Real Murcia

10 años de todos los colores

Nueva Condomina, inaugurado el 11 de octubre de 2006 con el partido internacional entre España y Argentina, cumple su décimo aniversario - El estadio ha pasado de quedarse pequeño en Primera División a no superar los cinco mil espectadores en Segunda B

12.10.2016 | 04:00
10 años de todos los colores

­El estadio Nueva Condomina está de celebración. En el día de ayer cumplió su décimo aniversario. Diez años de todos los colores. Inaugurado el 11 de octubre de 2006 por todo lo alto, el recinto municipal ha pasado de quedarse pequeño para recibir a los grandes equipos de Primera División a no superar los cinco mil espectadores con la caída del Real Murcia a la Segunda División B. Con cuatro estrellas en su apellido y 31.500 butacas para los murcianos, el estadio fue inaugurado hace justo diez años por la selección española de fútbol. El combinado nacional, entrenado por Luis Aragonés, se imponía por 2-1 a la Argentina de Leo Messi. Xavi Hernández fue el encargado de anotar el primer tanto de la historia de la mejor instalación deportiva de toda la Región. David Villa, de penalti, rompería la igualada establecida por Bilos. Sería la primera de las tres visitas de España a Nueva Condomina (partido oficial frente a Bosnia en septiembre de 2008 y amistoso ante Polonia en junio de 2010).

Para ver al Real Murcia saltar al césped de la instalación ideada por Jesús Samper hubo que esperar al 26 de noviembre, día en el que se celebró el primer encuentro de los granas. La celebración anterior al encuentro no se alargó a la conclusión del mismo, y es que el Real Valladolid logró un contundente 1-4. El primer tanto grana en el recinto murciano lo consiguió Iván Alonso.

Durante la temporada 2007-2008, las gradas de Nueva Condomina se quedaron pequeñas. Con veinticinco mil abonados, el Real Murcia aterrizaba en Primera División. Ha sido el único curso que el recinto murciano ha disfrutado de la máxima categoría, ya que el resto de campañas ha alternado entre Segunda y Segunda B. Si hay un día que nunca olvidarán los aficionados es el del 8 de junio de 2013. Después de llorar unos días antes el descenso a la división de bronce, la caída administrativa del Guadalajara abría una puerta a la continuidad en el fútbol profesional. Ante Las Palmas, Matilla, de falta directa, fue el encargado de marcar el gol que daría una vida extra al Murcia. Y así lo celebraron los seguidores granas, que no dudaron en lanzarse al césped para acompañar a los jugadores en ese momento de alegría.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Buscador de deportes

Enlaces recomendados: Premios Cine