Entrevista
Actriz

Lolita: «Todas las mujeres tenemos posibilidades de que nos miren y no ser invisibles»

«Mi personaje es un canto a las mujeres de 50 años, una forma de decirles que todavía tienen vida. Aún te puedes enamorar y te puedes ilusionar», afirma la actriz

10.08.2017 | 04:00
Lolita: «Todas las mujeres tenemos posibilidades de que nos miren y no ser invisibles»

LOS VERANOS DE EL BATEL

  • Espectáculo: ‘Prefiero que seamos amigos’.
  • Dónde: Auditorio El Batel, Cartagena.
  • Cuándo: Hoy, a las 22:00 horas.
  • Entrada: 15, 20 y 25 euros. 

Podemos verla en televisión con ´Lolita tiene un plan´ y seguirá en la próxima temporada de ´Tu cara me suena´ - Pero esta noche, la interprete se subirá con un papel ´hipersensual´ a las tablas de El Batel.

Claudia es una mujer de algo más de 50 años a la que le rodea un aura sensual, un fluir de dicharachera y unas formas que salpican de ironía. Es un ser cargado de personalidad que persigue lo que se propone con una determinación casi animal, con un magnetismo casi imperativo e imposible de enmascarar. Y, si lo que se propone es conseguir a un hombre, Lolita Flores, encarnada en su piel, puede desarmar el miedo al compromiso de cualquier espectador presente en la sala.
Prefiero que seamos amigos es una comedia romántica –de enorme éxito en Francia– sobre dos amigos, tan cercanos y tan cómodos en la compañía del otro, que cuando uno de ellos quiere cambiar las reglas de la amistad, se encuentra frente a otro totalmente cegado e incapaz de ver más allá. Uno busca algo más pasional que una quedada de sofá, peli, pizza y chándal, y no desistirá en su empeño. La directora de la obra es Tamzin Townsend, está protagonizada por Lolita Flores y Luis Mottola, y podrá verse en las tablas del Auditorio El Batel de Cartagena esta noche a partir de las diez.

¿Cómo es Claudia, su personaje en la obra?
Es un personaje bastante cómico, una mujer de 50 años que decide declararse al que es su amigo del alma desde hace cinco años. Ambos se ven todos los fines de semana y ella ya no puede más, está enamorada de él y se lo dice. A partir de ahí empiezan a sucederse todo tipo de situaciones y cada uno comienza a descubrir cosas que no sabía del otro.

¿Piensa que un papel así, «sensual, dicharachero e irónico», como le definen, le viene como anillo al dedo?
Después de hacer La plaza del diamante y hacer de Praxágora en La asamblea de las mujeres, me venía muy bien algo así, más fresco y más divertido. No quiero contar mucho la obra porque quiero que la gente venga a verla, es miedo al spoiler, pero mi personaje es un canto a las mujeres de 50 años, una forma de decirles que todavía tienen vida. Aún te puedes enamorar y te puedes ilusionar, y aunque te digan ´prefiero que seamos amigos´, hay que seguir insistiendo.

Cuando una mujer de más de 50 años se cree invisible, ¿es porque ella misma no se ha propuesto dejar de serlo?
No, muchas veces esto es culpa de la educación o de cómo te haya tratado la vida, pero yo creo que todas las mujeres tenemos posibilidades de que nos miren. Absolutamente todas.

En la vida real, a la hora de dar el paso hacia una relación, ¿las mujeres lo tienen más claro que los hombres?
No, no. Hay mujeres que son más indecisas y otras mujeres que son más valientes. El ´no´ ya lo tienes de partida, pero si te dicen que sí, ahí está la ventaja. No creas que nosotras lo tenemos más claro, lo tenemos ciertamente igual de duro.

He oído que usted lo hace incluso mejor sin el guión delante. En el directo, ¿improvisa o se ciñe al guión?
Puedo improvisar, pero soy bastante obediente y me ciño mucho al guión y a lo que es la historia y el personaje. Es verdad que sí que se juega en el directo y tengo un compañero como Luis Mottola que me da mucho pie para jugar y para hacer, quizá, otro tipo de movimientos u otros guiños. Pero, realmente, los dos nos ceñimos a lo que está marcado por Tamzin Townsend y el guión. Lo que pasa es que el teatro es así y tienes la ventaja de poder ir experimentando y haciendo crecer al personaje.

¿Cree que se le valora como actriz?
Yo creo que sí que se me ha valorado bastante como actriz, pienso que las críticas que he tenido hasta ahora son muy buenas. Yo sigo trabajando y la gente viene a verme al teatro, cosa que agradezco enormemente. Este es mi camino y mi profesión, tampoco me fijo mucho en si estoy valorada o no. Con lo que sí que creo que cuento, y de ello estoy muy orgullosa, es con el cariño de la gente. En definitiva, creo que sí, que se me valora.

¿Piensa que el Goya que ganó en 2002 tuvo repercusión en su carrera como actriz?
No, la verdad es que no pienso que haya repercutido. Hace muchos años de aquello y yo seguí cantando. Lo de Rencor –película por la que recibió el galardón– fue algo aislado. Después hice algo de cine, pero la verdad es que al final me he dedicado más al teatro.

¿Le gustan más los papeles dramáticos o este formato de comedia romántica?
Me gusta todo porque cada cosa tiene lo suyo. He estado haciendo drama, he hecho La asamblea de mujeres de Aristófanes, he hecho un Juan Tenorio, de Ana en el trópico, también Sofocos... Y tras todo ello, llegó este libreto a mis manos y me gustó. Me reí muchísimo cuando lo leí y quise hacerlo.

¿En qué plataforma disfruta más como actriz?
No haces lo mismo en el teatro que en la televisión, o que en el cine. Son cosas diferentes y depende del personaje que me den. Es verdad que el directo del teatro es siempre maravilloso y que si te equivocas aquí no puedes echar marcha atrás, pero cada cosa tiene lo suyo. Ahora mismo estoy encantada de hacer teatro y soy feliz con él.

¿Proyectos para el futuro?
Tengo gira con Prefiero que seamos amigos hasta julio del año que viene; sigo en Tu cara me suena, empezaremos a grabar el 19 de septiembre; y el lunes pasado se estrenó el programa de Lolita tiene un plan. Como ves, no me puedo quejar.

¿Piensa que las sensaciones que se lleva el público de esta obra son buenas?
Hemos estado en Madrid dos meses, la semana pasada fuimos a Victoria, y la verdad es que la gente sale encantada y se ríe muchísimo. Por lo tanto, quiero y espero que en Cartagena el público disfrute y que se rían tanto o más.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine