Segunda División

El nuevo UCAM pierde sus señas de identidad en el estreno en Segunda

La fragilidad defensiva de los universitarios y la suplencia del defensa Góngora, capitán y uno de los grandes artífices del ascenso, ponen en alerta a un equipo que el domingo tiene otra prueba de fuego ante el Córdoba

24.08.2016 | 04:00
Ángel, delantero del Zaragoza, rematando de cabeza para batir a Biel Ribas.

El UCAM Murcia debutó con mal pie en el fútbol profesional. Lo hizo con una clara y contundente derrota en La Romareda frente al Zaragoza, un equipo que está diseñado para lograr la vuelta a Primera cuatro años después.

En este primer encuentro en Segunda, el conjunto universitario no dio muestra de sus caracterísiticas, aquellas que tan bien explotó la campaña pasada para conseguir el histórico ascenso, y esto le impidó competir con un rival de una entidad superior.

El equipo de Salmerón perdió de un plumazo la seguridad defensiva, aquella que conseguía con una presión intensa de todo el bloque. El plan era claro: destruir el juego del Zaragoza e intentar salir con velocidad a la contra. Pero apenas supusieron una oposición para los maños.
Los tres goles encajados, cifra inimaginable la temporada pasada, ya que el equipo azuldorado no recogió el balón de la red en tres ocasiones en un mismo encuentro, vinieron precedidos de errores garrafales en la marca.

Xumetra y Ángel fabricaron el primero. El extremo tuvo todo el tiempo del mundo, ya que ningún jugador del UCAM se lo impidió, para diseñar el pase en su cabeza y ejecutar el envío para el canario, que hábilmente le ganó la posición en dos ocasiones a Hugo Álvarez, central visitante, para batir por primera vez a Biel Ribas.

El segundo tanto llegó en una jugada a balón parado, otra de las fortalezas, tanto ofensivamente como defensivamente, del los universitarios el curso pasado. Un corner puesto desde la derecha desordenó la defensa visitante hasta el punto que propició hasta tres toques del Zaragoza dentro de su propio área.

En el aspecto ofensivo, el equipo que preside José Luis Mendoza, se vio mermado por la sorprendente suplencia de Góngora, primer capitán, y uno de los máximos goleadores en Segunda B, a pesar de ser defensa, gracias a sus magistrales lanzamientos a balón parado.
Otro aspecto a tener en cuenta en el debut del conjunto universitario, son las pocas opciones de gol que genera. Este problema ya lo ha acusado durante la pretemporada y persistió frente al Zaragoza. Un disparo de Iván Aguilar que detuvo sin problemas Irureta y el penalti que provocó, en el tiempo de descuento, hábilmente Jesús Imaz, fueron las únicas llegadas del equipo murciano. Pobre bagaje para un club cuyas aspiraciones son mantenerse en Segunda.

Con esta derrota, el UCAM se siúa en el farolillo rojo de la clasificación, aunque, de momento, es un puesto circunstancial. Puede dejar de serlo si no consigue estrenar su casillero de puntos en las próximas jornadas. Y no va ser fácil. El domingo, a las 19.00 horas, recibe al Córdoba, otro de los candidatos a luchar por el ascenso, que querrá sumar su segunda victoria de la temporada tras vencer al Tenerife por la mínima (1-0). En la tercera jornada, el club que representa a Murcia en el fútbol profesional, viajará hasta Sevilla para enfrentarse al filial del club hispalense, y en la cuarta volverá a recibir a otro ´gallito´ de la categoría, el Elche.

Mora, varias semanas fuera
El veterano centrocampista Sergio Mora estará en el dique seco entre cuatro y seis semanas. Así lo estiman los médicos tras la realización de la resonancia magnética. El madrileño sufre un esguince de grado 2 en el ligamento lateral interno de la rodilla derecha. La lesión se produjo en el entrenamiento del pasado viernes en un lance fortuito con un compañero.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Buscador de deportes

Enlaces recomendados: Premios Cine