Real Murcia

Al mal tiempo, fútbol

El Real Murcia, que regresa el domingo a la competición liguera, tiene la oportunidad de retomar la buena racha de resultados en Liga como la mejor medicina ante la incertidumbre que reina entre todos los aficionados tras el fallecimiento de Jesús Samper

31.12.2015 | 04:00
Sergio García celebra el segundo tanto ante el Cartagena junto a Gorka Azkorra.

­Al mal tiempo, fútbol. No queda otra filosofía que aplicar en el Real Murcia teniendo en cuenta que los jugadores que dirige José Manuel Aira vuelven dentro de cuatro días a la competición liguera después de la conmoción que ha causado entre el murcianismo el fallecimiento de Jesús Samper, el presidente de la centenaria entidad, el pasado 18 de diciembre y después de estar ingresado varios días en un hospital por unos problemas que nadie preveía que pudieran desembocar en el peor de los finales posibles. La mejor medicina que puede aplicarse el murcianismo es la de seguir el camino deportivo que tan bien trazado tiene por ahora la plantilla diseñada por José Manuel Aira.

Aunque la relación de los jugadores de la plantilla actual con Jesús Samper era casi inexistente, salvo en un par de excepciones, la realidad es que no solo los aficionados están expectantes, ya que José Manuel Aira y sus jugadores tienen ante sí el reto por un lado de seguir siendo el equipo a batir por todos los rivales del Grupo IV y por otro demostrar que la profesionalidad del grupo debe estar por delante de preocupaciones personales. En este sentido, los herederos de Jesús Samper ya han deslizado en sus círculos cercanos que nadie se ha planteado la opción de dejar ´tirado´ al Murcia y que piensan facilitar la llegada de alguno de los grupos interesados en hacerse con el valioso paquete accionarial de la entidad deportiva más importante de la Región.

En el capítulo deportivo, el único en el que la plantilla y el entrenador pueden aportar, el Murcia tiene por delante la ocasión de disputar dos partidos casi seguidos que pueden catapultarlo de nuevo al liderato de la clasificación, un premio que actualmente ostenta el UCAM, ya que el choque de los granas contra el Granada B fue aplazado al miércoles de la semana próxima por el fallecimiento del presidente grana. Así, en cuatro días, los murcianistas tienen por delante los deberes de sacar seis puntos que los llevarían de nuevo a lo más alto de la clasificación. El domingo a las doce del mediodía en Nueva Condomina llega el Algeciras en lo que será el penúltimo choque de los granas antes de comenzar la segunda vuelta del campeonato, ya que el miércoles toca visitar al Granada, el día de Reyes y también a las doce del mediodía. Serán dos encuentros importantes que servirán para medir cómo va a salir la plantilla después de una situación que se vuelve preocupante con la desaparición de Jesús Samper, quien con sus aportaciones de doscientos mil euros mensuales hacía frente a los gastos que genera un club que ha quedado descabezado con su desgraciada muerte y en el que los intereses personales por escalar puestos de algunos de los miembros del consejo de administración también pueden perjudicar seriamente algunas negociaciones abiertas.

De hecho, todo el trabajo que se está realizando ahora mismo, al margen de compradores e interesados en ganar protagonismo, se centra mucho en cuidar el buen estado anímico de la plantilla. El gerente del club, Víctor Alonso, fue el encargado de reunirse con los jugadores y el cuerpo técnico para transmitirles que se están haciendo las gestiones pertinentes para garantizar la totalidad de sus salarios, algo que debe ser definitivo para que los jugadores, por mucho que les llegue ruido externo, se centren en seguir ganando partidos para tratar de conseguir lo que el curso pasado se quedó muy cerca, un ascenso a Segunda División que, ahora sin Samper poniendo el dinero de su patrimonio, se presenta casi como la única vía posible para garantizar la viabilidad de la centenaria entidad.

Sobre posibles compradores e interesados, esta semana ha sobresalido la figura del notario murciano Francisco Tornel, quien ha asegurado en distintos medios de comunicación que tiene intención de aportar la próxima semana la cantidad de 150.000 euros (el coste aproximado de las nóminas mensuales de toda la plantilla) como prueba de que tiene detrás, según él, un grupo de empresarios que están dispuestos a rascarse el bolsillo para garantizar la supervivencia del Murcia. El notario afincado en Elche lleva desde el verano anunciado que tiene a gente detrás dispuesta a invertir muchos millones en el Murcia, por lo que en las oficinas de Nueva Condomina ya lo están esperando con los brazos abiertos para saber si sus intenciones se van a convertir en realidades o si, por el contrario, se unirá a la lista de ´pretendientes sin liquidez´.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Noticias relacionadas

Buscador de deportes

Enlaces recomendados: Premios Cine