Fútbol

El Murcia se guarda las espaldas

El conjunto grana se asegura una inyección económica a medio plazo con la salida de Alejandro Chavero a la Ponferradina y la cesión, por dos temporadas, del canterano Arturo al Levante - La marcha de Eddy es la última que queda por resolver

02.08.2016 | 08:38

El Real Murcia está haciendo un máster sobre cómo sacar rendimiento a los traspasos en tiempos de economía de guerra. Las salidas de Alejandro Chavero y Arturo aportarán un beneficio económico al club grana a medio plazo. La marcha del centrocampista catalán, quien ha firmado por la Ponferradina, ha sido un quebradero de cabeza para el equipo de Nueva Condomina durante las últimas dos semanas. Sin embargo, la postura firme del Murcia en las negociaciones para no ´regalar´ a su máximo goleador de la temporada pasada ha dejado a los granas satisfechos. Al igual que ocurre en la cesión de Arturo al Levante.

El primer resultado del adiós de Chavero se pudo comprobar ayer. Álvaro Moreno fue presentado como nuevo jugador del Murcia para dar por cerrado el centro de la defensa junto a Jaume Sobregrau, Fran Morante y Román Golobart. La cesión del central murciano por la Ponferradina va ligada a la marcha de Chavero, pero es que, además, el conjunto grana ingresará diversas cantidades económicas por objetivos que vaya cumpliendo el jugador con el cuadro de Ponferrada.

Guillermo Fernández Romo, secretario técnico del Murcia, explicó que en la operación no existe ninguna cláusula que impida al catalán disputar un hipotético playoff de ascenso que enfrentase a los granas al cuadro leonés. «No existe la ´cláusula del miedo´ en el traspaso de Chavero. Un jugador está o no está, no hay más», afirmó ayer Fernández Romo.

Las condiciones de la cesión de Arturo al Levante son similares. El futbolista de Abarán se marcha al filial granota para tener un rol más protagonista y asegurarse una buena cantidad de minutos en Segunda División B. Aunque, también está previsto que el cuadro valenciano cuente con él para las necesidades a las que se pueda enfrentar el primer equipo, de Segunda División.

Arturo, que cuajó una temporada discreta el pasado curso pese a que tras el descenso administrativo se convirtió en uno de los jugadores con mayor proyección del equipo, pasará en Valencia dos de los tres años que tiene de contrato con el Real Murcia y el Levante tendrá la opción de quedarse con el jugador en propiedad al término de cada campaña con un precio determinado para cada una de ellas. Además, al igual que ocurre con Alejandro Chavero, el conjunto grana también recibirá diversas cantidades por los objetivos que vaya cumpliendo el centrocampista.

Estas dos operaciones se asemejan a las de Eddy Silvestre. El canterano, que no contempla jugar con los granas en Segunda B, ya aportó un beneficio considerable a las arcas del club grana con sus cesiones al Eibar y al Córdoba el pasado curso, donde el Murcia también obtuvo la cesión del extremo Sergio García. El representante del jugador y el club se encuentran estudiando las opciones más favorables para todas las partes, aunque en este caso el rendimiento económico podría ser más a corto plazo con una cantidad inicial para hacerse con los servicios del centrocampista.

Este tipo de negociaciones, en las que el Real Murcia se ha convertido en un club experto, permitirán que el club grana obtenga un mayor rendimiento económico en un periodo donde el pago por los fichajes de jugadores prácticamente está reservado para algunos equipos de Primera y de Segunda División.

David Karanka, al Juvenil B
Por otra parte, el conjunto grana anunció ayer el ´ascenso´ de David Karanka como entrenador en las categorías inferiores. Tras una magnífica temporada en el Cadete A, el que fuera delantero del Real Murcia se hará cargo del Juvenil B, que disputará la Liga Nacional.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Noticias relacionadas

Buscador de deportes

Enlaces recomendados: Premios Cine