Pasando la Cadena

Zidane y Simeone, o 'la revoltosa'

08.05.2017 | 04:00
José Luis Ortín

Cuando a finales del XIX López Silva y Fernández Shaw escribieron La Revoltosa, con el maestro Chapí, el fútbol no existía, pero de alguna manera anticiparon en su patio madrileño el ambiente que hoy se respira en el Madrid futbolero. Zidane y Simeone, cuan Felipe y Mari Pepa, se aman en silencio y desean sus contrapuestas virtudes futbolísticas.

El francés hizo salir al Bernabéu a sus jugadores con el objetivo prioritario de no encajar goles, que era el fútbol del libreto particular del argentino, y este inculcó a los suyos la prioridad de hacerlos. El mundo al revés. Por eso, los atléticos siguieron fieles al sensible cambio dibujado por Simeone esta temporada y dejaron solo a Gabi con la escoba del medio centro. Esto ha supuesto perder su antigua seña de identidad y encaramarse al loable carrusel del juego lucido, como vitola necesaria para dar un salto de calidad a los colchoneros, una vez demostrada su capacidad de permanecer entre los mejores de Europa.

Zidane, que ha tenido el acierto y la valentía de consolidar al joven Casemiro en el centro equilibrante de su juego, cuenta con el mejor goleador del mundo y seguramente de la historia. Hace meses, cuando incluso le pitaban en el Bernabéu, comentaba con mis cartageneros de los miércoles, Pepe Cano, Ángel García -que colecciona experiencias relevantes-, Julio Mínguez y Pedro Conesa entre otros, y señalaba aquí, que Cristiano Ronaldo seguirá marcando goles juegue dónde y como juegue, aun con menos velocidad, y que si continúa los años que le quedan de fútbol encabezará a los goleadores históricos. El tiempo, juez incuestionable de todo lo mundano, dará o quitará razones, pero de momento apunta a eso.

Don Zinedine aprende partido a partido y demuestra que la exitosa flor que le atribuyen es un jardín de aciertos, aunque le salga alguna rosa negra. Ha tenido que lesionarse Bale, el segundo ojito derecho de Pérez -el primero fue Benzema-, para acertar con la tecla que tan certeramente le señaló Kroos: jugar con cuatro mediocampistas, aunque en realidad uno, Isco o el de turno, sea un media punta y otros dos interiores muy ofensivos. No puede ser de otra manera en el Madrid, donde jugar para atrás no ha sido nunca reconocible ni está bien visto.

Respecto al malagueño, he comentado con otros amigos dos convicciones. A Faustino Cano, compañero de aventuras en el Real Murcia que lamentaba con razón que a veces Zidane no pone a quien lo merece, por la suplencia inicial de Nacho; le apunté que el virtuoso Isco debería jugar con menos toques, mostrándose continuamente para agilizar el juego blanco, tipo Xavi, en lugar de querer protagonizar jugadas de Guinness. Su calidad lo permite y el físico se lo agradecería. A mis entrañables Paco Vera, Ildefonso Morcillo, Carlos Ovejero y Óscar, colegas semanales de frontenis, les he confiado que así jugará poco en el Madrid. Y les recuerdo que Guti atesoraba más calidad y condiciones físicas que él y nunca fue titular indiscutible. Hace poco nos decía a un grupo de futboleros el legendario Asensi, que el Flaco -por Cruyff- les dijo nada más llegar al Barça en 1973 que la que debería correr era la pelota, y añadió con sorna que Charly -por Rexach- decía que correr era de cobardes. Resumía, con el ejemplo de Busquets, que siendo la velocidad imprescindible la mental es la más determinante.

Zidane lo sabe y por eso anda haciendo probaturas con el cuarto medio en cuestión: Isco, James y Kovacic, con condiciones diferentes, se rifarán el puesto hasta que alguno lo entienda también, porque Lucas y Asensio son extremos más que volantes en su polivalencia, o hasta que venga alguien aprendido, que vendrá. Mientras, aprovecha a todos con notable fortuna.

Igual que Simeone sabe que debe salir del Atlético para crecer. En España y Madrid está condenado a ser un segundón, reñido con su carácter, porque lo han encasillado en el fútbol aguerrido, y el vistoso, de momento, no le sonríe con los atléticos. Quizás su valiente apuesta de este año sea querer demostrar lo que le niegan: que puede ser técnico para equipos como Real o Barça. Italia y Francia lo esperan.

Así, los protagonistas de esta Revoltosa futbolera separarán sus destinos. Zidane continuará cultivando flores triunfales, y que dure, y Simeone cardará otros hilos para hacerse el traje florido que anhela. Ojalá inaugurara el nuevo estadio porque el drama colchonero sería encontrarle sustituto.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Deportes

Dos triatletas vencen en la Carrera Nocturna Villa de Librilla
Dos triatletas vencen en la Carrera Nocturna Villa de Librilla

Dos triatletas vencen en la Carrera Nocturna Villa de Librilla

Dos triatletas, el madrileño Roberto Mohedano Rubio y la alhameña Laura Rubio Peña, fueron los...

Apoel-Real Madrid, en directo

Apoel-Real Madrid, en directo

El equipo de Zidane necesita una victoria en Nicosia para lograr el pase a octavos de la Champions

Sevilla-Liverpool, en directo

El conjunto andaluz se clasificará para los octavos de la Champions si derrota al equipo de Klopp

Alonso: "Estoy deseando que llegue Daytona"

Alonso: "Estoy deseando que llegue Daytona"

El asturiano ha rodado este martes en el circuito de Alcañiz con el Ligier del equipo United...

Oleson: "Tengo que ayudar más y dar un paso adelante"

Oleson: "Tengo que ayudar más y dar un paso adelante"

El escolta afirma que el esguince de tobillo que sufrió en San Sebastián ha mermado su rendimiento

Tráfico no ve responsabilidad penal en la conductora que chocó con Ángel Nieto

Tráfico no ve responsabilidad penal en la conductora que chocó con Ángel Nieto

El expiloto se golpeó la cabeza porque el casco lo llevaba suelto cuando fue embestido "levemente"

Buscador de deportes

Enlaces recomendados: Premios Cine