FÚTBOL. Real Madrid

El Real Madrid celebra la Liga ante miles de aficionados en Cibeles

Decenas de miles de aficionados disfrutaron de la fiesta de madrugada junto a los jugadores

22.05.2017 | 16:06

El Real Madrid, con los capitanes Sergio Ramos y Marcelo besando y ataviando a la diosa Cibeles con la bandera y bufanda del club, celebraron la Liga 33 con decenas de miles de aficionados madridistas, que disfrutaron de la fiesta de madrugada y se citaron el 3 de junio tras la final de Cardiff.

Después de conquistar LaLiga Santander en La Rosaleda de Málaga con su triunfo (0-2), la plantilla del Real Madrid aterrizó con su vuelo chárter en el aeropuerto Madrid Barajas-Adolfo Suárez a la 1:15 horas de la madrugada, para dirigirse al estadio Santiago Bernabéu, donde cambiaron de autobús para recorrer el Paseo de la Castellana en uno descapotable hasta la fuente de la Cibeles.

Con un 33 en grande en el lateral del autobús, campeones 2016/2017 y el escudo del Real Madrid, los jugadores madridistas trasladaron su fiesta a la zona descapotada, al ritmo de la música de Sergio Ramos, que minutos después actuaría como maestro de ceremonias.

A la 2:37 llegaba el autobús a una abarrotada Cibeles, con cerca de 48.000 personas sin importar que se daba inicio a un lunes laborable, con el himno clásico del Real Madrid sonando por los altavoces.





"Es impresionante. Se demuestra en cada paso que damos el madridismo que hoy invade la capital. Es un día para disfrutarlo con ellos después de una Liga muy disputada", aseguraba Ramos a los medios del club.

Con micrófono en mano el capitán dirigió 23 minutos de celebración en la pasarela, alrededor de la fuente, que culminaron con Ramos y Marcelo dejando una bandera de España con el escudo del Real Madrid en el cuello y una bufanda en la cabeza, respectivamente, a una diosa que ambos besaron.

Los jugadores madridistas, con dos micrófonos que iban pasando, dirigieron los cánticos de la afición en su recorrido por la pasarela.




Corearon nombres de jugadores de la plantilla, entonaron canciones que suenan en el Santiago Bernabéu en cada partido y vieron como sus aficionados se salían del guión para recordar la figura del barcelonista Gerard Piqué y al Atlético de Madrid.

Bailaron la canción de moda del momento, Despacito, que incluso se atrevió a cantar Sergio Ramos instantes antes de pedir un nuevo Balón de Oro para Cristiano Ronaldo, que tomó la palabra para prometer al madridismo dar todo y "regalar la Champions" el próximo 3 de junio ante el Juventus italiano en Cardiff.

Todos los integrantes de la primera plantilla del Real Madrid más Zinedine Zidane y su cuerpo técnico, disfrutaron de un festejo en el que sólo faltó la copa de la Liga, que no se entrega hasta el inicio del próximo curso.

La final de la 'Champions' estuvo presente, con la mentalidad ganadora de los jugadores deseando regresar el 3 de junio de madrugada al mismo lugar y no tener que esperar al menos un año para hacerlo.

La parte trasera del autobús mostraba el mensaje de despedida a una afición que disfrutó al máximo el momento en una noche veraniega en la capital, que abarrotó los alrededores de Cibeles desde las 22:00 horas que su equipo se proclamó campeón de Liga . "Gracias madridistas. A por la 12", rezaba el escrito. El reto de ser el primer equipo en reeditar título en Liga de Campeones se acerca.
Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Buscador de deportes

Enlaces recomendados: Premios Cine