Real Murcia

Paco García empieza a llenar su revólver

El entrenador grana recupera una pieza clave como Adrián Cruz, con la buena noticia de que Germán reapareció en Huelva tras una grave lesión - Diego Benito regresará ante el Linares al quedarle otro partido de sanción y Wilson Cuero está a punto de recibir el alta

14.10.2016 | 04:00

El inicio de Liga del Real Murcia viene marcado por dos aspectos cruciales, por un lado que el equipo no ha sido capaz de ganar fuera de casa y por otro que, entre sanciones y lesiones, todas las alineaciones del entrenador estaban condicionadas, unas veces más y otras menos, por las ausencias. Sin embargo, cuando se va a celebrar la novena jornada del campeonato liguero en Segunda B, Paco García empieza a vislumbrar como poco a poco se va llenando un revólver que sigue guardando balas importantes, aunque en los otros huecos de la recámara aparecen proyectiles a tener en cuenta que pueden ser disparados mañana mismo para tratar de 'bombardear' al San Fernando en la Nueva Condomina.

Y es que, dentro de las malas noticias y de las dudas del arranque liguero, Paco García, el máximo responsable del banquillo murcianista, recupera una pieza fundamental para el estilo del nuevo Murcia, el centrocampista Adrián Cruz, quien fue expulsado en Jumilla obligado a cumplir una sanción de cuatro partidos. Parece lógico que Cruz sea titular incluso mañana ante los gaditanos, ya que sin molestias físicas, el centrocampista es uno de los jugadores con más oficio de la plantilla grana.

Otra noticia que bien puede sacarle una sonrisa a Paco García es que Germán Sáenz, tras una grave lesión de rodilla al comienzo de pretemporada que obligó al tinerfeño a pasar por el quirófano, regresó a los terrenos de juego el último domingo en el Nuevo Colombino ante el Recreativo. Pese a estar casi tres meses sin jugar, uno de los futbolistas más destacados de la última temporada tanto por su aportación individual como colectiva, entró unos minutos en la recta final de la abultada derrota de Huelva y, aún así, dio la sensación de estar más fresco que muchos compañeros. Al margen de todo, el olfato goleador de Germán sitúa al jugador en la rampa de salida no solo para ser titular, sino para tener alguna opción de convertirse en la referencia más adelantada del equipo, ya que cerró el último curso con diez goles en 34 partidos, unas cifras casi sobresalientes. Su facilidad para definir, incluso de cabeza, puede ser un recurso si los delanteros de la plantilla grana no terminan de hacer del todo bien su trabajo

La otra 'pena' importante para mañana es la ausencia de Diego Benito por tener que cumplir su segundo partido de sanción tras ser quien pagó los platos rotos de una serie de protestas en el banquillo grana por una entrada sobre Paris Adot ante el Granada B que el colegiado simplificó un poco al azar castigando a Benito por el resto de sus compañeros con dos partidos de sanción, ya que todo el banquillo grana saltó a protestar este lance cuando el partido tocaba a su fin con un marcador favorable para los granas de 2-1. En esa misma acción fue expulsado también el entrenador grana y la sanción de Paco García ascendió a cuatro partidos –mañana cumple el segundo– por «sujetar del brazo al colegiado», según reflejó el acta del encuentro disputados hace dos jornadas en el coliseo grana, con triunfo para los de casa con dos goles de Borjas Martín.

Para que el Murcia termine de arrancar el motor necesita de forma obligada que el talentoso centrocampista, uno de los jugadores más cotizados de la categoría de bronce, mantenga una regularidad que también necesita el equipo. Mañana tiene que cumplir su segundo choque de sanción, pero una semana después, ante el Linares fuera de casa en la décima jornada, el conjunto que dirige Paco García ya tendrá operativo y libre de cargas al 'cerebro' del nuevo Real Murcia.

Y otro que está muy cerca de recibir el alta médica es Wilson Cuero, quien tras sufrir una rotura de fibras en el choque ante la Balompédica Linense, con un mes de tiempo de baja según el parte médico, está ya a punto de obtener el permiso de los servicios médicos para ser otro efectivo más para un entrenador que en un par de semanas, salvo que ocurra algo inesperado, va a tener prácticamente disponible a la totalidad de su plantilla. El único que va a tardar más es el extremo Rubén Ramos, operado el lunes del menisco y quien tiene por delante una dura recuperación para ver si llega a tiempo de echar una mano para la segunda vuelta.

Esta semana también será baja por sanción el centrocampista Armando Ortiz, quien en Huelva vio dos tarjetas amarillas y no puede estar ante el San Fernando, a pesar de que el murciano se estaba haciendo fuerte en una posición, la de mediocentro, para la que se estaba perfilando como candidato al ser uno de los jugadores más polivalentes de la plantilla.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Buscador de deportes

Enlaces recomendados: Premios Cine