FÚTBOL. FC Cartagena - Real Murcia
Futbolistas en ambos equipos 

Jugadores con camiseta reversible

En la historia del Real Murcia y el FC Cartagena hasta treinta y dos futbolistas se han puesto ambas equipaciones, catorce de ellos de la Región

29.04.2016 | 00:30
Jugadores con camiseta reversible

Este sábado vuelve a escena uno de los encuentros más apasionantes de toda la competición: el duelo regional más esperado, el Cartagena-Real Murcia. En la historia de ambos clubes, treinta dos jugadores han vestido ambas camisetas, catorce de ellos nacidos en la Región y otros dieciocho foráneos. El actual preparador albinegro, Montegudo, jugó con los granas.

El Fútbol Club Cartagena, con solo 21 años de vida, sustituyó como primer equipo de la ciudad al Efesé, actualmente en Preferente, que fue el más contumaz rival del Real Murcia en el ámbito regional. Aparecido el actual club en 1995, precisamente cuando el Cartagena FC se retiraba de la competición, portaba un hermoso nombre, el Cartagonova –que debió mantener siempre–, y fue desde entonces un consumado rival para el Murcia, siendo incluso el único club regional que le ha disputado la supremacía futbolística a los granas, tanto que incluso en una temporada (2010-11) los albinegros fueron la estrella solitaria de la Región en la división de plata.

Los futbolistas suelen ser gente proclive a los cambios, a vestir más de una camisola en su carrera. Muchos incluso cambiando el capote de seda del paseíllo, la de equipos potencialmente mejores, por el percal, el capote de briega, de equipos inferiores. Hemos repasado los peloteros que han vestido ambas equipaciones, y nos dan, salvo error u omisión, hasta 32 futbolistas. Con una sorpresa agradable: casi la mitad, 14, son de la Región. En esta amplia lista no incluimos aquéllos que formados en la cantera de alguno de los dos no llegaron al primer equipo. Ejemplo de esta situación los casos de Isaac Jové o de Chavero que jugaron en el Cartagena Promesas pero no en el FC Cartagena.

Catorce murcianos vistieron ambas camisetas: la mayoría jugaron en el Murcia antes de vestir la camiseta albinegra. Son los casos de David Díez y Ginés Requena, los primeros que pasaron directamente de la plantilla grana (95-96) a la del Cartagonova. El magisterio ese año de Fernando Rovira hizo que al final de la temporada, algún otro como Ruiz López , tomara el mismo camino. Pablo Box , uno de los internacionales juveniles que dio el Murcia, tampoco en el Cartagonova anidó, siendo uno de los futbolistas que más prometía en sus inicios. Antes que jugaran en el Cartagonova ya jugaron también en el Murcia los ex Cartagena FC Pedro Cordero, el primero de la saga cartagenera o Manolo Palomeque, que después de jugar en el Murcia en Tercera, ejercería en el Cartago, primero como futbolista y después como entrenador. De los muchos como ejemplo de amplio palmarés por todos los rincones, son Tato, que aún juega en Marruecos, galardón disputado en este aspecto por Cañadas. Murcia capital con seis nativos, seguido de tres cartageneros, y con uno de Blanca (Pablo Box), Albudeite (Cañadas), Águilas (José García) y Caravaca (Urzáiz) configuran el mapa de la Región.

Y dieciocho foráneos: con el guardameta Trujillo, palmero, se iniciaron los trasvases entre ambos equipos. Prácticamente casi todos cambiaron la seda por el percal. Algunos, como el caso de Merino, incluso se quedaron a vivir en la zona. Solo un extranjero, Azcárate, argentino de Mar de Plata, cedido por el Atlético de Madrid, tan amoroso de los centrales sudamericanos desde los tiempos de Griffa; primero en el Cartagonova y luego, dos campañas, en el Murcia. Es el único con Natalio, que nadara, es un decir, antes en el Puerto y después en el Segura. Todos actuaron en el Murcia y recalaron (algunas veces cedidos, como fueron Isach y Gómez), después en Cartagena.

La mejoría espectacular de los cartageneristas, las tres campañas seguidas en Segunda División, incluida, como escribíamos más arriba, una estancia en solitario en la división de plata (2010-11), se reflejaron en los peloteros que llegaron. De Lucas, goleador contumaz, aquí y allá, frente al Murcia, o Clavero fue la norma. Un futbolista sensacional, como Loreto, impenitente goleador, quedó marcada su estampa en la promoción de ascenso contra el Córdoba, el día del pelotazo, que impidió solo retardar, el tan ansiado ascenso cartagenerista.

Entrenadores en los dos campos: desde Pedro Valentín Mora Marine, el primer entrenador que ascendió a Segunda B al Cartagonova, hasta José Miguel Campos, han sido los entrenadores que se han sentado en los banquillos de ambos clubes.

Inestable, tanto en el Murcia como en el Cartagonova, sobre todo cuando Samper o Paco Gómez tenían las riendas tensas y de fácil movimiento. No son muchos. Salvo error u omisión, son: Mora, Mesones, Campillo, Fabri y José Miguel Campos. Como es el caso del actual entrenador Monteagudo, son similares las de Chechu Delgado, Paco Sánchez, Paco Jémez y Paco López , que fueron jugadores del Murcia, entrenaron al Cartago-Cartagena, sin formar parte nunca de su plantilla, como futbolistas. A diferencia de Palomeque, ya citado.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Buscador de deportes

Enlaces recomendados: Premios Cine