Chicas al poder

Un sueño que protagonizan ellas

Nueva Condomina acoge un partido solo para mujeres y en el que interviene como árbitro el sacerdote Antonio Carpena

23.06.2016 | 00:51
Un sueño que protagonizan ellas

Dentro de la opción de alquilar el estadio para jugar un partido, 34 mujeres dejaron sus nombres inscritos al protagonizar el primer choque solo entre féminas.

Alegría. Ese es el sentimiento que mostraron las 34 chicas que disputaron el martes por la tarde un partido, que queda para la historia, en el estadio Nueva Condomina. Además, también participaron dos chicos a modo de refuerzo, uno en cada bando para compensar fuerzas.

El Real Murcia puso en marcha, para las últimas semanas del mes de junio, la iniciativa #YoDebutéEnNC dando la oportunidad a todos los aficionados al fútbol de jugar en el estadio. Esta propuesta tuvo una gran acogida por parte del público y la respuesta fue inmediata. Y, en esta aventura, no podía faltar un partido femenino. Las chicas no dudaron en sumarse y el resultado ha sido todo un éxito.

Ainhoa Castillo, recién graduada en Periodismo y trabajadora del Real Murcia, llevó a cabo la idea de reunir a un grupo de mujeres con la intención de disputar un partido en el estadio grana. Al principio podía parecer una ardua tarea pero en poco tiempo y con la ayuda de la difusión mediante las redes sociales consiguió un grupo decidido a ponerse las botas y lanzarse al terreno de juego. La mayoría no se conocían y aunque pocas disponían de técnica, las ganas y la ilusión no faltaban en ninguna.

Ganas que se trasladaron al campo de juego donde todas lucharon hasta el minuto final por hacerse con la victoria. Sin embargo lo que destacó por encima de todo fue el buen ambiente y la deportividad. Se puede afirmar que las ganas se impusieron a la dimensión del terreno de juego y ninguna se achicó ante tal desafío. Disfrutaron tanto que, al final, hasta el partido se les hizo corto.

El choque, que finalizó 8-4 para el conjunto blanco, fue dirigido por el cura Antonio Carpena, que pocos minutos antes había disputado otro partido de fútbol. En su faceta de árbitro cumplió con creces y facilitó el desarrollo del juego sin demasiadas interrupciones.

Para todas las chicas, de diferentes generaciones y profesiones, fue una experiencia inolvidable que, sin duda alguna, no dudarían en repetir. Esta es una muestra más de la implicación de las mujeres de la Región en el mundo del deporte. Pues, como se ha demostrado, este tipo de actividades son capaces de reunir a un grupo de gente para disfrutar de lo que más les gusta e, incluso, crear amistades. Todas pueden decir orgullosas que cumplieron su sueño de ser futbolistas en Nueva Condomina. Un sueño que esperan poder revivir algún día.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Buscador de deportes

Enlaces recomendados: Premios Cine