Real Murcia

La ingenuidad vuelve a penalizar los planes de Paco García para el Real Murcia

La expulsión de Diego Benito por protestar desde el banquillo obliga al técnico grana a retocar otra semana más un centro del campo en el que sigue sin contar con el también sancionado Adrián Cruz

03.10.2016 | 08:35
La ingenuidad vuelve a penalizar los planes de Paco García para el Real Murcia

La ingenuidad de los jugadores del Real Murcia sigue condicionando jornada tras jornada. Si Adrián Cruz perdió los nervios tras ver la roja en el choque frente al Jumilla, actitud que le costó cuatro partidos de sanción, y Fran Morante penalizó a su equipo en los minutos finales del choque contra el Melilla; el sábado fue Diego Benito el que cayó en la trampa de los árbitros. Pese a estar ya en el banquillo, el futbolista madrileño fue expulsado por protestar al colegiado una de sus decisiones. Aunque la roja no afectó al equipo, sí condicionará los planes de Paco García para el choque del próximo domingo ante el Recreativo de Hueva.

Sin Adrián Cruz, que cumplirá el último partido de castigo, y sin Diego Benito, el técnico murcianista deberá recomponer una semana más su centro del campo, donde las opciones se limitarán a Armando, Iru y Javi Saura. Y todo por acciones infantiles que no acaban de ser corregidas por un conjunto murcianista que pierde los nervios a las primeras de cambio.

Ocurrió en Jumilla. Después de ver una roja polémica en una acción contra Julio de Dios, Adrián Cruz se encaraba al colegiado, obligando a sus compañeros a intervenir para enviar al gallego al vestuario. «Se dirigió a mí gritando en varias ocasiones 'estás loco, estás loco'», escribía el árbitro en un acta que acabaría siendo determinante para que el centrocampista grana fuese sancionado con cuatro partidos. No estuvo en Nueva Condomina frente al Melilla, tampoco en la derrota contra la Balompédica Linense ni ayer en casa ante el Granada B. Tampoco podrá ser de la partida el próximo domingo en el Nuevo Colombino.

El castigo de Cruz no ha servido de escarmiento a sus compañeros. Una semana después, Fran Morante, que vio una primera amarilla por protestar, acababa expulsado ante el Melilla, poniendo fin a los mejores minutos de su equipo en la segunda parte.

Este mismo sábado eran Diego Benito y Paco García los que se veían superados por la ansiedad y caían en la trampa de las protestas arbitrales. En la misma acción, en la que el banquillo grana se lanzó al colegiado para protestar varias decisiones que no acababan de entender, Carbonell Hernández se desquitaba con dos rojas, una para el centrocampista, que había sido sustituido en el minuto 66, y otra para el preparador murcianista. A falta de que Competición publique las sanciones el miércoles, lo normal es que Benito no pueda estar en la convocatoria, mientras que el entrenador tendrá que seguir el choque desde la grada.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Noticias relacionadas

Buscador de deportes

Enlaces recomendados: Premios Cine