Baloncesto

El UCAM se mantiene muy vivo en la carrera

El equipo murciano supera al Tenerife, frente al que resuelve en el último minuto y medio una peligrosa pájara, y se vuelve a situar en puestos de play off por el título al caer el Bilbao Basket

08.05.2016 | 14:02

El UCAM Murcia salvó un nuevo obstáculo en este esfuerzo final en el que está inmerso por alcanzar los play off con una sufrida victoria ante el Iberostar Tenerife, que no se dio por vencido y, a pesar de ser dominado durante la mayor parte de los minutos, llevó al partido a la igualdad en el tramo final, obligando a los locales a rendir y dar la cara en un final apretadísimo.

Salvando a Kelati y Campazzo, fue el juego interior murciano el que rindió de manera excepcional durante todo el choque, en defensa, rebote y ataque, pero el protagonista estaba destinado a ser José Ángel Antelo, que celebró su cumpleaños con una gran actuación (19 puntos y 20 de valoración) que incluyó el triple final que sellaba el triunfo murciano.

Los primeros cinco minutos de partido dejaron a un UCAM Murcia aseado, que defendía con seriedad, reboteaba de la misma manera, y era capaz de construir en ataque por medio de Kelati, catalizador y líder del equipo en el inicio, y finalizar bajo el aro con Faverani. A Tenerife le costó un poco más entrar en el partido, y se vio en desventaja en el marcador ya desde muy pronto (10-5). Tras el fuerte inicio, el conjunto local parecía contagiarse de la lentitud ofensiva del rival, lo que hizo que el marcador se estancara y se sucediera una error tras otro por parte de ambos contendientes.

Hasta que Kelati se puso de nuevo manos a la obra para darle sentido al juego ofensivo local, y esta vez se alió con Antelo en la ejecución hasta que los universitarios adquirieron una renta importante de cara al final del parcial, que no fue mayor porque un triple desde su propio campo anuló uno anterior de Wood que parecía haber cerrado el primer acto (27-16).

Moreira, que a su intensidad habitual añadía de nuevo (como ante Valencia) una solvencia ofensiva respetable, fue el protagonista del inicio del segundo cuarto, en el que el UCAM Murcia, aún muy superior en el rebote en ambos lados de la cancha, mantenía las distancias con relativa comodidad (33-23).

Con una cara vocación a jugar interior en ataque, el UCAM Murcia aprovechaba su superioridad física y técnica dentro de la pintura, mientras que Richotti trataba de contener, con escaso éxito, a un rival que se iba escapando poco a a poco (41-27).

Vidorreta confió en alternar la defensa con zonas para dejar sin efecto el poder de los interiores murcianos, lo que le funcionó parcialmente, junto a la irrupción de Jones en el partido, para acercarse en el marcador.

Justo antes del descanso, Salva Arco castigó con dos triples consecutivos la descoordinación defensiva de los de Katsikaris, lo que sirvió como prueba de que no había lugar para los despistes ni las faltas de concentración, a pesar de que al descanso el marcador aún reflejaba una ventaja ligera para los locales (49-42).

En el inicio de la segunda parte el UCAM Murcia tuvo carta blanca para explorar sus fortalezas ante un Iberostar que no parecía tener soluciones para frenar, por ejemplo, la aportación interior de Antelo y Faverani, que dominaban ambas canastas con una superioridad casi insultante. Además, Campazzo metió una marcha más y se destacó con 5 puntos consecutivos que trajeron la máxima diferencia para en el marcador a favor local (61-44).

Pero Tenerife, viendo que la defensa murciana se hacía fuerte por dentro, miró hacia sus exteriores para dar un golpe de efecto, encontrando dos triples consecutivos de White y otro más de Arco que acercaron a la decena de puntos a los isleños, cifra que se mantuvo hasta el final del tercer acto, así como las opciones de los visitantes de aspirar a una victoria que los murcianos podrían haber enterrado (70-59).

El UCAM dio una vuelta de tuerca a la intensidad de su defensa para evitar verse sorprendido de nuevo como al final del tercer acto, pero fue castigado por los árbitros, que llevaron al equipo a bonus con seis minutos y medio por disputarse y a tener a tres jugadores amenazados con la expulsión. Con Antelo y Radovic anotando, el equipo local pudo mantener cierta ventaja a pesar del arranque de Beirán que recuperó balones y anotó por igual para amenazar el final de partido murciano (79-70)

Pero, viniendo de tan atrás, el nivel de moral de Tenerife estaba por las nubes, mientras que el UCAM no terminaba de adaptarse a la nueva situación. Beirán, Jones y Arco leyeron el partido a la perfección, y encontraron la manera de aprovechar puntualmente todos los huecos que la relajación defensiva murciana había dejado. El resultado fue un brutal parcial de 2-15 con el que Iberostar consiguió empatar el partido a falta de poco más de un minuto (79-79).

Era la hora de templar los nervios y buscar la épica, y esta tenía que llegar por parte del capitán, José Ángel Antelo, que además cumplía años, y convirtió un tripazo lateral que sentenció un partido que hubo que luchar hasta el final (88-83).

Los murcianos, a tres jornadas del final, vuelven a meterse ne puestos de play off al caer ayer el Bilbao Basket.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Buscador de deportes

Enlaces recomendados: Premios Cine