FÚTBOL. Segunda B

El Murcia no quiere tropezar otra vez con la misma piedra

El conjunto grana da prioridad en los refuerzos a los puntos más débiles del equipo del pasado curso al apuntalar la parcela ofensiva

26.06.2016 | 04:00
El Murcia no quiere tropezar otra vez con la misma piedra

La llegada del portero Diego Rivas, con amplia experiencia en Primera y Segunda División, supone cerrar una de las posiciones de la plantilla más delicadas

El Real Murcia ha decidido cambiar su estrategia en el mercado de fichajes esta temporada. El conjunto grana ya cuenta con tres caras nuevas cuando todavía restan tres semanas para que arranque la pretemporada y las incorporaciones que han llegado de la mano de Guillermo Fernández Romo parecen tener un objetivo claro. El secretario técnico del club quiere confeccionar una plantilla sin las carencias de los dos últimos cursos del cuadro murciano en Segunda División B. Es por ello que no se le ha ofrecido la renovación a ninguno de los jugadores que finalizarán su vinculación con el Murcia el próximo jueves, 30 de junio, y los primeros en llegar lo hacen con la premisa clara de reforzar los puntos débiles del equipo.

Si algo ha escaseado en Nueva Condomina en sus últimos intentos por volver al fútbol profesional han sido los goles. Gerard Oliva y el canterano José Ángel Carrillo tomaron las riendas del ataque murcianista en la primera temporada de José Manuel Aira, exentrenador grana y actual técnico del Albacete, pero ninguno de ellos consiguió firmar unos números acordes a las necesidades del club en su andadura por el Grupo I de la categoría de bronce. La llegada de Carlos Álvarez parece que insufló un aire nuevo a la punta de lanza del Murcia ese año, pero finalmente la falta de acierto del equipo en el área contraria le volvió a pasar factura en el playoff ante el Hércules. Con el delantero asturiano y el fichaje de Azkorra, a finales del pasado verano, tampoco se resolvieron los problemas esta temporada, puesto que la irregularidad de Carlos Álvarez y los continuos problemas musculares del bilbaíno volvieron a lastrar a los granas cara a puerta.

Por eso, Paco García, entrenador del Murcia, y Romo no han esperado a que avanzara el mercado de fichajes para reforzar el ataque, como ha sucedido en las últimas campañas. La primera incorporación ha sido la del delantero Borjas Martín, quien con 12 tantos el pasado curso con el Pontevedra supera los números de todos los delanteros del equipo murciano en las dos últimas temporadas. Cierto es que no será la única incorporación para asumir la responsabilidad de la parcela ofensiva este nuevo curso, pero las intenciones parecen claras.

Inmediatamente después de anunciar el fichaje del canario el conjunto grana también oficializó la incorporación de Javier Álvarez Titi, un extremo puro y un surtidor de balones. O lo que es lo mismo, un aliado para los delanteros y otro jugador capaz de ver puerta. El asturiano llega procedente del Logroñés, también del Grupo I de Segunda B, donde ha sido un fijo hasta que el Sevilla Atlético apartó del playoff de ascenso al cuadro riojano hace un par de semanas. Dos perfiles que son muy codiciados en el mercado y que, en esta ocasión, el conjunto grana no ha querido que se les adelantara nadie para intentar rentabilizar lo máximo las llegadas al área rival. El camino más corto para ganar los partidos.

Donde tampoco han querido esperar tanto Paco García como el secretario técnico ha sido en la portería. Ambos quieren tener la plantilla cerrada lo más pronto posible para comenzar a trabajar con la mayor cantidad de piezas posibles durante el verano, por eso, ante la petición de Fernando, único jugador al que se le ha presentado la renovación, para tomarse un tiempo y estudiar posibles ofertas de Segunda División, decidieron incorporar al guardameta Diego Rivas por si la negativa del murciano hubiera significado tener que buscar un portero con la pretemporada avanzada. La llegada del meta gallego permitirá a Paco García trabajar desde el principio con sus dos porteros y tomar una decisión consensuada para el inicio del curso. Diego Rivas y Simón Ballester pelearán por la titularidad desde el próximo 15 de julio, fecha en la que arranca la preparación veraniega. Aunque Rivas parta en principio con cierta ventaja, por su experiencia tanto en Segunda División como en Segunda B, tampoco hay que descartar un papel importante para Simón, puesto que ya estuvo a las órdenes de Paco García durante su etapa en el Imperial y ambos presentan un perfil de portero similar con personalidad para sacar el balón jugado y ágiles bajo palos.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Noticias relacionadas

Buscador de deportes

Enlaces recomendados: Premios Cine