España este tipo de literatura?

Me parece genial que se expanda cualquier género literario porque eso significa que se lee más. Respecto al género negro, creo que han influido mucho en esta difusión las múltiples Semanas Negras que se suceden por todo el territorio español. Desde la primitiva Semana Negra de Gijón, que se estrenó en 1988, hasta la actualidad, se han dado pasos de gigante en este sentido, con la intención de dar a conocer este género negro, ampliado también al cine, el teatro, la gastronomía, la fotografía, la pintura? Y, buena prueba de ello es Cartagena Negra, que este año cumple su tercera edición.

¿Y qué le ha traído a participar en estas jornadas, qué espera de Cartagena Negra?

Participar en esta y en otras Semanas Negras me permite contactar con amigos escritores, poner en común diversos temas de interés y, lo mejor, el contacto directo con los lectores. Aunque ahora con las redes sociales podemos tener una relación bastante fluida con los lectores, en estas jornadas puedes tener una relación personal. Los saludas, hablas con ellos y te enriqueces con sus comentarios. Los lectores son nuestra mejor bandera porque cuando nos lean, si es que la novela les gusta, serán ellos los que con el boca-oreja promocionarán nuestra obra.

¿Cuáles son sus armas y métodos preferidos a la hora de matar?

Yo matar he matado poco o nada hasta ahora. Las novelas que componen la Trilogía del Mal no están centradas en la aparición de un cadáver y en quién lo hizo, sino en por qué se cometen determinados actos. Lo que late en ellas es la manera en que algún trauma de la infancia marca a las personas y los impactos que tiene a la hora de desarrollar su empatía y el modo en que pueden llegar a pervertir las relaciones humanas. No se centran en el procedimiento policial, y el daño se perpetra por la manipulación y el engaño emocional, a menudo ejecutados por aquellas personas cercanas a la protagonista. La escritora y psicóloga, Luana Lewis, autora entre otras de Forget me not y Don't Stand So Close, dice que este tipo de novelas debían ser encuadradas bajo la etiqueta de «emotional mystery». Y la verdad es que a mí también es un nombre que me subyuga.

Elija algún personaje real para quitar de en medio y justifique el crimen, claro.

¿Uno solo? Es difícil escoger con tantos malvados que nos rodean. Si hay algo que no soporto son los pederastas. Causar un daño tan inmenso y de por vida a unos seres inocentes, para mí es imperdonable.

Trilogía del mal, ¿tan arraigado está el mal entre nosotros?

El mal siempre ha estado conviviendo con nosotros puesto que el mal entró el mundo con el hombre. Surgió en el instante en que un hombre quiso dominar a otro. El origen del mal está en el poder de tener la vida física o psíquica de otro en sus manos. Mi interés en la trilogía era tratar ese mal que nos rodea, con el que vivimos a diario, que nos afecta o nos puede afectar en algún momento de nuestra vida y que con frecuencia no reconocemos porque partimos de la base de que todo el mundo es bueno. Y eso no es cierto. De ahí que tratara temas con los que convivimos a diario como el maltrato psicológico en La caricia de Tánatos; los abusos sexuales en la infancia en El poder de la Sombra y algo que cada día sobresale más y ante lo que tenemos que estar muy atentos, el ciberacoso o acoso sexual por la red en La fuerza de Eros.

¿Por qué eligió a una psicoterapeuta como Mercedes Lozano para protagonizar esta serie de novelas?

Con frecuencia me preguntan qué hay de mí en el personaje de Mercedes Lozano. Siempre respondo que no hay nada en lo personal pero si? mucho en cuanto a lo profesional. A ambas nos apasiona el estudio de la mente humana, del cómo de determinados comportamientos y de la influencia que pueden tener en las vidas de las personas. Es en ese aspecto „en el profesional„ en el que Mercedes se constituye en mi a?lter ego, pues es verdad que en algunos momentos la utilizo para expresar mis propias ideas sobre algún tema concreto. Creo que la posibilidad de hacer todo esto es lo que me motivó a escogerla como protagonista de mis novelas. Además, juego con todo esto en mi última novela, La fuerza de Eros, con un detalle que no te voy a desvelar pero que los lectores encontrarán en las últimas páginas.

¿Cuál de las tres entregas de la serie le ha dejado más satisfecha?

De las tres me siento satisfecha, pero es verdad que la que más trabajo me llevó desde el punto de vista psicológico para que la trama se ajustara fielmente a la realidad fue la segunda, El poder de la Sombra, en la que Mercedes Lozano solo tiene 15 días para averiguar qué esconde la mente amnésica de Rosa María Luque, que se enfrenta a una doble acusación por asesinato y se confiesa inocente aunque todas las pruebas están en su contra. Es un trepidante thriller psicológico con un final sorprendente.

¿Volveremos a ver nuevas entregas de Mercedes Lozano o la serie acabó con la trilogía?

Cuando presenté hace un año la última novela, La fuerza de Eros, me preguntaron lo mismo y dije tajante que Mercedes no volvería, que había pasado bastante intentando poner a raya al Mal y se merecía una vida tranquila. Hoy, después de un año, ya no estoy tan segura de ello. Solo el paso del tiempo dirá si Mercedes se meterá en un nuevo caso.

Ofrézcale algún consejo al lector de novela negra.

Le aconsejaría que leyera novela negra española, es de gran calidad.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine