17 de enero de 2018
17.01.2018
Fútbol sala
Plásticos Romero31Ríos Renovables
 

El Plásticos no se descompone

El conjunto cartagenero gana con autoridad y firmeza al Ríos Renovables Zaragoza con un fútbol sala basado en la firmeza defensiva y la velocidad en ataque

17.01.2018 | 00:44
El Plásticos no se descompone
Los jugadores del Plásticos Romero Cartagena celebran uno de los tantos anotados en la primera parte del encuentro ante Ríos Renovables Zaragoza.

Juanpi, Drahovsky y Fernández son los autores de los goles del octavo triunfo de la temporada.

El Plásticos Romero doblegó al Ríos Renovables Zaragoza en un partido en el que los locales se mostraron firmes en defensa y veloces en ataque. El bloque local siempre contó con una marcha más que su rival, que sumó muchas imprecisiones en ataque.Al final, el equipo de Guillamón ganó de forma merecida los tres puntos en liza tras lo visto en el parqué.

Los dos equipos salieron a la cancha con las líneas de contención férreas y bien definidas. Plásticos Romero fue el primero en intentarlo cuando a los diez segundos Pelé estuvo a punto de llegar al balón en un centro de Juanpi. Al minuto, un tiro del propio Juanpi se desvió unos pocos centímetros del Marco de Arturo.

Cuando se alcanzaba el minuto 4 las líneas de ambos conjuntos se abrieron y donde Zaragoza contabilizó dos llegadas, que Marcao solucionó sin problemas. El esférico circulaba en ambas direcciones, aunque el Plásticos era el conjunto que más mordiente en ataque tenía, ante una defensa maña que utilizaba el 2-2 y que apenas dejaba huecos en su mitad de la pista.

Sin embargo, el ataque visitante acumulaba muchas imprecisiones en los pases y apenas inquietaban al guardameta del conjunto local.

Precisamente cuando los visitantes decidieron lanzarse al ataque fue cuando los de Guillamón lograron ganarle la espalda al rival, con un contragolpe que Juanpi culminó con el primer tanto de la noche en el minuto 12 de partido. Tras el 1-0 el juego se avivó aún más, ya que Zaragoza pretendía imprimir velocidad a sus ataques y los locales reunían más argumentos para sorprender. Disparos a media distancia eran parte de los mismos y de esta forma llegó el gol de Drahovsky y el segundo de la noche.

A falta de cuatro minutos para el descanso, Guillamón utilizó su tiempo muerto y a partir de esos momentos los albinaranjas soportaron una presión como si Zaragoza estuviera jugando de cinco. Pero el buen trabajo defensivo local y los continuos pases de banda a banda hicieron que se llegara al descanso con el marcador de 2-0 para los locales.

Zaragoza salió a morder y en tan solo 11 segundos tras el descanso Adri Ortego pudo acortar distancias con un disparo a quemarropa que despejó Marcao.

Esta intención de la escuadra visitante le podía dar más opciones a los de Guillamón en posibles ataques a la contra.

Con el paso del tiempo eran los blanquinaranjas los que perdían presencia en ataque y les costaba acercarse al marco de Arturo. En el minuto 27 Attos, con una vaselina que la defensa maña sacó en la línea de gol y un gran disparo de Pelé que se estrelló en el poste de Zaragoza, volvían a golpear.

Mientras tanto Zaragoza apretaba pero con falta de intensidad en los metros finales, por lo que la sensación era de cierta tranquilidad por el 2-0. De todas formas el Plásticos necesitaba un revulsivo. En el minuto 30 Guillamón ponía en pista a Juanpi, quien trató de buscar huecos con pases de larga distancia, pero sin fortuna.

A los 32 minutos Zaragoza era el equipo que más lo intentaba y conseguía acortar distancias con un gol de tacón de Richi Felipe. Acto seguido Marcao salvó el empate tras un mano a mano frente a Thiago Cabeça.

El Plásticos no se descompuso y buscó la tecla para volver a controlar el partido. Desde el 35 ya volvían a estar más cerca del gol y éste lo conseguían, gracias al tanto de Fernández en el 36.

Con el 3-1 Zaragoza comenzó a jugar de cinco, pero ya no tuvo consecuencias en el marcador.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Buscador de deportes

Enlaces recomendados: Premios Cine