Real Murcia

Portazo a la tormenta grana

Germán Sáenz destaca el "cambio de mentalidad" de un vestuario que sabe "lo que está en juego" y debe "adaptarse rápido" a los métodos de José Luis Acciari - "Hay que tirar para adelante, queda lo más bonito", reconoce el tinerfeño

13.05.2016 | 00:15
José Luis Acciari, entrenador del Real Murcia, golpea el balón durante un entrenamiento celebrado esta semana en Cobatillas.

La situación del Real Murcia continúa siendo la misma que el pasado domingo, cuando José Manuel Aira fue destituido, al menos en lo que a la clasificación se refiere. A José Luis Acciari, que el pasado lunes cogió las riendas del vestuario, apenas le ha dado tiempo a dirigir sus primeros entrenamientos al frente del primer equipo. De la llegada del argentino al banquillo, sin embargo, empiezan a desprenderse sensaciones que invitan a contemplar la botella medio llena.

El vestuario parece haber recuperado la alegría que se había esfumado al compás de los malos resultados que han privado al equipo del primer puesto del Grupo IV de Segunda División B. Una de las expresiones que el ahora técnico murcianista pronunció en más de una ocasión durante su periplo como futbolista («lo pasado, pisado») se ha instalado de forma automática en la mente de los futbolistas, que solo tienen ojos para lo que acontece en el presente y contemplan con suma ilusión el futuro que está por llegar.

«Estamos a tiempo de todo. La plantilla es espectacular y hay que lograr recuperar la versión que sorprendió a todos», reconoció el 'loco' Acciari durante su presentación. Su discurso no tardó en calar hondo entre los que a partir de ese instante iban a ser sus hombres, empezando por Fernando, que el martes expresó su plena confianza en «las opciones de ascender» que tiene el Real Murcia y siguiendo por el también canterano Arturo, centrado en el inicio de «una nueva etapa» en la que «hay que mirar hacia adelante».

Ayer fue el turno de Germán, que escasas horas antes había salido a la palestra al haberse asegurado la continuidad en el club hasta 2017, después de cumplir la cláusula en la que se establecía que si alcanzaba la treintena de encuentros ampliaba su contrato de forma automática. El jugador tinerfeño también se muestra partidario de aparcar los sinsabores que ha deparado la mala racha de las últimas semanas para afrontar el encuentro restante de Liga y el play off de ascenso con el optimismo por bandera. «Todos sabemos lo que está en juego y nos tenemos que adaptar rápido al míster y tirar para adelante, que queda lo más bonito», aseguró nada más comenzar la rueda de prensa que ofreció tras el entrenamiento de ayer en Nueva Condomina.

El aterrizaje de un nuevo entrenador dentro de un vestuario suele ser la antesala de una reacción que los jugadores acaban plasmando sobre el terreno de juego en la primera oportunidad que les reserva el calendario. Y el plantel del Real Murcia no es ajeno a esa tendencia en este tipo de situaciones, como se encargó de recordar el propio Germán: «Siempre que hay un cambio de entrenador se produce un cambio de mentalidad para intentar agradar al entrenador y se nota un incremento de intensidad».

Pero de poco servirá el 'efecto Acciari' al equipo grana si los futbolistas no siguen las directrices del preparador que acaba de coger la batuta. En estos términos se expresó el extremo canario, que asegura que «intentamos adaptarnos lo más rápido posible» a los nuevos métodos. «No tenemos tiempo para pensar, sino para actuar y poco más», prosiguió.

La visita a Algeciras entraña una importancia que trasciende la suma de tres puntos que pondrían fin al discreto bagaje de resultados de las semanas anteriores. Así, Germán tiene claro que «recuperar sensaciones pasa por una victoria y este partido nos sirve para coger esa confianza antes del play off».

Aira, víctima de las rachas
«No miramos más allá de este domingo. Hay que ganar, queremos el segundo puesto y no pensamos en otra cosa. Sabemos que después empezará el play off pero en principio hay que recuperar sensaciones, jugar bien y volver a ganar. A partir de ahí prepararemos el play off como toque», admitió el jugador murcianista, que no rehuyó referirse a los motivos que provocaron la destitución de Aira: «Creo que si un equipo va de manera más irregular y se mete al final como segundo se hubiese visto al míster como un dios. Ha sido víctima de hacerlo tan bien, de estar primero y de haber sacado tanto beneficio de los resultados».

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Buscador de deportes

Enlaces recomendados: Premios Cine