Nuestro golf

Golf y meditación contra la espina bífida

Sebastián García fue profesional a los 24 años y ahora, con 33, lucha contra esta enfermedad por volver a estar lo más arriba posible

06.05.2016 | 00:57
Sebastían García sonríe en una competición.

A sus 34 años, Sebi García (Sebastián García Grout) conoce más de la vida de lo que debiera. Él dice sentirse como si tuviera 27, pero bien es cierto que su gran hándicap en la vida ha sido fuera del golf, su gran hándicap ha sido la espina bífida. Nació en Bedford, en Inglaterra, de padre gaditano y madre inglesa, y a los 6 días se mudaron a Mallorca, donde sus padres se instalaron definitivamente. Comenzó a jugar al golf con 5 años, con unos palos de plástico que aún recuerda pero a los 11 comenzó a sentir fuertes dolores en las caderas y no podía caminar bien, los médicos le diagnosticaron espina bífida y le vaticinaron una vida postrado en una silla de ruedas.

Fueron muchos los especialistas que lo tuvieron en sus manos. Mientras, continuaba jugando al golf a pesar de los dolores, a los 16 años jugaba con el equipo nacional, estuvo dos años en Madrid, en la Residencia Blume y ganó muchos torneos, pero fue a los 20 años cuando encontró otra alternativa que le ayudó a sentirse mejor, la meditación y el yoga.

«No acabé en silla de ruedas porque mis padres buscaron otras opciones, la espina bífida es una deformación de la columna, y aun así he tenido suerte porque al tenerla en la zona lumbar lo puedo llevar pero con un cuidado extremo, he aprendido mucho sobre el cuerpo humano, el lenguaje de la mente y del cuerpo y sus conexiones», declaró a este diario.

A los 24 años fue profesional y a los 28 estableció un récord mundial al completar 18 hoyos con 58 golpes en un campo de par 71 en el Campeonato de España para Profesionales, torneo que ganó y que se disputó en el Valle Golf Resort. En 2011 entró en el European Tour, su sueño desde niño, pero un problema en una operación de rodilla le provocó una infección en la sangre y casi pierde la vida.

«Desde hace un año estoy trabajando con Jesús Calvo Pacios, quiromasajista y osteópata, él ha sido realmente la persona que me ha curado, es muy duro conmigo, pero merece la pena, lo que tenga que pasar pasará, de momento estoy en EuroPro Tour, quiero quedar entre los cinco primeros y entrar en el Challenge Tour y de ahí otra vez al European Tour, mi meta es ganar, ganar y ganar, casi pierdo el interés por este deporte pero ahora que me encuentro bien tengo muchas ganas, si me esfuerzo puedo ascender rápido, pero hoy por hoy solo pienso en el siguiente torneo y busco patrocinadores que me ayuden a conseguirlo, gente que crea en mí».

Le gustan los links, ya que son el origen del golf, y uno de sus mejores recuerdos es el record que batió en El Valle, para quien le acepte un consejo, el de romper con los noes y encontrar los síes, según sus palabras, «merece mucho la pena».

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Buscador de deportes

Enlaces recomendados: Premios Cine