02 de febrero de 2018
02.02.2018
Fraude fiscal

Investigan si Quique Pina llegó a defraudar 200 millones en los últimos 5 años

Cuando concluya el análisis del material decomisado en su casa, al delito de fraude fiscal que se le imputa podría añadirse blanqueo de capitales y falsedad documental - El agente murciano llegó ayer en un coche policial a Madrid, ya que hoy tendrá que declarar ante el juez de la Audiencia Nacional

02.02.2018 | 18:08
Momento en el que ayer un coche policial abandonaba la Comisaría con Quique Pina en dirección a Madrid.

El juez de la Audiencia Nacional José de la Mata interrogará hoy en Madrid al empresario futbolístico murciano y actual consejero delegado del Cádiz, Quique Pina, después de ser detenido el pasado miércoles por agentes de la Unidad de Delincuencia Económica y Fiscal de la Policía en su domicilio de Molina de Segura, en la carretera de El Chorrico, en el marco de la ´Operación Líbero´ contra el supuesto blanqueo de capitales procedente del traspasos de futbolistas y de actuaciones irregulares en transacciones de jugadores.

Los investigadores calculan que el agente murciano Quique Pina podría haber llegado a defraudar 200 millones de euros en los últimos cinco años, tal y como informaron fuentes cercanas al caso.

La Unidad de Delitos Económicos y Fiscales de la Policía Nacional (UDEF) y la Agencia Tributaria están inmersas en una investigación cuyo siguiente paso se dará cuando termine de examinarse el material que fue encontrado en el registro de la casa de Pina en Molina de Segura. El análisis de los documentos decomisados, detallan fuentes próximas, podría dar lugar a que el murciano no sólo estuviese investigado, como ahora, por un delito de fraude fiscal: se contemplarían también los delitos de blanqueo de capitales, falsedad documental e insolvencia punible.
Este último delito consiste en aparecer, de forma legal, como una persona insolvente ante sociedades a las que se les adeuda dinero y, mientras tanto, estar manejando cantidades importantes ajenas a su propiedad para fines lucrativos propios.

En concreto, los primeros indicios apuntan a que Pina solamente tributaba el 10% de la venta o el traspaso que completaba de un jugador de fútbol. En este sentido, los investigadores tienen claro que el sospechoso se lucraba de forma fraudulenta del dinero de los traspasos de futbolistas.

Después de dormir el miércoles por la noche en los calabozos de la capital murciana, el investigado fue trasladado ayer en un coche policial hasta Madrid. Hoy está prevista su declaración ante el juez de la Audiencia Nacional José de la Mata. Concretamente, Pina será llevado al Juzgado Central de Instrucción número 5 de la Audiencia Nacional.

Exjugador, empresario y agente de futbolistas, Pina tiene ahora mismo todas sus cuentas bloqueadas, como medida pertinente en la investigación. Asimismo, fuentes cercanas revelaron que se investiga el entorno del sospechoso y si llegó a utilizar a algunos parientes como testaferros.

La investigación que acorrala a Pina lleva en marcha desde 2015, año en el que ya la Agencia Tributaria detectó supuestos fraudes fiscales cometidos por el expresidente del Granada. En aquel momento, esas sospechas se pusieron en conocimiento de la autoridad judicial. Asimismo, un año después, en 2016, se abrieron diligencias previas. Fue entonces cuando el juez solicitó a los profesionales de la Agencia Tributaria y de la UDEF que se hicieran cargo de la investigación que ha acabado con la detención del murciano.

La mayor parte de las pesquisas se han centrado en cómo fue la gestión del exfutbolista durante el periodo 2009 y 2016, al frente del Granada. También se investiga si en su etapa en el Cádiz, hasta la actualidad, habría continuado con las mismas prácticas presuntamente fraudulentas.
Según consta en el Registro Mercantil, Pina ha ocupado en los últimos años dos cargos directivos en, al menos, seis sociedades. De hecho, aparece como administrador de tres empresas en España -dos registradas en Murcia y una en Alicante- vinculadas al sector de la construcción. Son de la inmobiliaria alicantina Lakisor, y las murcianas Flawless Intermediaria e Inversiones Mukar. Esta última se dedica a la construcción de edificios residenciales.

Los colaboradores más estrechos del empresario también están bajo el foco de la Policía. Entre ellos se investiga a su hermana, Elena Pina, y a directivos de sus empresas, como David Buitrago, caravaqueño que fue director deportivo del Cartagena en la etapa de Paco Gómez ,y el cartagenero Juan Carlos Cordero por haber actuado presuntamente como testaferros para facilitar la evasión fiscal y el lavado de los fondos defraudados. Formaban parte de larga lista de mercantiles empleadas en España por la red Calambur Intermediaciones SL, ADGB Sport SL, Quique Sport SL y Locos por el Balón SL, empresa esta última que es la que gestiona el Lorca Deportiva, de Segunda División B.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Buscador de deportes

Enlaces recomendados: Premios Cine