FÚTBOL. FC Cartagena
FC Cartagena20Albacete
 

El sueño de una noche de verano

El Cartagonova se llena de esperanza con la cómoda victoria de su equipo en el Trofeo Carabela de Plata ante el Albacete, un conjunto de Segunda

12.08.2017 | 14:55

El lateral Óscar Ramírez y el debutante Isaac Aketxe anotan los tantos del triunfo albinegro

En su puesta de corto ante su afición esta pretemporada, el Cartagena cosechó una sensacional victoria ante un equipo de una categoría superior como el Albacete, que regresa a Segunda este mismo curso. Los de Monteagudo superaron a sus rivales de principio a fin y fueron capaces de plasmarlo en el marcador con los tantos de Óscar Ramírez al filo del descanso y de Aketxe, que se estrenaba ante el equipo del que viene cedido.

El inicio del choque fue un completo deja vu sobre lo que ocurrió la temporada pasada en más de un partido en el Cartagonova. No habían transcurrido ni diez minutos cuando los locales ya habían desperdiciado dos ocasiones clamorosas. Primero Cristo desarboló a la defensa albaceteña y asistió a Álvaro González. El ex del Villanovense, a la postre el más peligroso de los albinegros, golpeó mal a la pelota desde el punto de penalti y el balón se marchó desviado. Acto seguido, Cristo Martín disparó desde el interior del área, aunque un poco angulado, pero obligó a Danny Carvajal, el guardameta del Albacete, a sacar una mano sensacional.

A los cinco minutos, el canterano Mauro sustituyó a Míchel Zabaco, que abandonó prematuramente el campo por molestias físicas. En los instantes posteriores, fue el Albacete el que no logró ver puerta cuando lo tenía todo para marcar. Pau Torres erró su primera intervención en su nueva casa, pero el rechace lo cogió Jeremy Bela y golpeó el balón mordido. El delantero centro de los visitantes, Aridane, tampoco acertó a batir al guardameta catalán cuando recibió un centro desde la derecha en boca de gol.

En el minuto 22, el Cartagonova entero ovacionó a Miki Roqué, a cuya memoria se dedicaba esta XLVI edición del Trofeo Carabela de Plata. Tras unos minutos de ritmo más pausado, irrumpieron los dos recién llegados: Álvaro González por la banda derecha y Hugo Rodríguez por la izquierda. El ex del Villanovense arrebató el esférico a un defensa rival, galopó por su costado y asistió a Cristo. El tinerfeño falló de nuevo cuando el portero del Albacete estaba completamente batido. La grada se llevó las manos a la cabeza como si el partido significase algo más que un amistoso y temió que la falta de puntería arruinara también esta nueva campaña.

Sin embargo, cerca del descanos, Óscar Ramírez adelantó por fin a los cartageneristas en el luminoso y apartó los nubarrones que se cernían sobre el estadio. El lateral derecho albinegro apareció en el segundo palo para culminar una excelente asistencia del jerezano Hugo Rodríguez desde la otra banda.

El inicio de la segunda parte se retrasó durante más de quince minutos por un apagón de luz en el estadio Cartagonova. De hecho, el partido se reanudó con unas condiciones de luz claramente insuficientes.

El Cartagena continuó ofreciendo las mejores sensaciones, pero un fallo defensivo casi le condena al empate. Aridane recibió de espaldas dentro del área y se giró con demasiada comodidad, pero Marcos Morales reaccionó con solvencia. En la jugada siguiente, el joven portero madrileño intervino de nuevo para detener un zapatazo de un viejo conocido de la afición cartagenerista, el lateral Chus Herreros.

El delantero Aketxe debutaba en el Carabela de Plata con la camiseta albinegra, curiosamente frente a los que hasta hace una semana eran sus compañeros. El delantero bilbaíno salió de titular en la punta del ataque, pero en el primer acto se le notó su falta de adaptación y tocó muy pocos balones. Un disparo de falta en el primer acto que detuvo el portero rival y un remate en el primer palo demasiado forzado en la reanudación eran sus dos únicas intervenciones. Pero en el minuto 64 cazó el balón en el interior del área y, sin dudar un instante, anotó su primer gol en el Cartagonova, la mejor forma posible de presentarse ante su nueva afición. Cristo Martín tuvo en sus botas el tercer tanto de la noche, pero el tinerfeño no acertó con la vaselina que intentaba sobre un Tomeu Nadal que estaba muy adelantado.

La grada se llenó de ilusión al ver a su equipo aplastar con tanta facilidad a un Albacete Balompié, que por momentos parecía totalmente desbordado e incapaz de cortar la sangría de ocasiones de los locales. Es cierto que José Manuel Aira, ex entrenador del Murcia y actual técnico de los manchegos, terminó con un once sobre el césped totalmente distinto al que comenzó el partido, pero ni los titulares ni los suplentes demostraron que pertenecen a una categoría superior. Solo en el último cuarto de hora los albaceteños se hicieron con la posesión. Marcos tuvo que emplearse a fondo para evitar que Moli recortara distancias con un tiro lejano.

El técnico albinegro, Alberto Monteagudo, dio entrada en los minutos finales a Alberto Aguilar, cuyos problemas físicos le habían impedido debutar con el Cartagena esta pretemporada.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Buscador de deportes

Enlaces recomendados: Premios Cine