Liga ACB

Frío para el UCAM, calor para Katsikaris

La afición tributará un recibimiento cálido al técnico de un equipo murciano que ha perdido los nueve partidos que ha disputado en su historia en Bilbao

06.02.2016 | 04:00
Fotis Katsikaris.

Bilbao es tierra maldita para el UCAM Murcia. Allí, junto a la ría del Nervión, no conoce la victoria en su historia. Ni siquiera en la única temporada que se enfrentó al actual club bilbaíno en Liga LEB, en la 2002-2003, que acabó con ascenso de los murcianistas a la ACB, alcanzó la victoria. En La Casilla, donde se disputaban los encuentros antes del traslado a Miribilla, el equipo que entrenaba Felipe Coello y que contaba en su plantilla con José Luis Galilea, Matt Nover, Xavi y Edu Sánchez, Stacey y Antonio Reynolds-Dean, entre otros, cayó por 83-65 frente a un rival que contaba con Javi Salgado y un jovencísimo Tiago Splitter. Después se han visto las caras en la máxima categoría ocho veces y en todas ha vuelto a vacío, igual que aquel día de abril de 2003.

El UCAM encontrará frío en Bilbao de un público que ejerce una gran presión. También tendrá enfrente a un rival que no olvida la derrota sufrida en la primera vuelta –quinta jornada– en el Palacio de los Deportes (96-68). Los 'hombres de negro' cayeron con estrépito ante un equipo murciano que ese día tuvo a seis jugadores por encima de los diez puntos.

Quien sí encontrará calor, aunque solo antes del encuentro, en Miribilla, será el entrenador del UCAM, Fotis Katsikaris. El griego es muy querido en Bilbao. De hecho, durante los dos años que fue seleccionador de su país y no dirigió a ningún club, tuvo allí establecida su residencia con su familia. El público tributará un especial recibimiento al técnico que entre 2009 y 2013 les hizo vivir los mejores momentos del club. Un subcampeonato de la ACB en 2011 después de caer en la final ante el Barcelona y de eliminar al Real Madrid en semifinales, fue el primer gran éxito. Después llegó otra 'medalla de plata', un año después en la Eurocup. El entrenador griego dejó huella en una época en la que la entidad estaba controlada por Gorka Arrinda, conocido representante de jugadores.

Los bilbaínos cayeron después al infierno económico. La ACB los expulsó de la competición en julio de 2014 por sus deudas –los jugadores estuvieron varios meses sin cobrar–, pero la mediación del presidente del Consejo Superior de Deportes, Miguel Cardenal, les salvó de la desaparición. Esta temporada han vuelto a lograr la clasificación para la Copa del Rey, pero su pista ya no es inexpugnable, porque allí han ganado Tenerife y Movistar Estudiantes, por ejemplo.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Buscador de deportes

Enlaces recomendados: Premios Cine