FC Cartagena

Un chasquido hace temer lo peor

Guirao, jugador del FC Cartagena que se lesionaba frente al Mar Menor, se someterá a una artroscopia tras la que se decidirá si operar el ligamento lastimado, que supone medio año de baja, o un tratamiento menos agresivo, que lo recuperaría en 6 semanas

22.07.2016 | 09:25
Juanlu Hens se acerca a Guirao tras ver los gestos de dolor del jugador al lesionarse

Tras el giro, un chasquido que el propio jugador puede llegar a escuchar; es el ruido que hace el ligamento cruzado anterior al romperse. Esa es la sensación, además de un fuerte dolor en la rodilla, que pudo experimentar el joven jugador del FC Cartagena Miguel Guirao, que puede haber visto cómo cambia un esperanzador año en el club albinegro por una odisea de operaciones, recuperación y adaptación.

Este instante, ese chasquido en el ligamento le puede hacer pasar por quirófano la próxima semana y que tenga una recuperación larga y tediosa. No obstante, el joven jugador procedente del Almería tiene aún la esperanza de que el médico del club albinegro, Pedro Martínez Victorio, le confirme que la rotura parcial del ligamento y del menisco no es tan grave y que el tratamiento debe ser menos imbasivo, y, por tanto, los tiempos de recuperación se reduzcan de forma considerable.

El jugador se verá sometido en unos días a una artroscopia –un tipo de cirugía en el que se introduce una cámara en la rodilla para observar los daños ocasionados en la lesión–.

A partir de la valoración que haga Martínez Victorio se decidirá el tratamiento a seguir.

En el caso de que se escoja el tratamiento conservador, suele deberse a que la rotura del ligamento cruzado anterior es parcial, pudiéndose regenerar con tiempo y rehabilitación, fortaleciendo la musculatura que rodea la rodilla. De esta manera el periodo de recuperación estimado es de seis semanas, lo que supondría para el joven jugador un auténtico alivio, ya que en octubre estaría perfectamente capacitado para volver a los campos de fútbol.

Sin embargo, si el médico observa que los ligamentos están muy dañados, escogerá la operación de reconstrucción del ligamento cruzado roto por artroscopia. Se trata de una técnica quirúrgica de mínima invasión y es la más utilizada hoy en día. En el caso de que el ligamento esté roto, el cirujano extrae con cuidado el ligamento cruzado afectado para después preparar los huesos (fémur y tibia) donde realizará un par de túneles para injertar el nuevo ligamento.

La fijación del nuevo ligamento se realiza con tornillos quirúrgicos y otros materiales, lo que con el tiempo permitirá al hueso crecer alrededor del ligamento fijándolo mucho más, mejorando la estabilidad del ligamento y por ende, de la rodilla.

De momento en el club prefieren ser lo más cautelosos posible, ya que será Martínez Victorio quien tenga la última palabra en este asunto. Dicen que el joven jugador está ahora más animado, aunque ha pasado malos momentos tras ver la gravedad de la lesión. Por otro lado, al ser jugador propiedad del Almería habrá que consensuar los pasos a dar y el club andaluz debe estar plenamente informado de todo lo que acontece al jugador. En el FC Cartagena no van a tomar decisiones aún. En el caso de que la recuperación exceda los seis meses será cuando los dirigentes decidan buscar soluciones para paliar esta desafortunada baja.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Buscador de deportes

Enlaces recomendados: Premios Cine