UCAM Murcia21Linense
 

El UCAM afina antes del play off

El conjunto universitario, con varias rotaciones en el once inicial, festeja la primera plaza con un triunfo ante la Balompédica Linense
en la última jornada del curso

16.05.2016 | 00:41
El UCAM afina antes del play off

El UCAM Murcia llega lanzado al play off de ascenso a Segunda División. El conjunto universitario superó ayer al Linense en el último partido de la temporada regular e igualó su mejor racha del curso. El campeón del Grupo IV de la categoría de bronce se enfrenta a la eliminatoria por el ascenso después de nueve encuentros sin conocer la derrota, donde el Racing de Santander, el Real Madrid Castilla y el Reus, campeones del resto de grupos, serán los posibles rivales del UCAM en el sorteo de esta tarde.

En los instantes previos al choque se estrenó el tema ´UCAMPEÓN´ compuesto por el grupo murciano ´La conjura de JAC´, donde el delegado universitario, José Antonio Pérez Sánchez es miembro para celebrar el primer puesto de la fase regular. A la fiesta se sumaron varios equipos de categorías inferiores del cuadro murciano, así como la Balompédica Linense, que hicieron el pasillo para recibir al equipo de José María Salmerón, entrenador del UCAM.

El técnico almeriense, aprovechando que no había nada en juego ya que ambos conjuntos llegaron a la cita con los deberes hechos, optó por cambiar a varios músicos de su orquesta. Los universitarios no se resintieron y la partitura volvió a ser la misma de todo el curso. Un equipo ordenado atrás, queriendo jugar el balón y con escasas llegadas al área rival. No obstante, ante el Linense los locales rentabilizaron al máximo sus ocasiones, ya que consiguieron enviar el balón al fondo de la red en los tres acercamientos con más peligro de los noventa minutos.
Iván Aguilar, Isi Ros y Álex Rubio fueron los goleadores de la tarde y neutralizaron el gol visitante de José Ramón a la media hora de juego.

Antes de eso el UCAM dominó la posesión del esférico y marcó el ritmo del partido. Los de Salmerón tenían la pelota en su poder. Se mostraron seguros y cómodos sobre el terreno de juego de La Condomina, pero era el Linense el que amenazaba al área contraria de manera más clara.
Manu Palancar y José Ramón avisaron en los primeros compases del encuentro con dos internadas por la banda derecha que despejó la zaga del UCAM. Poco después llegó una jugada que podría haber cambiado totalmente el rumbo del partido. Stoyko cazó un balón en profundidad que sorprendió a la defensa de Salmerón y cuando se iba a plantar ante Buba fue derribado por el portero en la frontal del área. El colegiado señaló el libre directo y amonestó al guardameta. Otro color diferente de la cartulina hubiera metido en un aprieto a los universitarios. A partir de ahí la Balona optó por repetir la misma fórmula e intentó seguir ganándole la espalda a los centrales del UCAM. Stoyko tuvo la ocasión más clara del choque, hasta ese momento con un mano a mano que envió muy desviado de la porteria contraria, y el conjunto murciano intentó responder con una combinación entre Isi Ros e Iván Aguilar que fue anulada por fuera de juego.

A la media hora de juego el Linense se cansó de avisar y José Ramón introdujo el balón en el fondo de la red con un disparo cruzado tras una buena triangulación entre los tres hombres de arriba dentro del área del UCAM. Los de Salmerón reaccionaron de la mejor forma posible y no perdieron los nervios. Siguieron tocando en el centro del campo y en la primera oportunidad clara que tuvieron llegó el empate. Isi Ros e Iván Aguilar volvieron a conectar en la frontal del área y el delantero malagueño definió con un disparo al primer palo que superó por bajo a Lolo Soler, meta visitante.

Con el empate volvió de nuevo el ritmo pausado del UCAM, que mantuvo hasta el descanso, mientras que los andaluces intentaban sorprender de nuevo manteniendo la línea defensiva en su campo e intentando ganar a sus rivales en velocidad.

Tras el paso por vestuarios el UCAM Murcia salió con una marcha más, pero a los de Salmerón les duró poco tiempo el efecto. El entrenador universitario decidió variar el plan e introdujo un doble cambio a los diez minutos de juego de la segunda mitad. Álex Rubio y Julio de Dios entraron al terreno de juego por Checa y Manolo dandole otro aire a la sala de máquinas universitaria.

Sin embargo, Julio de Dios, que su campaña en Murcia ha estado marcada por las lesiones, no entró con el ritmo del equipo al terreno de juego y pronto vio la cartulina amarilla por una entrada a destiempo. Todo lo contrario que el atacante andaluz, que en uno de los primeros balones que tocó sirvió para dejar solo a Isi Ros frente a la portería rival. Al joven murciano no le tembló el pulso cuando se plantó en el área visitante y batió al guardameta del Linense con una espectacular vaselina que acarició la red de la portería del fondo sur.

Un toque sutil que demostró, una vez más, la calidad que reside en las botas de Isi. La Balona intentó reaccionar, pero el segundo tanto del UCAM le sentó como un jarro de agua fría. El equipo de Manuel Ruiz, entrenador visitante, comenzó a acusar el desgaste de correr tras el balón durante gran parte del encuentro y los intentos por iniciar sus ataques de forma explosiva.

Sin embargo, durante esos minutos los universitarios también se manejaron como pez en el agua. El UCAM apenas sufrió sin balón y repelió los tímidos ataques que el Linense intentó construir. José Ramón y Stoyko fueron los principales referentes del equipo de Manuel Ruiz en la parcela ofensiva, pero poco a poco sus chispazos se fueron apagando.

Jesús Rubio estuvo a punto de firmar la sentencia con un balón que estrelló en el larguero, aunque no se hizo esperar demasiado. Iván Aguilar dejó de tacón un balón perfecto para que Tekio enviara el centro al área que remató Álex Rubio para poner el definitivo 3-1 a falta de quince minutos para la conclusión del encuentro. Bonita combinación de Iván Aguilar con el lateral derecho universitario en la que fue su última acción para cerrar un buen partido antes de ser sustituido por Pallarés.

En los minutos finales del choque apenas se vieron ocasiones. Ambos equipos daban el resultado por bueno y prácticamente firmaron un pacto de no agresión. El Linense parecía agotado en los que eran sus últimos instantes de la temporada, puesto que el próximo curso volverán a competir en el Grupo IV de Segunda División B y el UCAM Murcia, por su parte, ya contaba en el bolsillo con los tres puntos que le hacían llegar hasta los 77 en lo más alto de la clasificación y que suponen un registro histórico para los universitarios.

El equipo de Salmerón conocerá esta tarde a su rival para intentar dar el salto definitivo a Segundad División. Al ser campeón de grupo le bastaría con superar una sola eliminatoria en la que podría verse las caras con el Racing de Santander (Grupo I), el Real Madrid Castilla (Grupo II) o el Reus (Grupo III), los otros tres campeones de la categoría de bronce.

En caso de que los universitarios cayeran eliminados, contarían con otra oportunidad al ser incluidos dentro del cuadro del resto de equipos que pelearán por otras dos plazas que otorgan el camino hacia el fútbol profesional la próxima campaña.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Buscador de deportes

Enlaces recomendados: Premios Cine