FC Cartagena

Limones despeja las dudas

El portero del FC Cartagena, que firmó una sobresaliente actuación ante el Melilla evitando la derrota del equipo, da carpetazo de esta forma a la desconfianza que se cernía sobre él acerca de su estado de forma en las jornadas precedentes

11.10.2016 | 04:00
Limones despeja las dudas

Hace tres jornadas el FC Cartagena goleaba a La Roda, pero se marchaba del campo con un lunar tras encajar tres goles en 20 minutos. Muchos fueron los que pusieron el foco de atención en la figura de Limones, al dudar de algunas de sus decisiones en ese encuentro. Algo similar volvía a ocurrir en la jornada séptima, cuando el FC Cartagena caía en casa ante el Lorca por 0-1 con error incluido de varios jugadores, entre ellos también el portero. El guardameta natural de Daimiel (Ciudad Real), suele andar bastante alejado de todo este tipo de críticas pero también de los halagos, porque tal y como él ha dicho en alguna oportunidad siempre cree que debe mejorar, partido a partido u año tras año, una motivación que lo tiene en lo más alto de este equipo en las cuatro últimas temporadas.

Pues bien, en el encuentro del pasado domingo ante el Melilla, el cancerbero cartagenerista evitó con sus intervenciones que el bloque dirigido por Alberto Monteagudo se trajese para casa una nueva derrota. El portero fue decisivo ya a los quince segundos, con un disparo que tuvo que repeler desde fuera del área de Rubén Sánchez, al igual que otros dos balonazos que enfilaban la portería, antes de mandar al larguero con sus manos un duro golpeo del atacante David Vázquez en el minuto 37. Pero si por algo se le recordará en este encuentro fue por la mano que sacó en el minuto 93 de partido, cuando restaban tan sólo 30 segundos para finalizar el mismo, en el que evitó que el cabezazo de Rubén Sánchez se colara junto al palo izquierdo de su portería y que su equipo se marchara con cara de tonto y un punto menos en su casillero.

Limones cuajó uno de sus mejores encuentros en los más de 120 partidos que lleva vistiendo la elástica albinegra, pero sigue haciendo el mismo ruido que antes, es decir, ninguno.

A sus casi 30 años –los cumple el próximo lunes–, el cancerbero albinegro es una de las piezas fundamentales en el esquema del FC Cartagena. Tanto es así que en el pasado mes de mayo arrancaba un compromiso de dos años con el club cartagenero, y por entonces decía sentirse «un privilegiado al poder seguir defendiendo este escudo dos temporadas más. Llevo más de cien partidos defendiendo esta camiseta y he pasado grandes momentos, pero estoy convencido de que lo mejor está aún por llegar», aseguraba por entonces el manchego.

A lo largo de las tres temporadas anteriores ha sido titular indiscutible para todos los entrenadores que tuvo, desde Tevenet hasta Monteagudo, lo que reafirma que su trabajo sí es muy reconocido de puertas para adentro de la entidad.

El club ha decidido que esta temporada tenga en su posición a una dura competencia. Se trata de Marcos Morales, quien de seguir así deberá ser el relevo generacional de Limones, ya que son diez años de diferencia con el veterano portero albinegro. No obstante, no parece que Limones esté mirando el futuro con la vista puesta en su retirada, ni mucho menos.

Monteagudo no vacila

Es consciente que la trayectoria futbolística de un portero es, por norma, más larga que la de un futbolista de campo y no tiene ningún interés en pensar más allá de lo que le ocurre ahora. Y lo que en estos momentos le pasa es que ha borrado de un plumazo y con unas cuantas paradas, la desconfianza que podría haber generado en algún sector de los aficionados e incluso de los medios de comunicación.

Parece que Monteagudo no tiene titubeos en ese sentido y que queda Limones para rato, al menos otra temporada más.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Buscador de deportes

Enlaces recomendados: Premios Cine