Polémica

La presencia del hijo del presidente en la plantilla, uno de los grandes problemas con la directiva

20.06.2017 | 04:00

José María Tapia es un joven de Villanueva de la Serena que lleva cuatro años en el club y que no tendría mayor importancia de no ser porque se trata del hijo del presidente, uno de los motivos que ha generado mucho distanciamiento entre Sanlúcar y la directiva del Villanovense. De hecho, fue a partir de un comentario realizado por el presidente a los medios en los que dejaba entrever que, bajo su punto de vista, su hijo estaba jugando poco, el detonante para que ninguna de las dos partes hayan puesto mucho de su parte para una posible renovación. De hecho Sanlúcar demostró sus prioridades y en el play off de ascenso el titular en todos los partidos en el carril zurdo fue Candelas, una decisión que no contentó mucho a su anterior presidente. Su independencia a la hora de tomar decisiones y la llamada de un club tan importante como el Real Murcia han sido una mezcla que ha terminado con el gaditano en el banquillo de Nueva Condomina.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Buscador de deportes

Enlaces recomendados: Premios Cine