Real Murcia

Ganar, ganar y ganar

El Real Murcia está obligado a volver a la senda de la victoria en Nueva Condomina para seguir aspirando a la primera posición en el caso de que el UCAM pinche en Cádiz - Azkorra vuelve a quedarse fuera por lesión

07.05.2016 | 16:46
Tomás Ruso y Fran Moreno en un entrenamiento.

Los cinco últimos pinchazos del Real Murcia en Nueva Condomina han costado caro a los granas. El liderato, después de la derrota del pasado fin de semana en el Cartagonova, cambiaba de mano. A falta de dos jornadas para el final, Aira ni sus chicos –como dice la oración, «por mi culpa, por mi culpa y solo por mi culpa»– pueden presumir del primer puesto. Ahora es el UCAM el que disfruta de esa posición privilegiada. Pero, aunque es complicado, sobre todo teniendo en cuenta el bajonazo dado por los murcianistas, el pescado no está vendido. Hoy, en una jornada que se disputa en horario unificado, la clasificación puede volver a girar. Pero para ello, el Real Murcia está obligado a 'ganar, ganar y ganar' a un Granada B que, pese a no jugarse nada, llega a Nueva Condomina comandado por un José Miguel Campos que no está dispuesto a dejar escapar la oportuniad de alardear de un triunfo en el estadio en el que demostró que su libreta no está a la altura del fútbol profesional.

Con el objetivo claro, una victoria después de cinco pinchazos en casa que han sido los verdaderos culpables de la situación actual de los de Aira –segundos en la clasificación, con tres puntos menos que el líder y con un Sevilla Atlético que empuja fuerte por detrás–, el Real Murcia tiene muchas más cuentas pendientes. Conseguir el equilibrio en el centro del campo que permita dar consistencia a la defensa y abrir el camino hacia el gol, además de recuperar la sonrisa que poco a poco se ha ido apagando en un grupo que desde hace ya varias semanas viene demostrando que carece de fuerza moral y física para competir incluso con equipos que están demasiado lejos, como el Recreativo de Huelva o el Mérida.

Para que todo ello sea una realidad y la victoria vuelva a animar a una afición rodeada de fantasmas y de dudas, tanto José Manuel Aira como los jugadores deben dar un paso al frente. Sin Gorka Azkorra, fuera una jornada más por problemas físicos, y sin Sergi Guilló, con un golpe en la rodilla, la incógnita está en si el entrenador grana alargará su apuesta pese a los malos resultados o buscará en el banquillo la reacción que parece que no dan los de siempre.

Con Fernando, uno de los culpables de la derrota en el Cartagonova, atado a la portería; en la defensa tampoco se esperan cambios. Tomás Ruso y José Ruiz serán los encargados de liderar a una línea que últimamente está dando más facilidades que de costumbre. Arriba, Carlos Álvarez intentará recuperar ese gol que se le viene escapando ya varios meses, mala suerte que en el derbi se agravó con dos palos consecutivos. En la mediapunta también repetirá Fran Moreno.

Las novedades, de haberlas, llegarán en el centro del campo. Pese a la cabezonería de Aira de utilizar a Armando y Chavero como brújulas, la caída en picado de los granas en esta segunda vuelta podría llevar al técnico a hacer caso a la grada y dar una oportunidad a un Rafa de Vicente que desde el banquillo está viendo como sus compañeros son incapaces de conseguir una victoria. En el caso de que el malagueño tome el control del equipo, Chavero se desplazaría a la izquierda. Pero si Aira mantiene su idea, lo normal es que los extremos sean para Sergio García, que vuelve tras un partido de sanción, y Germán. Aunque éste último, que lleva bastante tiempo arrastrando molestias físicas, podría ser sustituido por un Javi López que todavía no ha dado muestras de las virtudes que llevaron al club grana a contratarle.

Por su parte, el Granada B aterriza en Murcia con la baja por lesión del meta David Robador. Además, José Miguel Campos ha dejado fuera de la lista a Denilson y Uche por si el primer equipo les necesita.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Buscador de deportes

Enlaces recomendados: Premios Cine