Fútbol. F. C. Cartagena

La Copa brinda la oportunidad a Arturo, Chus, Sergio y Pablo de brillar con luz propia

Alberto Monteagudo, entrenador del Cartagena, apunta a cambios en el once que salte mañana noche ante el Hércules

06.09.2016 | 00:05

La Copa del Rey, un objetivo festejado a lo grande por los jugadores y los dirigentes del FC Cartagena al término del año pasado, entra en acción mañana miércoles con el encuentro que dirimirá el equipo albinegro ante el Hércules, uno de los rivales más atractivos que podía tener en suerte el bloque cartagenerista en esta segunda ronda de la competición copera.

Alberto Monteagudo, entrenador del equipo que mañana actuará como local, ya ha advertido que habrá cambios en el once que salte de inicio mañana noche –a partir de las nueve y media– en el Cartagonova. Es, pues, el momento de que jugadores como Arturo, Chus Hevia, Sergio García o Pablo Ortiz cobren el protagonismo que no han tenido en este arranque de la competición tras tres partidos disputados y otras tres victorias cosechadas.

«Algún cambio en el once inicial habrá, porque algunos futbolistas no han disputado todavía ni un minuto. La Copa es muy importante para nosotros y los futbolistas titulares tienen más ritmo, pero también están más cansados y hay que jugar con eso», advertía el propio técnico el pasado sábado al término del encuentro ante el Mancha Real (3-1).

Es cierto que hay jugadores que están teniendo un peso específico en el once inicial. Futbolistas como Cristo Martín o el propio Sergio Jiménez, de medio campo hacia arriba, lo han jugado todo y son muchos los que están llamando a la puerta de Monteagudo, tratando de buscar su momento y demostrar que también son jugadores de inicio.

El propio técnico es el más consciente de que tiene una plantilla con muchos pesos pesados, algunos de ellos en el banquillo y que no tienen un puesto porque hay otros que están jugando y ganando los partidos. Es, por tanto, el momento de dar la alternativa a delanteros del corte de Sergio García –el gran revulsivo del equipo en el final de la pasada campaña–, de Arturo Rodríguez, que intenta reencontrarse con el gol, del propio Chus Hevia, quizá el que menos opciones está teniendo o del joven valor Pablo Ortiz, al que tantas flores suele echar el propio Monteagudo cada vez que se le pregunta por él.

El técnico no va a desarmar el equipo, porque un batacazo contra el conjunto alicantino, si así lo hiciera, podría tirar por tierra todo el buen trabajo que ha efectuado estos meses, pero sí que buscará un punto intermedio, con el fin de mantener esta dinámica ganadora que está dejando las mejores sensaciones en estas semanas de competición liguera.

Además, hay otros futbolistas como el propio Óscar Ramírez, que si bien ha estado en el banquillo convocado en las tres jornadas disputadas, no ha tenido opción de jugar ni un solo minuto aún.

El preparador no va a dar pistas a nadie hasta instantes antes de comenzar el partido. Además, tiene la suerte que todos sus jugadores están físicamente listos para entrar en la convocatoria.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Buscador de deportes

Enlaces recomendados: Premios Cine